Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Swami Dayananda Saraswati ― Un perfil

Artículos - Swami Dayananda

Swami Dayananda Saraswati ― Un perfil

Un Vislumbre de Grandeza

Swami Dayananda Saraswati

Swami Dayananda Saraswati nació como Natarajan el 15 de agosto de 1930, en un pequeño pueblo llamado Manjakkudi en el distrito de Tanjore de Tamil Nadu. Aunque pasó por la rutina de obtener educación y seguir una carrera, una voz interior le impulsaba a buscar la verdad última de la existencia.

Con la gracia de maestros como Sri Swami Chinmayananda, Sri Swami Pranavananda y Sri Swami Tarananda Giri y después de varios años de intenso estudio en un Ashram Tradicional en Rishikesh, él finalmente logró asimilar la visión y la sabiduría revelada en las escrituras antiguas. El inquebrantable compromiso de Swami Dayanandas con la visión del Vedanta Tradicional es ahora reconocido en todo el mundo: muchos miles de aspirantes se han beneficiado de la profundidad de su entendimiento y la claridad y humanidad de su enseñanza a través de institutos de enseñanza establecidos en la India y los EE.UU. en los años '60.

La enseñanza que se ofrece es un eslabón de una larga tradición ininterrumpida de instrucción desde Adi Shankara hasta nuestros días. Swamiji y sus discípulos llevan a cabo cursos residenciales regulares en los centros enfocándose en el Bhagavad Gita y los diez principales Upanishads como fueron comentados por Adi Shankaracharya. Estos textos complementarios seleccionados se analizan y se enseñan junto con la gramática sánscrita en el estilo Paninian. El canto védico también se enseña en los cursos.

Basándose totalmente en la visión tradicional de los grandes sabios, pero contemporáneo en su enfoque, Swami Dayananda adapta continuamente su estilo de enseñanza para asegurar que la visión del Vedanta sea comunicada con claridad y sea aplicable a las necesidades del mundo moderno. Su lógica impecable, brillante análisis, erudición, uso preciso del lenguaje, junto con un infantil sentido del humor, lo ha hecho el más grande maestro vivo del Vedanta Advaita Tradicional.

Su enseñanza es inequívoca: "No decimos que haya un solo Dios, decimos que SÓLO hay Dios. Nada es profano, todo lo que hay aquí es Ishvara, el Señor". Él enseña la sabiduría perenne que ha existido desde el principio de los tiempos: "Usted es la totalidad. Sin embargo, se siente pequeño, limitado e insignificante. Esto es sólo porque usted sabe que es, pero no sabes lo que es. El conocimiento es el único remedio para esta ignorancia. Para ello, necesita un maestro que esté versado en las escrituras y establecido en la visión de la unidad que es la realidad." En un lenguaje tan sencillo como éste, se comunica la profunda sabiduría.

Swami Dayananda no cree en una organización centralizada sino que anima a sus discípulos y devotos a pensar por sí mismos, para ser lo que son. Él dice: "Sólo cuando damos libertad a los demás, somos realmente libres." Su sencilla capacidad de comunicar verdades profundas inspira a cada persona a dar lo mejor de sí. Él ve que el papel del maestro es compartir su visión para que se convierta en la visión de sus alumnos. Escuchar las palabras de las escrituras, desarrolladas por un maestro cualificado es la más alta disciplina.

El trabajo de Swami Dayananda no se limita a la enseñanza del Vedanta, sino que lo conduce a áreas que tienen un impacto en la humanidad en su conjunto. Él cree que todas las culturas deben ser preservadas, fomentadas y apreciadas. Su aflicción por la pérdida de las grandes civilizaciones del pasado, como la egipcia, griega, azteca y otras, le hace muy consciente de la necesidad de fomentar la diversidad de la cultura humana que existe hoy. Considera que todas las formas culturales son válidas y merecedoras de respeto, llevándole a declarar en julio de 1999 que un cambio radical religioso/cultural, de cualquier forma, es violencia. Fue una declaración profunda y global que ha sido respaldada en universidades y entre otros pensadores y líderes espirituales de todo el mundo.

En la conferencia La Fe y los Derechos Humanos celebrada en La Haya, Países Bajos, en diciembre de 2008, por ejemplo, Swami Dayananda, en representación de la fe hindú, fue fundamental para garantizar la inserción de una cláusula que decía: "Consideramos la libertad de tener, conservar y adoptar una religión o creencia una elección personal, sin coacción o presión alguna, como un derecho innegable". Fue una enmienda importante que extendería los derechos humanos al ámbito de la fe y fue firmada por los líderes de todos las grandes religiones del mundo.

Conferencia Fe y Derechos Humanos en La Haya
La Reina Beatriz de los Países Bajos con los líderes religiosos
en la Conferencia Fe y Derechos Humanos en la Haya, 2008

En la India, contribuyó decisivamente en reunir a los líderes de las principales tradiciones hindúes para formar el Hindu Dharma Acharya Sabha (Consejo de los Maestros de la Tradición hindú) por primera vez en la historia de esta religión. Viajando sin descanso por todo el país, reuniéndose personalmente con los responsables de los distintos mathas (monasterios), él los convenció de la importancia de establecer un órgano unificado que sea la voz oficial del Hinduismo.

El Hindu Dharma Acharya Sabha, es el órgano unificador superior que proporciona liderazgo, orientación y una voz colectiva para los hindúes. Se creó en 2002 y ha crecido hasta convertirse en un cuerpo que comprende prácticamente todas las antiguas Sampradayas (Tradiciones) del Hindu Dharma, con una membresía actual de más de 125 Acharyas (maestros). Los miembros son venerados Jefes de mathas con varios cientos de años de antigüedad y que incluyen a los Sankaracharyas y a los jefes de los principales centros. El Acharya Sabha ha llegado a ser ampliamente conocido en la India como en el extranjero y ahora cuenta con comités regionales constituidos por grupos más pequeños de Acharyas, cada uno con su propio coordinador mientras que SS Swami Dayananda Saraswati continúa como coordinador del órgano superior.

En las reuniones de los Consejos, él se aseguraba de que los líderes espirituales recibieran el debido respeto, proporcionándoles los asientos correspondientes en el estrado mientras él se sentaba más abajo, tomando nota de las actas. Era un momento de humildad para aquellos que conocían y veneraban a Swami Dayananda, porque demostraba la poca pretensión con que llevaba su influencia. Nunca se proyecta a sí mismo porque no tiene una agenda personal. Su principal preocupación es sólo reforzar el dharma hindú. Como coordinador del Consejo y en su capacidad independiente como pensador, escritor y maestro de Vedanta, Swami Dayananda ha hablado en diversos foros internacionales, como la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas de las Religiones del Mundo en el año 2000.

El año 2000 vio una mayor expansión de las actividades de Swami Dayanandas en el ámbito de la comunidad y el desarrollo social. En noviembre, fundó el Movimiento de Toda la India para Servir (AIM for Seva), para llevar la educación basada en valores y la atención sanitaria a las secciones más desfavorecidas de la sociedad india. La educación basada en valores enseña cómo llegar a ser un contribuyente de la sociedad y no sólo un consumidor. "Una persona que consume poco y aporta mucho es una persona madura, porque a través del dar viene el auto-crecimiento", declara Swami Dayananda.

Durante nueve años, AIM for Seva ha llegado a más de 10 millones de personas en 15 estados de la India. Hoy mantiene 80 residencias de estudiantes, 18 instituciones educativas y cinco hospitales y es la asignatura de un módulo de enseñanza sobre el espíritu emprendedor social en una escuela de comercio de Estados Unidos. En Manjakudi, el lugar de nacimiento de Swami Dayanandas, los devotos se han inspirado para desarrollar un modelo de educación rural. Miles de estudiantes de más de 125 pueblos van allí a estudiar en una de las tres instituciones creadas en medio de exuberantes arrozales verdes y administradas por el Swami Dayananda Educational Trust.

Otra iniciativa es el movimiento para la protección de la tradición hindú, Hindu Dharma Rakshana Samiti, que ayuda a preservar y difundir el conocimiento de la riqueza de la cultura védica. Swami Dayananda cree que una fuerte presencia y apreciación del dharma hindú es esencial para la armonía religiosa y cultural, la paz mundial y la comprensión. Su interés abarca todos los aspectos de la cultura y la tradición de la India, ya sea escultura, danza, música, pintura, estudios védicos, el canto, la astrología o la preservación de los manuscritos en formato digital, la lista es interminable.

Música carnática

Ha compuesto muchas "Kritis" en sánscrito, posteriormente interpretadas por eminentes músicos carnáticos. Rica en contenido y llena del espíritu de devoción, las palabras revelan la visión que es Vedanta. Él ha instituido el premio Arsha Kala Bhushanam para honrar a músicos que han contribuido significativamente a la promoción de la música carnática. Hasta la fecha 13 músicos de alto nivel han recibido este premio.

Profundamente preocupado por el medio ambiente y la ecología, Swami Dayananda ha abordado los problemas del calentamiento global, señalando el impacto negativo de la cría de animales para el consumo humano, es decir, la producción de metano, en particular entre los animales rumiantes. Ya se trate de plantar árboles, cultivar verduras, huertos ecológicos, suministrar agua y electricidad a zonas remotas, grupos de mujeres de autoayuda, formación profesional, junto con su campo especializado de enseñanza, expresión oral y escrita, el genio que es Swami Dayananda es un fenómeno único. No busca publicidad ni tampoco anima a sus discípulos y devotos a que lo hagan.

Siempre atento a las necesidades de las personas, encuentra maneras de ayudar, no importa cuán pequeño o grave que sea el problema. Un verdadero líder, trabaja detrás de las escena, fomentando gentilmente los talentos y habilidades de las personas que entran en contacto con él. Si la compasión, el intelecto, la erudición y la sabiduría, imbuida de una humildad entrañable, fueran a tomar forma humana, entonces sin duda sería Swami Dayananda Saraswati.

Él ha viajado extensamente difundiendo el mensaje de los antiguos rishis de la India, convencido de que la visión Védica es tan esencial y válida hoy como lo fue hace miles de años. (*)

 
* Swamiji alcanzó el Mahasamadhi en Rishikesh a orillas del Ganges el 23 de septiembre de 2015.

Para más información acerca de Pujya Swami Dayananda Saraswati ―su trabajo, conferencias, sus libros, CDs y DVDs― ir a los siguientes sitios web:

Arsha Vidya Gurukulam, Tamilnadu
Arsha Vidya Gurukulam, Saylorsburg, Pa
AIM for Seva, Chennai
Arsha Vidya Research and Publication Trust, Chennai
Swami Dayananda Educational Trust