Ruta de Sección: Inicio > Colaboraciones > Pedro Rodea

Biografías y Reseñas - Pedro Rodea

Pedro Rodea

por José Manuel Lagunas
Pedro Rodea

Probablemente Pedro Rodea sea uno de los indagadores en nuestra naturaleza real más comprometidos, serios y persistentes de nuestro país. Como siempre no vamos a detenernos en detalles biográficos porque, estamos seguros, que el mismo Pedro no se reconoce en ese nombre ni en la obra que vamos a detallar como suya, porque sabe muy bien lo que se esconde detrás del mundo de las formas y de las apariencias.

Su labor, sustentada por supuesto en su búsqueda personal, ha ido desarrollándose en varias modalidades. Ha traducido la enorme obra de René Guénon, Ananda Coomaraswamy, Sri Siddharameshwar Maharaj, Sri Ranjit, Sri Nisargadatta, Sri Bhagavan Ramana, Michael James, es decir, los principales autores de los estudios tradicionales y del Vedanta. Y toda esa titánica labor ha sido puesta a disposición gratuitamente a todo interesado a través de la red.

Paralelamente e inspirado por estos autores escribió bajo el pesudónimo de Ativarnashramî una buena treintena de volúmenes compuesto en su mayoría por proposiciones interrogativas. El estilo es inconfundible y muy radical, en el sentido de que o bien te atrapan y revelan el propio ser o, si la mente se interpone, resultan bastante indigestas. De nuevo también nos encontramos con todo este ingente material puesto a disposición en internet. Un gesto, en el tiempo de la "propiedad intelectual", que habla por sí mismo.

Durante muchos años Pedro también ha ofrecido reuniones semanales en su ciudad natal siempre en torno a esta autoindagación-autoinvestigación y la posibilidad de consultas personales. Actualmente y tras penetrar profundamente en la obra de Sri Bhagavan Ramana Pedro remite a la obra del Maestro como se puede ver en la web. Durante un buen número de años las llamadas "escuchas" ofrecidas en esas reuniones fueron grabadas...

R. Malak, otro sabio de nuestro tiempo, ha dicho algo verdaderamente poco conocido: "Lo que ignora la gente es lo siguiente: no es valiosa la respuesta sólo es valiosa la pregunta. Si sabes qué preguntar eres un sabio, si sabes qué responder eres un erudito". Esta frase resume a la perfección la obra creada por Pedro Rodea a través de sus proposiciones interrogativas.

En la Revista Despertar se describió muy gráficamente a estas proposiciones interrogativas como "preguntas afiladas como espadas". Vamos a ver un extracto de lo que allí se decía: "Si usted es un buscador, una buscadora, puede encontrar muchos textos en los que están escritas respuestas que intentan o pretenden, cada uno dentro de su forma peculiar, contestar a las cuestiones que abrasan dentro del corazón. Esas respuestas quizás satisfagan la inquietud de su mente en un momento dado, pero no son sus respuestas. "Yo no puedo confiar en respuestas dadas", leemos en las CONTEMPLACIONES de Ativarnashramî, "las preguntas deben salir de mí mismo... y las respuestas también".

Con estos antecedentes podemos reseñar ya la obra publicada de Pedro Rodea.

El Libro de la Solubilidad. Nacimiento

Por Pedro Rodea Editorial Gulaab
El libro de la solubilidad

Reseñamos en primer lugar este volumen porque nos parece el más apropiado para adentrarse en el especial modo de escribir-indagar-meditar de nuestro autor.

Ayuda también a esta primera toma de contacto su escaso tamaño, 42 capítulos-proposiciones que suman sólo 72 páginas y su temática que gira en torno a la Comprensión de nuestra naturaleza real, tema axial de toda la obra de Pedro Rodea. De tal forma que este pequeño libro podría ser, al mismo tiempo, ese primer acercamiento como también un resumen casi imposible de su obra.

Como ya hemos comentado no es fácil que este tipo de lectura guste a la mente moderna ávida de un consumo rápido y, sobre todo, que distraiga. La estructura de estos libros está basada en capítulos-proposiciones, generalmente de no más de dos páginas, pero que para ser realmente eficaces tienen que ser leídos en un estado mental de total concentración, al mismo tiempo que disposición y abertura total a sus proposiciones interrogativas. Con estas premisas no es aconsejable más de dos o tres de estos capítulos por día y sí su completa entrega a sus preguntas y apertura a la escucha de la respuesta que, por supuesto, tiene que venir del interior. Como se ve, más que una lectura de información conceptual, la obra de Pedro Rodea es un soporte para la contemplación del propio Ser y, para ello, este Libro de la Solubilidad - Nacimiento cumple su cometido a la perfección.

Meditaciones guiadas

Por Pedro Rodea Editorial Sanz y Torres (Ignitus)
Meditaciones Guiadas

Meditaciones guiadas es un grueso volumen que, en realidad, agrupa, los tres libros de las Contemplaciones. El Primer ligro de las Contemplaciones está formado por 45 meditaciones guiadas. El segundo libro de las Contemplaciones lo constituyen 79 capítulos y el tercer libro consta de 111 capítulos.

En la Presentación se nos dan datos curiosos de los procesos que desencadenan cada uno de estos tres libros hasta la contemplación del verdadero Ser, propósito primero y último de estas proposiciones.

Debemos advertir y recordar al lector que la lectura de estas proposiciones se miden por su calidad y no por su cantidad, es decir, es necesario arrinconar las prisas y dejarse llevar a ese lugar eterno que las proposiciones interrogativas nos guían. En la Revista Despertar se hizo una reseña a este libro de las Contemplaciones que reproducimos acontinuación en cursiva por su inmenso valor.

El Libro de las Contemplaciones de Ativarnashramî es un cuerpo de meditaciones sin principio ni fin, de hecho aún ahora se sigue destilando esta adoración de la realidad que somos.

Esta obra atemporal, sin autor conocido por nombre y forma, de ahí el nombre de Ativarnashramî (sin color, sin forma, sin nacimiento, sin atributos, sin modelo, sin patrón, sin referente) es la quintaesencia diaria de la indagación de sí mismo. En ella salen a relucir de forma espontánea y sin ser buscada, toda la significación de los símbolos tradicionales que nos remiten sin cesar a nuestra verdadera naturaleza ― el sol, la noche, el silencio, el sonido, el sueño profundo, el sueño con sueños, la vigilia, los fuegos artificiales, el cielo, el cielo estrellado, la niñez, la pureza, la inocencia, la mansedumbre, la paz, el amor, etc.

Lo mejor de esta obra es el autor, la fuente de donde brota este manantial y ¿de dónde puede ser si no es de nosotros mismos?, en plural pero del mismo único, de esta única identidad que todos somos, si nos despojamos de las apariencias, de las vestiduras, debajo de las cuales no hay más que desnudez, la desnudez de nuestro ser verdadero e imperdible.

En un principio se le dio el nombre de Meditaciones Guiadas, pues después de escritas, se vio su utilidad para, precisamente, guiar en la meditación a aquellos que tenían dificultades en aquietar la mente y contemplar por ellos mismos. Era algo así como un llevar de la mano, como una madre lleva a su hijo pequeño de la mano en su camino de vuelta a casa. Camino ya recorrido y sabido por la madre.

Sólo con coger alguna frase, alguna proposición de comprensión, y exprimiendo su significación en la meditación, con seriedad, su fruto está asegurado.

Ha sido escuchado

Por Pedro Rodea Editorial Sanz y Torres (Ignitus)
Ha sido escuchado I Ha sido escuchado II Ha sido escuchado III Ha sido escuchado IV Ha sido escuchado V

Estos son los 5 libros que hasta la fecha hay publicados, todos ellos por Ignitus Ediciones, de los 8 que componen la serie de "Ha sido escuchado" de Pedro Rodea. Es extremadamente complicado transmitir en una breve reseña el contenido de los 679 capítulos de proposiciones que recogen estos cinco volúmenes.

El procedimiento para elaborarlas parece claro. Pedro Rodea nos habla en cierto capítulo que él nunca sabe qué va a escribir. Pero conforme se van desgranado estas proposiciones-meditaciones escritas se percibe claramente que están apoyadas en las enseñanzas de Sri Nisargadatta Maharaj a quien Pedro nombra como el Sabio.

Es a partir de ciertas consignas del Sabio cómo las preguntas van brotando intentando que sus respuestas lleven siempre a la mente-intelecto al límite de sí misma para evocar el Silencio de la naturaleza real. La mayor parte de los recursos analógicos clásicos de Pedro Rodea van entrando en juego. El sentido del gusto, el espejo, la ronda de los tres estados... y siempre las preguntas cuestionando hasta el más mínimo rincón conceptual.

Difícil es recomendar esta lectura, especialmente la de esta serie, a quien no está acostumbrado al especialísimo estilo de indagación que en ese tiempo desarrolló Pedro Rodea. Pero si alguien está dispuesto a adentrarse en los laberintos del alma humana en busca de la Verdad total aquí tiene un ejemplo de lo que la misma alma es capaz de lograr para superarse a sí misma en busca de su fuente, su Amado, el Espíritu. En definitiva, una obra monumental, gradiosa y sobrecogedora.

El Libro del Espejo

Por Pedro Rodea Editorial Sanz y Torres (Ignitus)
El Libro del Espejo

No sabemos las razones que han llevado a la editorial Ignitus a la publicación de este libro y no cualquier otro de los escritos por Pedro Rodea y que, hasta la fecha, no han sido publicados. Lo que sí podemos comprobar al sumergirnos en sus proposiciones es que es una muy buena elección.

Este volumen abarca del capítulo-proposición 1653 al 1787. Como siempre su extensión no va más allá de dos páginas pero su peso es suficiente para sumergirnos a través de las capas de ignorancia y adentranos en nuestra naturaleza real. Ese reconocerse en nuestra naturaleza real es, por supuesto, también el tema central del libro.

El título del libro seguramente proviene del hecho de que al comienzo se utiliza el tradicional símbolo del espejo para hacer ver que uno no es la imagen que aparece en el espejo, punto de vista de la ignorancia, sino la Visión que ve el espejo y la imagen reflejada en él. Pedro añade también la utilización del símbolo del espejo para llevarla a la meditación con los ojos cerrados y que cumpla una función análoga al espejo exterior. En este caso el espejo es todo cuanto aparece dentro, imágenes, pensamientos en forma de recuerdos, deseos, etc. y uno es siempre la Presencia consciente que ve todo lo que aparece.

Pero hay muchos más símbolos en el libro, el mar, el sueño, el juego, el ojo, la puerta, el teatro, la caverna. Riquísimas, y extremecedoras por verdaderas, descripciones del estado de ignorancia y el sufrimiento consiguiente. Referencias al Maestro Eckhart con sus tres tipos de hombres, a las doctrinas hindúes, cristiana y budista.

Nuestra recomendación, por supuesto siempre parcial, para adentrarse en el universo de la particularísima obra escrita de Pedro Rodea, sería empezar como ya hemos comentado por "El Libro de la Solubilidad Nacimiento" y continuar por éste, "El Libro del Espejo" en cuanto a los títulos publicados. Como ya se ha dicho existe la posibilidad de descargarlos de las webs mencionadas y ver hasta qué punto ese peculiar estilo nos encaja. Sólo una última recomendación: no dejarse llevar por la primera impresión y darse paciencia para con nosotros y los textos porque las sorpresas pueden ser insospechadas.

El libro de la proposición ¿cómo hago yo que yo hago?

Por Pedro Rodea Editorial Sanz y Torres (Ignitus)
El libro de la proposicion

Este es el último título publicado por Ignitus de la obra de Pedro Rodea, en concreto en 2010, después de tres años sin publicar ninguno. Los últimos fueron los cuatro de la serie "Ha sido escuchado", así que esperamos que un nuevo impulso anime a que otros títulos salgan a la luz.

El libro de la proposición ¿cómo hago yo que yo hago? lo forman cien proposiciones que van a cuestionar "el estado nacimiento" y a "verse a uno mismo cuando este estado de nacimiento no estaba", frases propias y recurrentes del peculiar lenguaje de Pedro.

En este libro se empieza a introducir esa muletilla crucial en el universo de las proposiciones que es "conmigo". Una indefinidad de proposiciones y escuchas van a girar en torno a ese "conmigo". Un ejemplo de este libro: "Este estado nacimiento no estaba conmigo...∼ Esta es la única proposición que uno debe comprender hasta la extenuación...∼ Sólo así se revela por sí solo lo que conmigo nombra...∼". Destacamos este detalle porque es un punto axial en las proposiciones-meditaciones-escuchas.

Y, como del título se puede sospechar, hacia la mitad del libro las proposiciones se van centrando en desmontar lo que otros autores y maestros actuales, también Pedro, llaman "el hacedor", es decir, la sensación de que uno es el propietario, decididor y ejecutor de sus acciones completamente independiente y autónomo. Así las proposiciones van tomando la forma de: "¿cómo hago que yo poseo este cuerpo?...∼ ¿cómo hago que yo poseo esta mente?...∼ ¿cómo hago que yo poseo este darme cuenta de que se está sintiendo la sensación de mí mismo?...∼ ¿cómo hago que yo poseo la deseación que se siente?...∼ ¿cómo hago que yo poseo que yo sé que yo soy?...∼" y una incontable sucesión de preguntas que llevan al lector/meditador a ese no-saber en donde únicamente puede desplegarse la revelación de la infinitud y eternidad del verdadero ser.

En la reseña anterior, escrita antes de la publicación de este volumen, recomendábamos una secuencia de lectura de los títulos publicados: Esto es, empezar por "El libro de la Solubilidad Nacimiento" y después "El libro del Espejo. El "¿cómo hago yo que yo hago?" sería la siguiente recomendación y se podría decir que con los tres tendríamos un panorama muy completo de esta monumental obra.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Colaboraciones  | Ensayos  | Entrevistas  | Charlas  | Diálogos RSSFacebookTwitter