Ruta de Sección: Inicio > Extractos > Las Apariencias (Estados)

Extractos - Scott Kiloby

Capítulo 6 ― Las apariencias (los estados)

por Scott Kiloby
Scott Kiloby

Uno de los grandes mitos es que el despertar espiritual consiste en alcanzar, mantener o recrear un estado en particular, ya sea un estado de paz, de dicha, de no conceptualización, de silencio, o algún otro estado. Si se continúa viendo el despertar espiritual de esta manera la búsqueda se perpetúa porque la mente intenta buscar los estados cómodos y evitar los incómodos.

Living Realization es el reconocimiento de que tu identidad primaria es la conciencia presente. La conciencia es la apertura permanente, inmutable e inamovible a través de la cual todos y cada uno de los estados temporales van y vienen. La clave aquí es que cada estado es temporal, no importa lo espiritual o no espiritual que el estado parezca ser.

Los Estados son apariencias. Cuando sufrimos buscamos ciertos estados con los que nos identificamos y evitamos, rechazamos, o escapamos de otros. Esto resulta en un ciclo temporal de búsqueda dualista. En este ciclo, nuestra felicidad parece tan difícil de alcanzar. Siempre queremos sentirnos diferentes, mejores, más libres, o más en paz. No vemos que la misma búsqueda de estados futuros hace que el momento presente se sienta como si faltara.

Living Realization define la búsqueda espiritual de una forma tan simple como el querer que suceda algo distinto de lo que está sucediendo ahora. Prácticamente todo el mundo se encuentra en una búsqueda espiritual, sea consciente o no de ella. Una definición del yo simulado es "el movimiento constante hacia el futuro en busca de un sentido de realización o de estar completo". Independientemente de que hayamos estado buscando el despertar espiritual durante años o hayamos estado comprometidos en la búsqueda de la felicidad en asuntos materiales como la carrera, la atención, la fama, las relaciones, la comida, el sexo, las drogas, o cualquier otra cosa, este hecho básico se mantiene: buscar cualquier estado que no sea el que está apareciendo ahora es continuar en la historia del yo simulado, limitado y basado en el pensamiento.

Como dijimos anteriormente, hay muchos tipos diferentes de estados temporales incluyendo pero no limitados a los siguientes: vigilia, sueño, sueño profundo, estado alterado o inducido por drogas, presenciación, vacuidad, plenitud, conflicto, confusión, duda, tranquilidad, agitación, entusiasmo, incertidumbre, certeza, relajación, nerviosismo, paz, alegría, frustración, libertad, servidumbre, depresión, exceso de pensamiento, no conceptualización, enfermedad, aburrimiento y cualquier otro modo o condición de ser temporal.

Al igual que con todas las apariencias, no hay nada que manipular, rechazar, mantener, buscar, recrear o hacer con respecto a cualquier estado que aparece. Los estados son apariencias temporales de la conciencia. No están separados de la conciencia. El decir que no están separados sólo significa que es imposible experimentar un estado sin la conciencia.

Living Realization no trata meramente de presenciar los estados de una manera desapegada. Para que haya desapego, tiene que haber una persona que esté separada del estado y que se sienta desapegada del estado. Al reconocer la conciencia como tu verdadera identidad, la división entre el espacio y lo que está sucediendo en el espacio se ve que es inexistente. No hay un tú separado que provoque el estado. Simplemente aparece. Tampoco hay un tú separado que pueda controlar o provocar el final del estado. Simplemente desaparece. En este ver, todos los estados son permitidos por nadie.

En este reconocimiento, sólo hay el estado que está sucediendo. No hay ningún movimiento de resistencia a lo que está sucediendo. Y si surge un movimiento que se resista a un estado, ese movimiento también es visto y permitido completamente. Querer suprimir o escapar de un estado que surge actualmente o buscar o recrear un estado futuro es tratar de bloquear el movimiento natural, sin esfuerzo, creativo y amoroso de la vida misma.

La oscilación

Una de las trampas más comunes en la búsqueda espiritual es lo que Living Realization llama la "oscilación". Al ver a través del yo simulado, experimentamos momentos, incluso períodos prolongados, de paz, alegría, libertad, tranquilidad, amor o felicidad. Durante estos estados hay una sensación de "ya lo tengo". La mente asocia inconscientemente esos estados con el despertar espiritual. Siempre que la mente etiqueta dualísticamente algo en esta forma, polariza los estados opuestos. Por lo tanto, en el momento que surge un estado doloroso o poco deseable como frustración, confusión, duda o aburrimiento, hay una sensación de "lo he perdido". Hay un movimiento para recrear o buscar el estado deseable anterior. Entonces vamos en busca de la libertad o paz perdida. La búsqueda espiritual continúa como una oscilación entre momentos de paz o libertad y momentos de confusión, duda o separación.

Al igual que con todas las apariencias, la invitación aquí es reconocer la conciencia presente como tu verdadera identidad. Los estados positivo y negativo, y espiritual y no espiritual, aparecen en lo que tú eres. No son lo que tú eres. En este reconocimiento, se ve que la oscilación está ocurriendo en la conciencia. No es cierto que nos estamos moviendo dentro y fuera de la iluminación o el despertar. Todo lo que sucede es que los estados aparecen y desaparecen en lo que somos ― conciencia presente. Ese reconocimiento tiende a aquietar la oscilación.

Recuerda, ¡no lo compliques!: Por encima de todo, reconoce la conciencia presente ahora mismo. No trates de manipular los estados. No persigas estados futuros. No trates de recrear estados pasados. No escapes de los estados presentes incómodos. Observa que los estados no están separados de la conciencia. Van y vienen sin esfuerzo dentro de la conciencia inmóvil, inmutable.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter