Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Dieciocho Tratados Vedanta Advaita

Libros - Sri Shankaracharya

dieciocho tratados vedanta advaita
atribuidos a sri shankaracharya

Dieciocho Tratados Vedanta Advaita

Detalles del libro:

Título: DIECIOCHO TRATADOS VEDANTA ADVAITA
Autor: Sri Shankaracharya
Nº de páginas: 178
Editorial: Sanz y Torres
Año de edición: 2011
ISBN: 978-84-92948-86-4
Traducción, introducción y notas: Roberto Mallón Fedriani

Descripción:

Sri Shankaracharya vivió en la India entre los siglos VIII y IX. Viajó de un lado a otro de la India exponiendo la doctrina Vedanta Advaita. Al final de su vida había fundado al menos cuatro monasterios.

Esta compilación está constituida por dieciocho tratados sobre la principal meta del ser humano y que constituye la única y verdadera razón de ser de su existencia: la realización de Atman o Sí-mismo.

Algunos tratados estarían destinados a los principiantes, mientras que otros textos serían materia de estudio para estudiantes más avezados. La mayoría de ellos están claramente indentificados como procedentes de la pluma de Shankaracharya. Otros, por el contrario, parece que fueron escritos por sus discípulos o por otros maestros anónimos del Vedanta.

Extracto de la Introducción

La presente compilación está constituida por dieciocho tratados que apuntan de una manera directa hacia realización de aquello que es considerado en el Hinduismo la principal meta del ser humano; aquello que constituye la única y verdadera razón de ser de su existencia: la realización de Atman o Si-mismo.

Todos los textos ―unos más extensos, otros breves y sintéticos― forman parte de la Tradición Vedanta Advaita o No-dualista y su autoría se atribuye a Sri Shankaracharya. Este tipo de tratados, conocidos en el ámbito Vedanta como Prakarana Granthas, estarían destinados a los principiantes, mientras que otros textos de Shankaracharya como sus Comentarios ―o bashyas― a las Upanishads o a los Brahmasutras de Vyasa serían materia de estudio para estudiantes más avezados.

En opinión de los expertos, algunos de ellos están claramente identificados como procedentes de la pluma de Shankaracharya. Otros, por el contrario, parece que fueron escritos en épocas posteriores por otros maestros anónimos del Vedanta. Sea como fuere, desde nuestro punto de vista consideramos que lo importante radica en que entre los actuales representantes del Vedanta Advaita existe consenso en cuanto a que dichos textos pertenecen y son manifestación cristalina de dicha Tradición.

Sri Shankaracharya, también llamado Shankaracharya, Adi Shankara, o Shankara Bhagavatpadacharya, vivió en India entre los siglos VIII y IX de la era cristiana. Hijo de brahmines, nació en el estado de Kerala al suroeste de la India. Siendo muy joven, y tras el impacto de la muerte de su padre, viajó al norte de India en busca de un gurú, encontrando ―o más bien siendo encontrado― por el maestro Govinda Bhagavatpada, quien a su vez era discípulo de Gaudapada, autor éste de los famosos Comentarios a la Mandukya Upanishad. Adi Shankara dedicó su no muy larga existencia en este mundo (algunos afirman que vivió treinta y tres años) al estudio de las Upanishads, y en general al de los Shastras o escrituras sagradas. Viajó de un lado a otro de la india exponiendo la doctrina Vedanta Advaita. Escribió múltiples tratados, himnos y comentarios a los Shastras, entre los que cabe destacar los dedicados a los Brahmasutras y a la Baghavad Gita. Al final de su vida había fundado al menos cuatro monasterios o matha que perduran hasta la actualidad como referente viviente del sanatana dharma, y ello no solo para los hindúes, sino para toda la humanidad llamada a la comprensión de la Tradición Primordial.

A fin de evitar interpretaciones erróneas en aquellos que no conozcan al menos en parte el Vedanta Advaita, creemos oportuno hacer algunas aclaraciones. En primer lugar conviene dejar claro que Shankara no fue el fundador, descubridor, o promulgador de una nueva religión o filosofía, sino que fue un eminente expositor (es considerado encarnación de Shiva...) de la unidad y coherencia de la doctrina védica. Shankara distinguió las dos formas de aproximación a Dios ―a Brahman― que en términos escolásticos se corresponden con la teología afirmativa y con la teología negativa. Como es sabido, en la primera se predican cualidades de Dios, mientras que en la segunda son abstraídas a fin de reconocer que, en última instancia, no son sino ilusiones sobreimpuestas sobre Aquello que constituye la Única Realidad.

Shankara se centró en la segunda vía como método para alcanzar lo que Rene Guenon denominó "Identidad Suprema", y que es enunciado en las grandes sentencias de los Upanishads como aquella que declara que "Yo soy Brahman" o "Aham Bramasmi". Ahora bien, esto no significa en absoluto que Shankara rechazara las otras vías que por su carácter implican un dualismo por partir de una posición en la que el ser individual se ve a si mismo como ente separado frente una representación interna o externa de la Divinidad. Para Shankara, éstas vías de carácter devocional (bákticas) o bien orientadas a la acción pura (kármicas), habrían de ser practicadas por todos aquellos que aun no han alcanzado a realizar esa Identidad que persigue el no-dualismo vedántico por el camino del Conocimiento de lo Real o la discriminación de lo Real de lo no-Real (Jñana - Viveka).

Se sabe que el propio Shankara no abandonó la práctica devocional característica del bakta, y ello se puede comprobar no sólo por los episodios que se cuentan de su vida, sino a través de la lectura de los muchos himnos que escribió. No obstante, también es cierto que esta actitud devocional de Shankara no puede equipararse a la de la generalidad. Se cuenta que una vez llevaba a cabo sus plegarias, Shankara pedía perdón a la divinidad por haber admitido la dualidad en Aquello que es No-dual. En el hinduismo ortodoxo hay un camino espiritual adecuado para cada persona, pero todos los caminos confluyen antes o después en el mismo punto.

Roberto Mallón Fedriani

Selección de textos:

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter