Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Día a día con Bhagavan

Libros - Ramana Maharshi

día a día con bhagavan

Día a día con Bhagavan

Detalles del libro:

Título: DÍA A DÍA CON BHAGAVAN
Título Original: Day by day with Bhagavan
Autor: A. Devaraja Mudaliar
Nº de páginas: 334
Editorial: Sanz y Torres
Año de edición: Primera edicción: 2010
ISBN: 978-84-92948-94-9

Prefacio:

Quizás no esté fuera de lugar alguna palabra sobre el origen de esta obra. Fue mi gran fortuna vivir durante más de cuatro años, desde agosto de 1942 hasta el final de 1946, en Sri Ramanasramam y tener el beneficio inestimable del contacto diario con nuestro Bhagavan. Después de haber estado allí durante algunos meses, diversas personas que visitaban el ashram, comenzaron a sugerir que sería una buena cosa si yo registraba los dichos de Bhagavan sobre temas espirituales, bien en respuestas a preguntas de los visitantes o bien en cualquier otro contexto. Durante mucho tiempo, sin embargo, yo fui demasiado perezoso para hacer el esfuerzo. No obstante, siempre que leía el "Evangelio de Sri Ramakrishna Paramahansa", como hacia de vez en cuando, sentía cuán deseable era que un libro similar fuera compilado en el caso de nuestro Bhagavan. Cuando me había hecho esta idea durante algunos años, la mañana del 1 de enero de 1945, en el espacio de una hora, tres personas diferentes ―el empleado de un abogado, hijo de Sankara Ammal que hace servicio en el ashram, un hombre de negocios de Madrás de nombre M. V. P. Sastri, a quien yo conocía desde su adolescencia en Chittoor, y O. P. Ramaswami Reddi, que más tarde devino Ministro Principal de Madrás― todos ellos me instaron a emprender la tarea pues, en su amable opinión, yo estaba bien capacitado para ello, además de tener la facilidad necesaria de contacto cercano y constante con Bhagavan.

Al venir la solicitud de personas tan ampliamente diferentes el primer día del año, y al acercarse todas ellas a mí en tan rápida sucesión y sin consulta previa entre sí mismos, me provocó una impresión tan profunda que de hecho lo tomé como una llamada de Bhagavan. Así pues, ese mismo día comencé a llevar un diario del ashram. Mi idea era preservar para los devotos de Bhagavan todo lo que tuviera lugar en el ashram que pudiera ser de interés o importancia desde un punto de vista u otro, y principalmente las respuestas de Bhagavan a preguntas dirigidas a él por visitantes de todos los rincones de la tierra, para muchos de los cuales yo actuaba como una suerte de traductor oficial en la corte de Bhagavan.

Yo le conté a Bhagavan las circunstancias bajo las que comencé la obra, pidiendo así su bendición para ella. Después obtuve permiso del sarvadhikari. Así mismo, durante los primeros días, le leía a Bhagavan lo que había registrado de modo que él pudiera corregirme dondequiera que me hubiera equivocado. Cuando yo estaba traduciendo a Bhagavan para los visitantes, si cometía el más mínimo error, Bhagavan me corregía. Siempre que yo mismo estaba en duda sobre lo que Bhagavan quería decir, pedía más aclaración y Bhagavan de buena gana explicaba las cosas otra vez para mi beneficio. Después de esos primeros dos o tres días, abandoné la lectura de mis registros a Bhagavan diariarnente, pero si un día estaba en duda de si había registrado con exactitud lo que Bhagavan había dicho, yo solía leer mi registro del día y corregirlo siempre que él indicara que era necesario.

Al parecer, sólo una parte de estos registros míos están disponibles ahora por las autoridades del ashram para su publicación. Estoy contento de que al menos esto vaya a ser publicado inmediatamente. Creo que llegaron a la existencia debido a que Bhagavan lo deseaba, y creo que es su voluntad que al menos una parte de ellos aparezca ahora impresa. Espero y pido a Bhagavan que la publicación pueda probarse, no meramente de interés, sino de gran utilidad para aquellos que la lean, y que él pueda otorgar su Gracia a todos aquellos que lo lean fervientemente y con fe.

1 de Enero de 1952
A. Devaraja Mudaliar

Comentario: "Día a día con Bhagavan"

Quince años después de la primera edición por parte de Etnos de "Día a día con Bhagavan" llega, por fin, una nueva edición esta vez por la iniciativa de Sanz y Torres. Son muy buenas noticias por varias razones. En primer lugar le edición de Etnos estaba agotada hace ya mucho tiempo. Por otra parte, parece que Ignitus vuelve a resurgir esta vez en forma de colección dentro de la Editorial Sanz y Torres y no como editorial independiente. De cualquier modo nos alegra porque gracias a ello han salido a la luz no sólo este libro, sino también "Cartas desde Sri Ramanasraman", un tratado tradicional hindú, el Pandachasi, un libro de Pedro Rodea El libro de la proposición ¿cómo hago yo que yo hago?, dos recopilaciones de René Guénon, y dos tratados de la tradición cristiana. Otro buen detalle a tener en cuenta es que esta vez "Día a día con Bhagavan" está traducido por Pedro Rodea lo que es signo de garantía al estar detrás un verdadero Comprehensor por lo que cualquier matiz o giro en la traducción está basado en razones profundas.

La anterior traducción no es que fuese deficiente ya que corría a cargo de Ernesto Ballesteros, no solamente un buen conocedor de estos temas sino un declarado admirador de Sri Bhagavan Ramana y su obra. Precisamente para empaparse de ella en el verano de 1993 viajó a Tiruvannamalai tal como recuerda al final del prólogo de Etnos entre cuyas declaraciones cabe destacar: lo que me permitió experienciar la sutil presencia espiritual de aquel bendito lugar. La diferencia entre las dos traducciones reside en el punto de vista desde el que se aborda. Ernesto Ballesteros, Doctor en Filosofía, a pesar de esa declarada admiración personal por Sri Bhagavan y por toda la "filosofía oriental" no ha sabido desligarse de la tendencia en sus obras a una constante comparación entre "el pensamiento de Sri Ramana" y los filósofos modernos. Sin embargo, Pedro Rodea aborda la traducción desde el punto de vista de la búsqueda interior, creemos que no hace falta más comentarios. Con ello, hay que precisar, que no queremos desmerecer la titánica labor de Ernesto Ballesteros, al que tanto le tenemos que agradecer, en su labor de traducción y de difusión de la sabiduría tradicional hindú, sólo hay que recordar el enorme trabajo llevado a cabo con el Yoga Vashista, por poner un ejemplo. Es simplemente una precisión que, desde el punto de vista en que nos situamos, tiene una importancia vital.

La edición de Sanz y Torres es, como nos tiene acostumbrados Ignitus, más modesta que la anterior. Siguiendo con las diferencias desaparece, por supuesto, el prólogo de Ernesto Ballesteros y dos curiosos índices que había introducido Etnos en su edición, uno, al principio por fechas y otro al final por temas. Al no hallarse en la nueva edición de Sanz y Torres es de suponer que los dos fuesen obra de Ballesteros y no del original inglés. Y, también cómo no, han desaparecido las abundantes notas al pie de Ballesteros tan habituales en sus traducciones (y parece ser una costumbre extendida hasta el exceso en las obras de todo filósofo) y que, casi en su totalidad, son aclaraciones a los términos técnicos sánscritos propios del lenguaje metafísico y yóguico hindú. En la nueva edición estas notas se sustituyen por un glosario final a dichos términos que en el texto se han remarcado en cursiva.

"Día a día con Bhagavan" es un libro que recoge anotaciones a modo de diario de lo acaecido en el Ramanasraman entre el 16 de marzo de 1945 y el 4 de enero del 1947 por parte de A. Devaraji Mudaliar, un devoto de Sri Bhagavan que vivió en el Ashram durante más de cuatro años. Siempre ha llamado la atención la exactitud de dichas anotaciones en cuanto a los horarios de los sucesos narrados e incluso, en esta nueva edición, se hace una separación, dentro de cada día, en función de lo que acontece bien sea de mañana, tarde o noche, precisión que en la edición de Etnos no aparecía. Estos detalles revelan que las anotaciones de Mudaliar son muy precisas en todos los aspectos y también se nota porque los distintos relatos tienen un aire de cierta neutralidad, bastante difícil de guardar tratándose de su propio Maestro y más todavía sabiendo la adoración que le procesaba todo aquel que estaba en su presencia.

Otro detalle que siempre llama la atención en "Día a día con Bhagavan" es lo fácilmente que se siguen las preguntas y respuestas entre Sri Bhagavan y sus devotos. Aquí entran en juego varios factores. En primer lugar esa pulcritud y seriedad en el trabajo emprendido por Mudaliar que ya hemos observado. Y, a buen seguro también, el fantástico trabajo de adaptación y traducción de los diferentes editores que nos traen a nuestro idioma estas conversaciones, tan alejadas en el tiempo y en el idioma, como si se acabasen de producir. En este aspecto se nota la influencia de Pedro Rodea en los detalles de traducción que hacen de esta edición una guía más fiel para el propio trabajo interior. Hay un cuidado minucioso en la distinción entre el "yo" y el "Yo", cuestión siempre complicada. La expresión "Ser" se cambia por Sí mismo, siempre que se refiere a Atman, Brahman, o "Yo". Y la expresión "realización del Ser" es sustituida por Auto-realización. Y, en general, las respuestas de Sri Bhagavan adquieren un tono más doctrinal a la luz de esta nueva traducción lo que supone un plus de calidad.

Para terminar podemos situar, a modo de resumen, a "Día a día con Bhagavan" como a mitad de camino entre un libro propiamente de enseñanza como Sea lo que usted Es, bajo la estupenda edición de David Godman, y los tres volúmenes de Conversaciones con Sri Bhagavan. Es decir, un perfecto trabajo que nos servirá de introducción tanto al "ambiente" mágico de esos años irrepetibles, como al no menos irrepetible y universal modo de impartir la enseñanza por parte de nuestro querido Sri Bhagavan Ramana. Un libro recomendable bajo todos los puntos de vista.

Recensión por José Manuel Lagunas
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter