Ruta de Sección: Inicio > Colaboraciones > Ramana Maharshi

Biografías y Reseñas - Ramana Maharshi

Ramana Maharshi

por José Manuel Lagunas
Ramana Maharshi

La biografía de Sri Ramana Maharshi es de sobra conocida, su nombre de nacimiento era Venkataraman y para sus fieles era "Bhagavan" (Señor, glorioso, venerable). En especial el acontecimiento que a edad temprana, diecisiete años, le marcó para siempre y supuso su total entrega a la indagación del Sí mismo.

El mismo Sri Ramana cuenta que un día en casa de un tío suyo, sin que mediara ningún suceso en particular, le sobrevino un miedo intensísimo a la posibilidad de morir. En ese mismo instante empezó su vía de interiorización dramatizando el suceso de la muerte, adoptando la posición yacente e indagando intensamente qué es lo que muere en realidad. Como consecuencia de la intensidad de su interiorización se le reveló el "Yo" o Atman inmortal como completamente diferente del cuerpo e inafectado por el proceso de morir, de tal modo que la absorción de su atención en dicha Realidad prosiguió ininterrumpidamente toda su vida. Desde entonces aunque se ocupase de cualquier actividad su mente seguía anclada en la conciencia del Atman. Al poco se dirigió a Tiruvannamalai, localidad al pie del monte Arunachala, lugar que ya no abandonó, y donde con el tiempo se formó el famoso Ashram.

Esa realización "espontánea", fuera de los cauces regulares, es muy peculiar de Sri Ramana y, por tanto, su enseñanza también está signada por esa "irregularidad". En realidad la única enseñanza cierta que Sri Ramana propone es la llamada atma-vichara, una constante indagación sobre la pregunta "¿quién soy yo?", y fijar la atención en el Silencio que emana su respuesta. Sumergir la atención una y otra vez en el Atman hasta darse cuenta de que uno es Eso en verdad, más que sus aparentes modificaciones. No obstante, Sri Ramana también recomienda la vía devocional o entrega del "yo" al Sí mismo, el esfuerzo constante por la interiorización, el no sentirse "hacedor" de los actos, es decir, las grandes margas o vías tradicionales. Su peculiaridad radica en que pone el énfasis en que al final, se siga la vía que se siga, la mente tiene que encontrar su fuente y residir firmemente en ella, en el Sí mismo eterno, silente y pacífico, nuestra verdadera naturaleza. Es por ello que siempre se le atribuye un carácter más "jnánico" a su propuesta.

Por esa famosa historia de su realización "repentina" parece que todo fue fácil para él. Lo que se olvida es que su retiro a Arunachala fue en rigor una retirada total del mundo que casi lo lleva a la muerte física. Viviendo prácticamente desnudo, sin comer, sin hablar, retirado en una cueva, su "muerte" a este mundo duró varios años en los que nadie sabe la transmutación o transformación que allí sucedió. Se dice que lugareños se apiadaban y le cuidaban dándole algo de comer, beber, abrigo y, con el tiempo, fue "volviendo a este mundo", diciendo alguna palabra y saliendo al exterior poco a poco. Lo paradójico es que retirado y aislado del mundo de forma voluntaria, se ha llegado a hacer, bien a su pesar, uno de los más conocidos Sabios del último siglo. Fue a través de los famosos libros de Paul Brunton y Arthur Osborne quienes lo citan en sus "búsquedas" espirituales y libros de viajes sobre la India, que su existencia fue dada a conocer al mundo occidental.

Poco a poco se fue formando una comunidad de fieles y devotos en torno a él, hasta que se creó el Ashram que todavía hoy lleva su nombre "Ramanasramam", en Tiruvanamalai al pie del magnético Arunachala, verdadero "Corazón del mundo" para Sri Ramana. Lo cierto es que el testimonio de cientos de personas que fueron en su búsqueda para resolver sus inquietudes espirituales recibieron lo que se ha dado en llamar una "acción de presencia", mucho más directa a través de su Silencio que de sus palabras, que han sido recogidas en su mayoría como contestación a las múltiples preguntas que se le inquirían. El testimonio de la fuerza de su Mirada y su penetrante Silencio hacía que toda la agitación ordinaria se acallase, y ese Sí mismo que él encarnaba se revelase con toda certeza en aquellos que iban desde todos los lugares del mundo en busca de paz.

Sri Ramana Maharshi ha supuesto para occidente una posibilidad de acceso a las enseñanzas del Vedanta en su, a la vez, rigurosa y accesible exposición. Y también una oportunidad de unirse a esa cadena ininterrumpida de Sabios que han revelado y encarnado al Sí mismo como la Realidad última en nosotros. Afortunadamente la Editorial Sanz y Torres a través de Ignitus Ediciones está en el proceso de publicar toda la bibliografía posible en torno a Sri Ramana, y gracias a ello los lectores de habla hispana tenemos acceso a sus palabras, ya que los libros que habían sido publicados por otras editoriales son ya más difíciles de conseguir. No obstante vamos a reseñar todos los que podamos puesto que cualquiera de ellos es una joya de sabiduría.

Vamos a empezar con dos volúmenes editados por Kairós, el primero de ellos consideramos que es el más recomendable para quien no conozca nada de Sri Ramana ni de su enseñanza, el otro "Enseñanzas Espirituales" tiene la virtud de recoger dos de los libros ya míticos de Sri Ramana que recogen respuestas a las preguntas de sus discípulos: el Nan Yar? o ¿Quién soy yo?, y el Evangelio de Maharshi, además de un prólogo muy interesante de Jung. Seguiremos por los libros que recogen la enseñanza de Sri Bhagavan en la forma más conocida, a través del diálogo con sus devotos en esa forma de preguntas y respuestas. Después siguen dos obras escritas por el propio Ramana que se pueden considerar como las más doctrinales: El Sat Darshana, más conocido como el Ulladu Narpadu, y el Upadesha Saar. Le sigue el Sri Ramana Gita otro libro en forma de preguntas y respuestas recogidas por uno de sus más antiguos discípulos. Continuaremos con dos interesantes y deliciosas obras, ya más recomendadas para quien quiera profundizar en la enseñanza del Maestro, como son la Paravidya Upanishad y el Guru Vachaka Kovai, compuestas también por discípulos suyos. Después reseñamos, aunque sea a título de curiosidad, dos ediciones antiguas de Kier de los libros que dieron a conocer a Sri Ramana al mundo occidental de la pluma de Arthur Osborne. Y terminaremos con un libro publicado este año de 2008, que gira en torno a las enseñanzas de Sri Bhagavan escrito por uno de sus discípulos occidentales, Michael James.

Reseñas de libros

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Colaboraciones  | Ensayos  | Entrevistas  | Charlas  | Diálogos RSSFacebookTwitter