Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > El néctar a los pies del Señor

Libros - Nisargadatta Maharaj

el néctar a los pies del señor

El néctar a los pies del Señor

Detalles del libro:

Título: EL NÉCTAR A LOS PIES DEL SEÑOR
Título Original: The Nectar of the Loord's Feets
Autor: Nisargadatta Maharaj
Nº de páginas: 317
Editorial: Sanz y Torres
Año de edición: Primera edición: Madrid, 2007
ISBN: 978-84-96808-96-6

Descripción:

"Retorne a lo que usted era antes de su supuesto nacimiento y la emergencia de un cuerpo particular con el que usted se ha identificado tan gustosa y negligentemente. Sea en esa eternidad, que es un estado de totalidad, aunque su cuerpo se venga abajo; un estado de riqueza, aunque usted no tenga ninguna posesión terrenal; un estado de paz y de quietud imperturbables, aunque el mundo a su alrededor estalle en llamas.

Ese estado antes del nacimiento es ahora, y siempre ahora debido a que es antes del tiempo mismo, antes de que el tiempo, disfrazado de devenir, emergiera como el concepto tiránico que gobierna nuestra vida y nos esclaviza. Es la realidad sin cambio de la que ha brotado todo el cambio, el espacio, el tiempo, la totalidad del mundo de la experiencia, y todas nuestras queridas ilusiones. Así pues, meditar y tomar en serio la sabiduría de Maharaj es participar verdaderamente del néctar de los Dioses, debido a que nos restaura a nuestra prístina y dichosa condición original, al redescubrimiento de nuestra Fuente".

(Sri Nisargadatta Maharaj)

Prólogo

Siempre que llegan discursos nuevos de un sabio auténtico, se tornan en las manos de los entusiastas en una senda, una vía, un método, una disciplina más —brevemente, en el ultimísimo medio de liberación de sí mismo. No hay que sorprenderse de que tanto gurús como yogas estén sujetos a altibajos; vienen y van.

Lo que distingue a Sri Nisargadatta Maharaj es que su vía, el átma-yoga, no se ofrece como la mejor vía entre otras vías. Más bien, nos recuerda la esencia del yoga mismo. Esto requiere la más absoluta pausa, no sea que intentemos ir más allá cuando todavía no hemos comenzado. Lo mismo que la esencia de una cosa no es la cosa manifiesta misma (por ejemplo, la esencia del yoga no es su práctica manifiesta), así, análogamente, Maharaj no habría acogido bien que se le considerara como un ser distinguido entre otros seres. Esta postura choca con nuestro pensamiento ordinario. Sin embargo, si en lugar de echarse atrás ante esta aparente ininteligibilidad, aceptamos su invitación a indagar en el corazón de las cosas con nuestra mente, pero según su manera no-ordinaria, con el tiempo tendremos una disposición bien establecida para el átma-yoga, el yoga esencial de la indagación de sí mismo Y esto es lo que Maharaj nos pide vehementemente que hagamos.

La esencia del yoga es dejar que la Realidad se realice. Dejar que algo sea no es hacer o emprender algo. Yo no puedo comprender lo que Maharaj me pide que comprenda si comienzo generando nuevos conceptos, recordando los viejos o manipulándome a mí mismo o a los demás. ¿Qué queda entonces? Estas transcripciones son suficientes en sí mismas para aclarar completamente esta cuestión y su respuesta. Este Prefacio no es un intento de parafrasearlas, sino de sugerir muy brevemente algunas perspectivas que podrían resultar útiles a la hora de estudiarlas.

La vida ordinaria vivida a la manera ordinaria se vive dentro de un conflicto de motivos. La visión y la práctica en la carrera personal de uno no se armonizan entre sí. El yoga auténtico permite que coincidan. Desde el punto de vista de la visión, Maharaj ofrece una definición del sí mismo que es a la vez filosóficamente profunda y espiritualmente exacta: Yo soy eso por lo que yo sé que "yo soy". Esto sitúa al sí mismo en la fuente más bien que en el estuario de los conceptos y del lenguaje, y darse cuenta de ello aporta silencio a la mente y libera de la incomprensión de sí mismo.

Desde el punto de vista de la práctica, ámbito general del yoga, el asunto es mucho más refractario al lenguaje. Esto se debe a que, como dice el sabio, Usted acepta un concepto y se detiene en él. Así, su progreso espiritual se estanca en el nivel conceptual. Es precisamente esto lo que sabotea la meditación, a saber, aferrarse a un concepto. De ahí el consejo ... simplemente sea, no haga nada... No hay que hacer nada. Entonces todos sus enigmas se resolverán y se disolverán. Es la intuición supra-relacional del yo soy primordial lo que descubre la meditación auténtica.

Finalmente ¿dónde se realiza y se tiene esta intuición? En la frontera de la eseidad y no eseidad, precisamente donde el intelecto se sumerge. Aquí, Maharaj nos introduce al campo del auténtico yoga y revela su genuina combatividad espiritual. Hagamos una pausa momentáneamente en esta frontera, aunque sólo sea conceptualmente. Por una parte el sabio dice El mundo es experimental pero "Usted" lo Absoluto, es no experimental. Por otra, Esta experiencia "usted es" ha venido como una fiebre. ¿Cómo y por qué ha venido esta fiebre?, para esto no hay ninguna explicación o razón.

Dada su enseñanza en conjunto, Maharaj no deja este fenómeno tan sumariamente No puede hacerlo si quiere alegar de hecho una frontera de la eseidad y la no eseidad a la que llama maha-yoga (cf. Bhagavad Gitá 2:16). En esta frontera, intersección entre lo Absoluto y lo fenoménico, es donde se descubre la Realidad. Verdaderamente, en el sentido absoluto no hay ningún modo de saber por qué ha venido esta fiebre usted es, como tampoco lo hay de saber por qué debe haber algo y no más bien nada. Pero no es verdadero relativamente, puesto que sin la posibilidad de la ilusión no hay ninguna condición para la iluminación. La negativa a ver la serpiente en la soga es la condición necesaria para ver la soga (es decir, la soga como soga). En esta afirmación, proveniente de I Am That, Maharaj clarifica el estatuto de la frontera y afirma en efecto el papel de la serpiente o de mâyâ (la ilusión) en el despertar de sí mismo. Cuán bellamente evita su enseñanza la presunción de un asalto directo a la Realidad, como si la Realidad fuera una experiencia, y cuán bellamente evita también la insensata identificación de sí mismo con los fenómenos.

Que uno mismo llegue a estabilizarse en esa frontera entraña coraje y perseverancia. El sabio declara en I Am That: Yo no necesito convicciones, yo vivo de coraje. El coraje es mi esencia, que es amor de vida. Yo estoy libre de recuerdos y de previsiones, desinteresado de lo que soy y lo que no soy. Yo no soy adicto a las auto-descripciones, soham y brahmasmi (Yo soy Él, Yo soy lo Supremo); éstos no son de ninguna utilidad para mí, yo tengo el coraje de no ser nada y de ver el mundo como es: nada. ¡Suena simple, pero inténtelo! .

Estas conversaciones apuntan a esa profundidad luminosa que se encuentra detrás del pensamiento y del lenguaje, pero se requieren palabras para hacerlo. En consecuencia, con una gratitud innacida e inmortal damos gracias a Sri Nisargadatta Maharaj y a todos aquellos cuyo conocimiento y devoción especiales han hecho posible la transmisión de estas transcripciones para la continuidad de nuestra meditación.

Allan W. Anderson
Profesor Emérito del Departamento de Estudios Religiosos
San Diego State University. California

Prefacio

El mensaje que viene a través de la enseñanza alta y clara de Sri Nisargadatta Maharaj es: Retorne a lo que usted era antes de su supuesto nacimiento —la emergencia de un cuerpo particular con el que usted se ha identificado tan gustosa y negligentemente. Sea en esa eternidad, que es un estado de totalidad, aunque su cuerpo se venga abajo; un estado de riqueza, aunque usted no tenga ninguna posesión terrenal; un estado de paz y de quietud imperturbables, aunque el mundo a su alrededor estalle en llamas.

Ese estado antes del nacimiento es ahora, y siempre ahora —debido a que es antes del tiempo mismo, antes de que el tiempo, disfrazado de devenir, emergiera como el concepto tiránico que gobierna nuestra vida y nos esclaviza. Es la realidad sin cambio de la que ha brotado todo el cambio —el espacio, el tiempo, la totalidad del mundo de la experiencia, y todas nuestras queridas ilusiones. Así pues, meditar y tomar en serio la sabiduría de Maharaj es participar verdaderamente del néctar de los Dioses, debido a que nos restaura a nuestra prístina y dichosa condición original, al redescubrimiento de nuestra Fuente.

Comentario: "El néctar a los pies del Señor"

La Medicina Suprema. Editorial Gulaab. La experiencia de la Nada. Editorial Gulaab. Enseñanzas definitivas. Editorial Los Libros de la Liebre de Marzo. El Néctar a los pies del Señor. Ignitus Ediciones.

Todos estos títulos son los que forma la otra trilogía que señalábamos en la introducción, la llevada a cabo ahora por Robert Powell, el cual también compila y edita conversaciones de Sri Nisargadatta en esos últimos años de enseñanza cuando ya era conocido en los ámbitos de la espiritualidad.

La publicación al castellano de estos títulos la han desarrollado varias editoriales por lo que el resultado es un tanto desordenado. La pionera fue la Editorial Los Libros de la Liebre de Marzo que en el 1998 publicó "Enseñanzas Definitivas". Es una buena edición, en general, con un prólogo, un prefacio y una introducción en los que se hace un resumen magnífico de la enseñanza de Sri Nisargadatta. Casi diez años después, en el 2007, Ignitus Ediciones publica este mismo libro pero con el nombre de "El Néctar a los pies del Señor" que es la traducción más fiel al original "The Nectar of the Loord's Feet". Quizá la editorial La Liebre prefirió el título de "Enseñanzas Definitivas" por recoger esas últimas charlas de Marahaj en las que, como hemos comentado, se expuso la enseñanza en su más rigurosa exactitud. En cuanto a la traducción, la de Ignitus siempre cuenta con la garantía de su habitual traductor, Pedro Rodea, que por las razones ya comentadas siempre lo recomendamos. Más allá de estos apuntes para explicar que estamos hablando de un mismo texto, el libro es extraordinario. Cada charla se corresponde con un capítulo formando un conjunto de 21, todos ellos titulados queriendo expresar lo más señalado del mismo. Es, a nuestro entender, el más sobresaliente de los editados por Powell.

En cuanto a los otros dos títulos, los de Editorial Gulaab, están publicados desde el 2000. En "La Medicina Suprema" se ha seguido el mismo esquema, un capítulo dedicado a cada charla, 11 y un epílogo, también titulados. Es importante destacar que el traductor de esto dos libros curiosamente también es Pedro Rodea. "La experiencia de la Nada" cuenta con 10 capítulos pero en esta ocasión no se ha señalado si cada uno de ellos corresponde con una charla, pues no están fechados. Seguramente es un "desliz" editorial pues suponemos que así corresponderá ya que sigue el mismo esquema que el anterior título, es decir, capítulos titulados según el tema tratado, en este caso 10. Por supuesto el contenido de estos libros es igualmente interesante, en las charlas con Sri Nisargadatta no se permitían banalidades, así que para los investigadores de la naturaleza real del ser humano encontrará en estas compilaciones materia más que suficiente para indagar en el estudio.

Para terminar con este apartado del gran Sri Nisargadatta Maharaj reproducimos unos párrafos extraídos de estos dos últimos títulos que recogen palabras del Maestro.

Jivatman es aquél que se identifica con el cuerpo-mente como individuo separado del mundo. El atman es sólo la "sensación de ser", o consciencia, la cual es el mundo. El principio Último que conoce esta "sensación de ser", no puede ser nombrado. No puede ser enmarcado o condicionado con palabras. Ése es el estado Supremo...

Todo lo que es, es sólo una expresión de la consciencia. Si la consciencia no está presente, la expresión de la consciencia tampoco está presente. Por consiguiente, nada es. Y esta consciencia es un concepto que no ha sido solicitado; ha aparecido espontáneamente...

Incluso esta consciencia no lo es todo y no va a durar para siempre. Descubra cómo ha aparecido esta consciencia, el Origen de toda consciencia...

Recensión por José Manuel Lagunas

Selección de textos:

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter