Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Enseñanzas Espirituales

Libros - Ramana Maharshi

enseñanzas espirituales

Enseñanzas Espirituales

Detalles del libro:

Título: ENSEÑANZAS ESPIRITUALES
Título Original: The Spiritual Teachings of Ramana Maharshi
Autor: Ramana Maharshi
Nº de páginas: 160
Editorial: Kairós
Año de edición: Septiembre 2008
ISBN: 978-84-7245-262-6

Descripción:

Nacido en 1879, en el extremo Sur de la India, muerto en 1950, Ramana Maharshi ha sido uno de los grandes místicos contemporáneos del hinduismo, y muy concretamente del jñana-yoga. Su obra se sitúa dentro de la más pura tradición Advaita, conciencia de la no-dualidad.

El Maharshi no instruía a sus devotos a pensar los problemas, sino a disolver los pensamientos, a liberar la mente de procupaciones irrelevantes, a ensanchar la individualidad hasta el Infinito. Esa enseñanza, a menudo, consistía en una mera irradiación desde el silencio. Todos cuantos le conocieron coinciden en ello: su sola presencia llenaba a sus visitantes de energía.

Pero hubo también una enseñanza oral y escrita, cuya esencia transcribimos en este libro, que puede considerarse como un clásico de la mística hindú y de la mística de todos los tiempos. Contiene además un glosario y un interesante prólogo de Carl G. Jung.

Prefacio

Una inspiración suave, no acompañada de pensamiento alguno, puede aportar el éxtasis de una conciencia total, que trasciende las palabras.

En estos tres libros, recopilación de respuestas a preguntas que le fueron formuladas, Bhagavan Ramana Maharshi, sin agraviar al sentido común, la razón o la lógica, se ha aproximado tanto como es posible a decir lo indecible y señala el camino —los innumerables caminos— para que Tú encuentres el Sí-mismo y Seas.

Para Entender lo último se necesita una experiencia íntima.

Más allá de lo que piensas se encuentra lo que eres. Darse cuenta de esto no pone en juego otras prácticas o actitudes específicas que el Entendimiento. No es necesario ningún alejamiento —no hay que cambiar el momento, el lugar o la condición presente—, sino sólo un cambio del punto de vista, que tú puedes producir en ti mismo para tu Sí-mismo.

En una carta reciente, S. S. Cohen dice: "Ser" resume la totalidad de la enseñanza práctica de Bhagavan. Nada hay en la vida material que pueda compensarlo; ni la riqueza, ni el sexo, ni el arte, la ciencia o cualquier otro ideal. Es el Bien Supremo, la beatitud y la verdad absolutas.

Bhagavan llegó solo a la Iluminación, sin la ayuda de ningún guru físico.

En estos libros que reúnen preguntas y respuestas, quizás encuentres tu respuesta. Este puede ser un viaje que ponga término a todos los viajes. ¡Si encuentras quién eres, no podrás dejar de Ser! Sabe que Eres inmortal y que tienes que SER. Que Todos los Seres Estén Bien. Que Todos los Seres Sean Felices.

Paz, paz.
PAZ

Joe y Guinevere Miller

Comentario: "Enseñanzas Espirituales"

Este librito editado en castellano por Kairós en el 1983 por primera vez, se han seguido publicando posteriores ediciones, es bien interesante. En primer lugar viene prologado por el famoso psiquiatra Carl G. Jung quien dedica unas elogiosas páginas no sólo a Sri Bhagavan sino a lo que él denomina "Sabiduría y Misticismo del Este". Si no fuera porque la extensión del prólogo de Jung rebasa el propósito de una reseña nos gustaría reproducirlo porque hace una crítica al modo de vida y al pensamiento occidental moderno como jamás hubiésemos imaginado de un reputado psicoanalista, aunque es bien sabido que Jung siempre se interesó por las doctrinas y sobre todo las ciencias tradicionales, si bien es cierto que jamás pudo escaparse de la típica confusión moderna entre el ámbito psíquico y el propiamente espiritual, o al menos no tuvo el coraje de declararlo formalmente. Pero sí que es verdad, y esto nos ha sorprendido gratamente, que Jung reconoce el olvido por parte del occidental de la parte más esencial de su naturaleza, ese Hombre interior, ese Sí mismo al que se dirige toda la enseñanza de Sri Ramana, y señala ese olvido como la enfermedad propia de nuestro tiempo y su contagio al mundo entero en su alocada voracidad y desasosiego. Todo un reconocimiento que le honra.

El volumen se compone de tres partes que en realidad son tres libros. El primero es nada menos que el famoso Nar Yar? (¿Quién soy yo?) que son una serie de preguntas que Sivaprakasam Pillai, uno de los primeros discípulos, le hizo al Maestro y las respuestas de éste. Hemos visto presentar este ya mítico ¿Quién soy yo? de varias maneras, en unos sitios compuesto de 14 preguntas y respuestas, en otros de 30 y en estas "Enseñanza espirituales" de 28, incluso en las famosas "Selecciones de Arthur Osborne", como veremos cuando lo reseñemos, pierde ese formato de diálogo entre Maestro y discípulo y se expone como un ensayo continuo. En cualquier caso esta es una obra que tiene la virtud de recoger las primeras enseñanzas del Maestro cuando tenía en torno a los veinte años y se comprueba que ya estaba claro lo que sería la esencia de su transmisión, es decir, la necesidad de esa auto-indagación, de esa investigación constante en torno a la naturaleza real de uno.

El siguiente libro recogido en esta obra es "La instrucción espiritual". Está dividido en varios apartados y todos ellos vuelven a recoger diálogos entre Sri Ramana y sus discípulos en forma de preguntas y respuestas. Los temas expuestos son: La instrucción (upadehsa), la práctica (abhyasa), la experiencia (anubhava) y el logro (arudha). El tercer y último libro es el también famoso: "El Evangelio de Maharshi". Nos volvemos a encontrar con el mismo formato de preguntas y respuestas también recopiladas en función de la temática tratada, así van discurriendo las recurrentes dudas sobre el control de la mente, el Sí mismo y la individualidad, la realización del Sí mismo, el Gurú y la Gracia, el Jnani y el mundo, etc.

Estas "Enseñanzas espirituales", junto con la anterior obra reseñada (Las enseñanzas de Ramana Maharshi), puede cumplir perfectamente el papel de libro introductorio a la vía propuesta por Sri Ramana, ese atma-vichara, esa indagación constante que lleva a la disolución de la ignorancia fundamental, es decir, a creer que uno es un "yo" separado del Sí mismo, e incluso ignorando a éste, el Principio permanente y trascendente que da realidad a todo lo que parece existir por sí solo.

Recensión por José Manuel Lagunas
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter