Ruta de Sección: Inicio > Extractos > La Sobreimposición

Extractos - Sankara

La Sopreimposición (Adhyarupa)

por Sankara Extraído del Primer Capítulo de Advaita Bodha Dipika
Advaita Bodha Dipika

Discípulo: Mordido por la cruel serpiente del doloroso samsara, estoy aturdido y sufro. Maestro, por favor, sálveme de este infierno en llamas y dígame cómo puedo ser libre, si es tan amable.

Maestro: ¡Muy bien dicho, hijo mío! Eres inteligente y disciplinado. Ya no necesitas probar que eres un discípulo competente. Tus palabras muestran claramente que lo eres. ¡Ahora, escucha con atención!: en el Ser Supremo de Existencia-Conocimiento-Bienaventuranza, ¿quién puede ser la entidad trasmigradora? ¿Cómo puede existir este samsara? ¿Qué pudo haberlo creado? ¿Cómo puedes estar engañado si tú eres la realidad no dual? ¿Cómo y cuándo surgió? Estando en sueño profundo, sin haber cambiado en ningún sentido y tras dormir abundante y tranquilamente, un tonto al despertarse comienza a gritar: "¡Oh, estoy perdido!". ¿ Cómo es posible que tú, el inmutable, el carente de forma, Ser Supremo y Bienaventurado, puedas exclamar: "¡Soy un miserable!" y otras cosas parecidas? Hijo, realmente no hay nacimiento ni muerte, nadie nace ni muere, ni nada parecido.

D.: ¿Qué existe entonces?

M.: Solo existe el Ser sin comienzo, sin final, no dual, nunca esclavo, siempre libre, puro, consciente, único, supremo y Conocimiento Bienaventurado.

D.: Si es así, dígame cómo esta poderosa ilusión del samsara me cubre hasta convertirme en una densa oscuridad parecida a las nubes de la estación de las lluvias.

M.: ¿Que se puede decir del poder de esta ilusión (Maya)? De la misma forma que una persona confunde un poste de madera con un hombre, tú confundes al no dual, al Ser Perfecto, con un individuo. Al estar en el error, eres desgraciado. Pero ¿cómo surge esta ilusión? De la misma forma que un sueño cuando estamos durmiendo, este falso samsara aparece en la ilusión de la ignorancia, que a su vez también es irreal. De ahí tu error.

D.: ¿Qué es la ignorancia?

M.: Escucha. En el cuerpo aparece un fantasma, el "yo", su identificación con el cuerpo se llama jiva. Este jiva siempre extrovertido, que toma al mundo como real y a si mismo como el actor y el que goza de placeres y penas, deseoso de esto y aquello, carente de discriminación, que nunca recuerda su naturaleza real, que no se pregunta "¿quién soy yo?", "¿qué es este mundo?", vaga en el samsara sin conocerse a sí mismo. Tal olvido del ser es ignorancia.

D.: Todas las Sastras (Escrituras Sagradas) proclaman que este samsara es obra de las manos de maya, pero usted dice que es debido a la ignorancia. ¿Cómo se pueden reconciliar ambas afirmaciones?

M.: Esta ignorancia es conocida por diferentes nombres, tales como maya, pradhana, avyakta, Avidya, la naturaleza, oscuridad y otros más. Por lo tanto, el samsara es solo producto de la ignorancia.

 

D.: ¿Qué es la proyección?

M.: A pesar de que él es el Ser inmutable, sin forma, Supremo, Bienaventurado y no dual, el hombre se considera el cuerpo de manos y piernas, el actor y el experimentador; objetivamente ve este y aquel hombre, esta y esa cosa, y es engañado. Este engaño de percibir el universo externo sobre la realidad no dual, de que el universo está cubriendo al Ser, se denomina proyección.

D.: ¿Qué es la sobreimposición ?

M.: Confundir algo que es por algo que no lo es; como una cuerda confundida con una serpiente, un poste con un ladrón, un espejismo con agua... La apariencia de una cosa falsa sobre una real, eso es sobreimposición.

D.: ¿Qué es la sobreimposición irreal y qué es lo real, sobre lo que se sobreimpone?

M.: La Existencia-Conocimiento-Bienaventuranza no dual, o el Supremo Brahmán, es la realidad. Del mismo modo que la falsa forma y el nombre de la serpiente se sobreimponen en la cuerda, en la realidad no dual las categorías de los seres animados e inanimados se sobreimponen. De esta manera, los nombres y las formas que constituyen el universo crean la sobreimposición. Este es el fenómeno irreal.

D.: En la realidad no dual, ¿quién hace que surja esta sobreimposición?

M.: Maya.

D.: ¿Qué es Maya?

M.: Es la ignorancia acerca del referido Brahman.

D.: ¿Qué es la ignorancia?

M.: A pesar de que el Ser es Brahmán, no existe el conocimiento del Ser como tal. Lo que obstruye ese conocimiento del Ser es la ignorancia.

D.: ¿Cómo es posible que pueda proyectar el mundo?

M.: De la misma forma que la ignorancia del sustrato, es decir, la cuerda, proyecta la ilusión de la serpiente, así la ignorancia de Brahmán proyecta el mundo.

M.: Debe ser considerado una ilusión porque no existe ni antes (de su percepción) ni después (del Conocimiento).

D.: Si antes de la creación y después de la disolución no hay mundo, ¿qué existe entonces?

M.: Solo existe la Existencia básica, no ficticia, no dual, indiferenciada, ad-extra y ad-intra, Existencia-Conocimiento-Bienaventuranza, la realidad inmutable.

 

D.: ¿Cuál es la diferencia entre el estado de sueño y el de vigilia?

M.: Ambos son solo mentales e ilusorios. No puede haber duda sobre esto. Lo único que ocurre es que el mundo de vigilia es una ilusión de gran extensión y el de los sueños, una corta. Esta es la única diferencia, y nada más.

D.: Si la vigilia es solo un sueño, ¿quién es el que sueña?

M.: Todo este universo es el producto del sueño del Conocimiento-Bienaventuranza no dual e inmaculado.

D.: Pero los sueños solo tienen lugar en el sueño. ¿Se ha ido el Ser Supremo a dormir para ver estos sueños?

M.: Nuestro sueño corresponde a su ignorancia, que oculta su real naturaleza desde tiempo inmemorial. Así sueña él el sueño de este universo. De la misma forma que el que sueña se engaña pensando que es él quien experimenta sus sueños, el Ser inmutable es por una ilusión convertido en jiva que experimenta este samsara.

Viendo el cuerpo onírico, sus sentidos, etc., el jiva se engaña en la creencia de que él es el cuerpo, los sentidos, etc., y con ellos gira a través de los estados de vigilia, sueño y sueño profundo. Esto es el samsara.

D.: ¿Qué es el jagrat (estado de vigilia)?

M.: Es el fenómeno en el cual la yoidad, junto con los otros modos de la mente y los objetos vinculados, entran en relación. La yoidad en el cuerpo denso se denomina visva, el experimentador del estado de vigilia.

D.: ¿Qué es el sueño?

M.: Después de que los sentidos se retraen de las actividades externas, quedan en recuerdo las impresiones formadas por los modos mentales del estado de vigilia, que se reproducen como visiones en los sueños. El experimentador de este estado sutil es denominado taijasa.

D.: ¿Qué es sueño profundo ¿susupti?

M.: Cuando todos los modos mentales permanecen dormidos en la ignorancia causal, se dice que se está sumido en un sueño profundo. Aquí el experimentador, conocido como prajña, tiene la bienaventuranza del Ser.

El jiva gira en este tiovivo debido a la operación del karma pasado, que le da las experiencias de la vigilia, el sueño y el sueño profundo. Esto es el samsara. De la misma forma, el jiva se ve sujeto a nacimientos y muertes por la operación de su karma pasado.

M.: No obstante, solo son meras apariencias de la mente engañada. Él parece nacer y parece morir.

D.: Maestro, no solo yo, sino todos los demás, experimentamos directamente este mundo de seres vivientes e inanimados, y lo tomamos por empírico y real, ¿Cómo se puede decir que sea irreal?

M.: El mundo, con todo su contenido, es solo una sobreimposición en el éter de la Conciencia.

D.: ¿Qué es lo sobreimpuesto?

M.: La ignorancia del Ser.

D.: ¿Cómo es sobreimpuesta?

M.: Como una pintura de seres animados e inanimados que representan unas escenas sobre un fondo.

 

D.: Maestro, admítase que el cielo, el infierno, etc., sean falsos, pero ¿cómo puede Ishvara, tan mencionado en las Escrituras, ser declarado irreal?

M.: Los pasajes que explican la gloria de Ishvara están seguidos de otros que afirman que es un producto de maya, y el jiva un producto de la ignorancia.

D.: ¿Por qué se contradicen las Escrituras con pasajes de diferente significación?

M.: Su propósito es el de purificar la mente del estudiante por su propio esfuerzo, con actos tales como buenas acciones, austeridades y devoción. Con el fin de engatusarlo, se le dice que estas actividades le traerán goces. Al ser inanimadas, no pueden por sí mismas producir frutos. De modo que un todopoderoso Ishvara aparece en escena. Después, la Escritura manifiesta que Ishvara, el jiva y jagat (universo) son igualmente falsos.

Ishvara, producto de la ilusión, no es más real que las imágenes de un sueño, producto de la mente del soñador. Tiene la misma categoría que el jiva, producto de la ignorancia, o que las imágenes del sueño, producto de quien sueña.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter