Ruta de Sección: Inicio > Extractos > La iluminación es una rebelión...

Extractos - Osho

La iluminación es una rebelión contra todas las tradiciones

por Osho
Osho

La iluminación es sin duda la clave, pero casi todas las tradiciones están en contra — y hay una razón por la que están en contra. La razón más fundamental es que si la iluminación es una realidad, Dios se convierte en una irrealidad. Si tu propia iluminación es el fin último, entonces nada puede estar por encima de eso. Entonces la propia consciencia del hombre se convierte en la realidad más elevada.

Las religiones y las tradiciones que creen en Dios no puede permitir la iluminación. Va en contra de todas sus ficciones. Sus ficciones sólo pueden existir en la oscuridad, no en la luz. Para mantener con vida sus ficciones, para mantener sus sueños realidad, no pueden permitir que los seres humanos despierten. No se oye hablar de los místicos cristianos como iluminados, no se oye hablar de los místicos judíos como despiertos. De hecho, la iluminación es la alternativa de Dios.

Todo lo que pertenece a las religiones ritualistas está en peligro por la iluminación, porque la iluminación no tiene rituales, no tiene oraciones, no tiene escrituras. Cree totalmente tanto en ti, su respeto por la humanidad es tan absoluto e irrevocable ... que es natural que todos los sacerdotes estén en contra de ella, porque todo el oficio de los sacerdotes depende de ficciones, y la iluminación destruye las ficciones.

Todas las teologías son fabricaciones de la mente, y la iluminación es una trascendencia más allá de la mente. Todo lo que pertenece a la mente es una pesadilla. ¿Dónde existen los dioses? ¿Dónde está el cielo, el infierno? ¿Dónde están los ángeles y fantasmas? Todos ellos constituyen la entidad llamada la mente.

La iluminación es la mayor revolución que se puede concebir, ya que destruye todas las ficciones, los rituales, los dioses, las tradiciones, las escrituras. Te deja sólo con la consciencia esencial de tu propio ser. Su confianza en la consciencia es tan total que no hay necesidad de nada más.

No se ha dicho tan claramente como lo estoy diciendo ... Quiero dejar absolutamente claro que la misma idea de la iluminación está en contra de todas las religiones. O, en otras palabras, la única religión auténtica es la de la iluminación. Todas las demás religiones forman parte del mercado; son empresas que explotan la impotencia humana, la debilidad humana, las limitaciones humanas.

Las religiones han hecho tanto daño al hombre que no tiene paralelo. Nada ha sido tan peligroso. En todas las formas posibles ha impedido que el hombre ni siquiera oiga la palabra "iluminación". No debes darte cuenta de que levantar tus manos hacia el cielo es estúpido — de que no hay nadie para responder tus oraciones, de que ninguna oración ha tenido respuesta nunca.

Todos los dioses son tus propias creaciones. Tú los esculpes, y nunca piensas en ello — que continuas adorando cosas que tú has creado. La Biblia cristiana dice: "Dios creó al hombre a su imagen y semejanza". La verdad es todo lo contrario: el hombre ha creado a Dios a su propia imagen. Y entonces —la última locura— adoras a tu propia imagen. De hecho, si fueras un poco inteligente, podrías comprar un espejo y adorarte.

Todos los dioses no son más que tus propias reflexiones. No hay necesidad de ir a un templo o una iglesia; simplemente lleva contigo un pequeño espejo. Quizás las mujeres son más inteligentes al respecto — no dejan de mirarse una y otra vez en el espejo, creen en el espejo.

Sin embargo, todos los dioses son iguales; todos los rituales son creados por astutos sacerdotes. Ninguna de las escrituras ni siquiera son literatura de primer nivel; son contribuciones muy de tercera clase. Pero sólo porque son sagradas ... ¿Quién las hace sagradas? Hay personas que tienen sus propios intereses personales ... Hay una larga cadena desde Dios a los profetas, a los mesías, a la sagrada escritura, a la iglesia. Pero la única realidad en toda esta larga línea de ficciones es el sacerdote, y todo su esfuerzo a través de los tiempos ha sido para explotarte. Y no sólo para explotarte — la explotación es posible sólo si se cumplen ciertas condiciones: que tienes que hacerte sentir culpable.

Se han inventado formas extrañas para que te sientas culpable. Los hindúes dicen que estás sufriendo, en la miseria, no a causa de tus estupideces, no a causa de tu inconsciencia, no porque no hayas hecho ningún esfuerzo para alcanzar la iluminación, sino a causa de tus malas acciones que has hecho durante millones de vidas pasadas. Ahora no puedes deshacerlas; no hay forma de retroceder. Esa carga que tienes que soportar, y bajo esa carga pierdes toda tu dignidad, todo tu orgullo. Todo lo que puedes hacer es orar a Dios para que te ayude, para que te salve.

Los cristianos — como no tienen la idea de muchas, muchas vidas, sino sólo de una vida— no pueden utilizar la misma estrategia. Han encontrado su propia estrategia: el hindú sufre a causa de las millones de vidas pasadas, el cristiano sufre porque Adán y Eva, hace mucho tiempo, allá por el principio, desobedecieron a Dios. La idea es tan descabellada ... ¿De qué manera puedo ser yo responsable si Adán desobedeció a Dios?

Pero el cristianismo continúa insistiendo —y el cristianismo significa la mitad de la humanidad— que naciste en pecado, porque tus antepasados Adán y Eva desobedecieron a Dios. Has nacido de pecadores; por consiguiente eres miserable. Y seguirás siendo miserable a menos que te arrepientas y a menos que seas perdonado. Sólo el hijo de Dios, Jesús, te puede salvar. Él va a defenderte en tu nombre; va a ser tu defensor. Sólo tienes que creer en él y en el día del juicio final sólo elegirá a las personas que creen en él, y pedirá a Dios que los perdone.

El resto de la humanidad caerá en el infierno eterno.

Estas son grandes estrategias para llevar a la gente al redil del cristianismo ... porque esa es la única manera de salvar tu futuro; de lo contrario, no hay esperanza. De alguna manera, cada religión te ha quitado tu belleza, tu grandeza, ha destruido la idea misma de que tienes algún valor, algún sentido, algún significado, que tienes algún potencial.

La iluminación es una rebelión contra las tradiciones, contra todos los sacerdotes, contra todas las religiones, porque declara que no hay nada más alto que la consciencia del hombre. Y el hombre no está sufriendo porque algún hombre estúpido en el pasado desobedeció a un Dios ficticio; el hombre no está sufriendo a causa de millones de vidas de actos malvados. El hombre está sufriendo por la sencilla razón de que no se conoce a sí mismo. Su ignorancia de sí mismo es la única causa de su sufrimiento, miseria, tortura.

La iluminación trae todo a una conclusión muy simple y científica. Señala claramente que todo lo que necesitas es aprender el arte de la conciencia.

Ta Hui tiene razón al decir que la iluminación es la llave, la única llave que abre todas las realidades y todas las bendiciones y todos los potenciales que han estado ocultos en tu interior. Eres una semilla: la iluminación no es más que encontrar el suelo adecuado y esperar que llegue la primavera.

La iluminación es este punto de vista tan radical.

No es otra religión.

Es la única religión.

Todas las demás religiones son falsas.

-Osho

Extracto de El Gran Maestro Zen Ta Hui, Capítulo 34
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter