Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Más allá de "mí" se encuentra la verdadera...

Artículos - Bentinho Massaro

Más allá de "mí" se encuentra la verdadera estabilidad

por Bentinho Massaro, extraído de: Insights Into Awareness (Cap. 8)

¿Quién es "yo" y quién es "mí"? ¿Y quién hace esta pregunta?

Bentinho Massaro

Mi sentido del yo es tan fugaz y sujeto a cambios como cualquier otro fenómeno en este mundo de percepciones. Un día podría sentir que soy esto, luego al día siguiente podría sentir algo totalmente diferente. Eso que está ahí como el trasfondo o espacio donde aparecen y se disuelven todas las sensaciones, es estable y completamente inmutable.

"Mi sentido del yo surge ... siento que estoy aquí, soy alguien, estoy presente, soy consciente ..." Pero si "yo" puedo darme cuenta de que este sentido de mí mismo está surgiendo, eso implica dos cosas muy importantes:

1) Que hay algún "espacio" sutil donde surge esta sensasción, igual que todo lo demás necesita algún tipo de "espacio" más amplio, más sutil y más abierto que sí mismo para que exista, y,

2) Que este espacio más profundo es la conciencia misma: la conciencia a través de la cual puedo decir que "soy consciente de este sentido de mí mismo". Hay algo más allá de "mí". Algo que es libre y no afectado, pero sin embargo presente en la experiencia de mi sentido más básico de estar aquí.

Porque ¿quién es el yo que puede darse cuenta del sentido de "mí", el sentido de "ser alguien" y la sensación de "estar presente"?

Ambos puntos se refieren a un mismo espacio o apertura de la conciencia: Eso en lo que surgen y se disuelven todas las sensaciones, es lo mismo que lo que se da cuenta de esas sensaciones.

Todo lo que surge en este espacio de conciencia auto-consciente, es en última instancia uno con ese espacio consciente. Al igual que los reflejos en un espejo no son más que el espejo.

¡Somos ya perfecta estabilidad!

Así que si queremos vivir una vida estable, sabia y sin preocupaciones, sólo tenemos que reconocer que ya estamos llevando vidas completamente estables y sin preocupaciones, ¡incluso cuando la inestabilidad y los problemas surgen como una sensación de ser! ¡Todo sucede dentro de la libertad estable perfecta!

Por lo tanto, sólo "necesitamos" reconocer que en realidad no somos la sensación de ser alguien o incluso la sensación de estar presente, ¡porque eso también es una sensación que surge en Ti!

Cuando estás presente, no eres "más conciencia" que cuando no estás presente, porque tanto las sensaciones de "olvidarse" y "perderse", así como la sensación de "estoy presente", son sólo sensaciones que surgen en la conciencia y son conocidas ya, y siempre, por la conciencia sin esfuerzo. O de lo contrario no conoceríamos estos estados de olvidarse y "no estar presente". La conciencia conoce o es consciente en todo momento.

Así que no hay nada de qué preocuparse o incluso qué lograr. Sólo relájate, simplemente descansa, y reconoce la presencia pacífica que está aquí sin que tú hagas nada para que esté aquí.

La conciencia es completamente estable, y teniendo en cuenta el hecho de que tanto la sensación de que somos alguien como la sensación de estar presente se desvanecen una y otra vez, implica que la conciencia no depende tampoco de ellas. Es una evidencia que la conciencia está más allá incluso de esas sensaciones como el trasfondo siempre estable en el que todo movimiento y cambio, incluyendo "nosotros", sucede.

¡Tú eres ya ese trasfondo! Nada de lo que hayas pensado o hecho sobre ti mismo añadirá o restará nada de eso. Todo lo que "necesitamos" hacer para liberarnos de nuestra percepción personal, es reconocer que todo lo que surge lo hace dentro de esta conciencia estable que se encuentra más allá del "mí".

"Más allá" simplemente significa que está ahí, incluso cuando el sentido de "mí" no está ahí. Al igual que el espacio está ahí haya planetas o no.

Nada se desconecta de Ti/Conciencia

Siempre hay este espacio en el que se manifiestan tus experiencias y sensaciones presentes. Si te sientes de cierta manera hoy, por ejemplo te sientes fatal, entonces esta sensación no debe confundirte con pensamientos que digan: "Oh, me siento fatal, así que ahora no estoy tan consciente, no estoy conectado conmigo mismo. Maldición, tengo que estar más presente, tengo que meditar más". Esta es la tontería más sutil en la que estamos condicionados a creer. Pero podemos liberarnos muy fácilmente de esta creencia con sólo ver que es totalmente falsa.

Así que en vez de eso, preguntémonos:

"Si ese fuera realmente el caso, si yo realmente fuera menos conciencia cuando me siento fatal, entonces, ¿qué es eso que conoce todo este despliegue de sentirse fatal desde el principio hasta el final y más allá? Y ¿no es eso que conoce la sensación de fatal cuando ocurre, el mismo y exacto conocedor que está justo ahí conociendo la sensación que nos dice: "¡Oh, ahora estoy conectado, estoy centrado, estoy presente, soy espiritual?"

La conciencia es el trasfondo o terreno en que surge la sensación de sentirme fatal como una apariencia, como una expresión de la conciencia. La sensación en sí no consiste en algo más que la conciencia y no existe fuera, o desconectada de la conciencia libre. Porque ¿de qué otra manera podrías saber que tu sentido de ser alguien se siente fatal en este momento?

Tú eres Eso en que TODO surge, perdura y se disuelve en y como sí mismo. Deseos, miedos, emociones, dicha, odio, amor, realización, no realización, ignorancia, iluminación ... Todos son apariencias de, en y como la conciencia. Igual que los sueños van y vienen dentro ―y sólo como― el trasfondo libre e inasible de la mente.

Siempre puedes confiar y relajarte en la apertura que permite que todo sea lo que ya es. Siempre puedes reclinarte y reconocer la conciencia como el trasfondo de toda experiencia, incluso en la más inmediata o desafiante de las situaciones.

Este "espacio" de conciencia nunca se separa de ti y todos tus pensamientos, emociones, sensaciones y realizaciones ocurren dentro de esta apertura perfecta ya presente. Esta es la condición original de todas las percepciones. Incluyendo la percepción del universo. El universo es también una percepción que surge en y como la pura condición o estado original que es igual a la Conciencia.

Relájate y reconoce lo obvio 😃. ¡Es facilísimo!

A continuación, repite una y otra vez para que quede irrefutablemente claro en tu experiencia, que la conciencia es/está siempre ya presente.