Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Advaita Bodha Dipika

Libros - Sankara

advaita bodha dipika
(la lámpara del conocimiento no-dual)

Advaita Bodha Dipika

Detalles del libro:

Título: ADVAITA BODHA DIPIKA
Subtítulo: La lámpara del conocimiento no-dual
Título Original: Advaita Bodha Dipika
Autor: Sankara
Nº de páginas: 171
Editorial: Sirio
Año de edición: Junio 2013
ISBN: 978-84-7808-890-4

Descripción:

Para muchos el Advaita Bodha Dipika (La lámpara del conocimiento no-dual) es el resumen más claro y accesible del sistema de filosofía hindú conocido como Advaita Vedanta. Se cree que es una condensación de textos de Sankara y de otros sabios, recopilada por Sri Karpatra Swami, en sánscrito, en doce capítulos, aunque hasta nosotros ha llegado tan solo la versión tamil, que consta de ocho capítulos. El texto adopta la forma de un diálogo entre un buscador y su maestro espiritual. Las preguntas del buscador tienen que ver con la naturaleza de la vida, del universo y de la humanidad, tratando en general cuestiones que siguen teniendo vigencia en nuestros días.

Al igual que el Yoga Vasishta Sara, este librito fue también muy apreciado por Sri Ramana Maharshi, quien con frecuencia lo recomendaba a quienes desearan comprender el sendero del Advaita Vedanta.

Introducción

1.- ¡Me postro a los pies sagrados del Señor Supremo, el refugio de todo el universo, el medio para destruir el samsara (ciclo de nacimientos y muertes), el Eterno Dios Ganesha de cara de elefante!

2.- Medito en el santo maestro conocido como Chidambara Brahmán, la misma esencia del Supremo Ser no dual, su misma Bienaventuranza y el mejor yogui de entre todos los hombres, por cuya mirada luminosa, yo, un tonto, cegado por la masiva oscuridad de la ignorancia sin comienzo, gané la preciosa joya del Gñyana (Conocimiento).

3.- Medito en ese santo maestro, y en el polvo de sus pies de loto, que entrando en contacto con los hombres hace que puedan cruzar fácilmente el océano sin orillas del samsara, como si fueran un destello.

4-5.- Para quienes se encuentran capacitados por haber eliminado todos sus pecados por la práctica de las austeridades en vidas pasadas, por su mente pura, sus intelectos que discriminan lo real de lo irreal, indiferentes a los placeres de este u otros mundos, con sus mentes y sentidos bajo control, por haber subyugado las pasiones y abandonado las acciones (deberes sociales) como si se tratara de un fardo, con la mente firme y tranquila, con fe inamovible, deseosos de liberarse de la esclavitud, este trabajo, Shri Advaita Bodha Dipika, es presentado en ocho capítulos.

6.- Diferentes trabajos con el tema del Advaita han aparecido desde los maestros de antaño, como los de Shankaracharya y Vidyaranya; sin embargo, de la misma forma que los padres gozan al escuchar las palabras quebradas de los hijos, así las buenas gentes gozarán de corazón de esta obra a pesar de lo imperfecta que pueda ser.

Comentario

El Advaita Bodha Dipika (La lámpara del conocimiento no-dual) es un diálogo entre un discípulo deseoso de encontrar la verdad y su maestro. Esta obra es considerada como una recopilación de textos de Sankaracharya y otros sabios llevada a cabo por Sri Karpatra Swami. En su origen se escribió en sánscrito constando de doce capítulos pero en la actualidad solo se dispone de una versión en tamil de ocho capítulos que es la que esta edición traduce.

Curiosamente en este diálogo entre discípulo y maestro, éste recurre con frecuencia a citas del Yoga Vasishta, o directamente a las palabras del sabio Vasishta para aclarar las dudas de su discípulo. También cita a otros textos tradicionales, aunque con menor frecuencia, por supuesto se dirige a la autoridad de la Sruti (la Revelación) y las Sastras (Escrituras Sagradas): los Vedas, las Upanishad y la Gita; pero también hay citas al Ramayana, al Dhyana Dipika, al Panchadasi, el Sutra Samhita, además de apoyarse en las palabras de Shankaracharya y otros sabios menos conocidos. El Advaita Bodha Dipika es, por tanto, un buen compendio de numerosas escrituras de sabiduría, en particular, del Vedanta Advaita.

Como comentábamos en el Yoga Vasishta, y en prácticamente todos los tratados tradicionales hindúes, la paradoja final del vedanta advaita es expuesta como una bofetada; después o, de imprevisto, de todo el despliegue de la enseñanza, de todas las explicaciones sobre el universo, el alma, el individuo, maya, la ignorancia, etc. la Verdad Suprema es declarada. En el Advaita Bodha Dipika lo que llama la atención es que ya es expuesta en el Capítulo I ―casi nada más comenzar, versos 7-11― y con mucha más extensión en el Capítulo II versos 54-55.

Es frecuente encontrar en los tratados tradicionales sentencias tajantes que pueden parecer muy duras ―esto es porque no dejan resquicio alguno a la ignorancia―; el Advaita Bodha Dipika no iba a ser menos. Hay muchos ejemplos pero en el Capítulo III encontramos uno curioso: en los versos 50-53 se describe en qué consisten las enseñanzas del vedanta (por cierto nada que ver con lo que hoy se lee y oye) pero también que de nada sirve estudiar el vedanta (y mucho menos enseñarlas) si sus enseñanzas no se llevan a la práctica, es decir, a la vida ordinaria: "No importa lo letrado que uno sea mientras las enseñanzas no se practican... a pesar de estar siempre ocupado con su vedanta, leyéndolo y enseñándolo, no es mejor que un perro ordinario..." "En el mundo vemos como hay muchos eruditos consumidos por el orgullo y la codicia. Sin duda el estudio del Vedanta le hace a uno discernir, pero si no está acompañado por el desapasionamiento, etc., es inútil y no lleva a la indagación". Después de un extenso diálogo ente el maestro y el discípulo que no deja de poner objeciones sobre la importancia del conocimiento de las escrituras, el maestro sentencia: "el conocimiento del Ser contenido en las escrituras únicamente puede ser indirecto. Esto deja al hombre tal como estaba, ignorante. Solo el conocimiento de la experiencia directa puede ser verdadero y útil. El Ser es algo para realizar y no algo sobre lo que hablar".

E igualmente, como en toda escritura tradicional, se pone de manifiesto la importancia del maestro ―algo que vemos negar hoy día en el llamado "neoadvaita"―: "Erudito o iletrado, nadie puede tener éxito sin un maestro. Desde tiempos inmemoriales, incapaces de realizar el Ser, incluso los buscadores eruditos fueron en pos de un maestro..."

El capítulo I ―todo un tratado en sí mismo del punto de vista del vedanta― trata de la sobreimposición, es decir, el agudo discípulo va exponiendo sus dudas al maestro sobre las grandes cuestiones tradicionales: qué es maya, que es la ignorancia, la naturaleza del Ser, cómo es posible la confusión, etc. Llama la atención el gran espacio dedicado a la "gran ilusión", maya, y una definición muy tajante: "Maya es llamada maya porque puede hacer posible lo imposible. Es el poder de hacer ver lo que nunca estuvo ahí..." "Nada puede escapar a su poder. Incluso el Ser, que es siempre inmaculado e inmutable, parece cambiado y trastocado".

El capítulo II ―la supresión de la sobreimposición― puede considerarse como una continuación del anterior puesto que maya y sus paradójicos efectos siguen siendo los protagonistas. Al final del capítulo se advierte que se deben conocer bien, o más bien experimentado los efectos de la ignorancia y desear liberarse de ella para desear conocer el proceso de la indagación sobre el Ser como medio para erradicarla.

En el capítulo III se describen los caminos más adecuados, el yoga o la indagación, en función de las cualificaciones de los buscadores de la liberación.

En el capítulo IV se considera el camino de la indagación. Se explican los cuatro pasos tradicionales ―numerosas veces comentados por Sri Bhagavan Ramana― esto es: escuchar la verdad, reflexionar sobre ella, meditar y experimentar la alegría sin causa del Ser. A través del diálogo se hace una análisis exhaustivo de la naturaleza del Ser y de sravana ―escucha sobre el Ser― y sus frutos: el conocimiento indirecto del Ser.

En el capítulo V se explica la causa, naturaleza, efecto, límites y fruto de la reflexión acerca de lo escuchado acerca del Ser: manana ―en la mayoría de los textos se suele decir manava― . Se habla cómo debe llevarse a cabo la indagación sobre el Ser que no es otra cosa que esa reflexión cuyo efecto es destruir el velo de la ignorancia y la experiencia directo del Ser. En este capítulo se produce un hecho muy curioso que también algunas Upanishads reflejan. Después de una aguda reflexión el discípulo declara haber directamente experimentado el Ser y, para comprobar que ello es cierto, ahora es el maestro el que interroga al discípulo para comprobar su realización. Después de varias preguntas el maestro confirma la experiencia del Ser de su discípulo a quien ya llama: "Sabio, estimado hijo mío, por la gracia de Dios has realizado lo que debe realizarse…" Pero la tarea no acaba aquí puesto que el maestro le dice: "Hasta ahora has realizado el significado de 'Tú' en la frase 'Tú eres Eso'. Continúa tu indagación en la misma línea, y realiza el significado de 'Eso' en la frase". Aquí se plantea la ecuación fundamental del vedanta: Atman y Brahman son uno y el mismo.

En los capítulos VI y VII el maestro le explica al discípulo que ahora debe abandonar las escrituras y meditar en el Ser para erradicar todas las tendencias latentes que ocultan incluso el conocimiento directo del Ser. Es el paso del conocimiento a la realización o liberación en vida en la cual la individualidad (toda limitación) es perdida, esto es, la meta última de todo verdadero camino: la felicidad sin causa y permanente.

Como vemos el Advaita Bodha Dipika es una obra completa de sabiduría en la que se pueden hallar las respuestas a las preguntas fundamentales y los medios para realizar el Ser todo ello bajo el punto de vista del camino de la no-dualidad. Y al igual que el Yoga Vasistha Sara esta obra era muy apreciada por Bhagavan Ramana y también recomendaba su estudio; una "apuesta" segura.

Recensión por José Manuel Lagunas
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter