Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Jeff Foster

Artículos - Jeff Foster (2010)

De alguna manera se puede compartir

Por Patricia van Bosse
Jeff Foster

En junio de 2008, un joven inglés, Jeff Foster, llegó a Holanda por primera vez. Cuando hablé con él, me dijo que se sorprende de encontrarse a sí mismo haciendo estos encuentros y llegar a diferentes lugares del mundo. Al principio no hablaba de "ello", porque se daba cuenta de que "eso" no puede ser comunicado. Cuando fue visto, fue muy sencillo de hablar. Pero entonces se le pidió hablar en público y la gente venía a escuchar. Durante la entrevista, dice: Nunca me aburre hablar de esto, es siempre nuevo, siempre vivo. Y los visitantes de los encuentros de Amsterdam sin duda reconocerán esto. La expresión de Jeff de lo que fue visto suena muy fresco, lleno de vida, y transmite el poder del silencio.

¿Tú quieres que lo que hablas sea muy accesible para todo el mundo?

Lo que estoy señalando, esta apertura, sencillez y espontaneidad, es algo que en algún nivel todos conocemos. Todos hemos sido alguna vez bebés. Como adultos, parece que nos hemos alejado de esto y nos hemos vuelto muy responsables. Desde mi punto de vista, es la simplicidad misma y se revela en todo. No puede ser poseído o apropiarse, por lo que está disponible para todo el mundo todo el tiempo. Es por eso que me gusta seguir manteniéndolo muy simple, muy común y accesible.

Todo el mundo lo ha experimentado también como adulto, jugando con niños, caminando en la naturaleza, escuchando música. En esos momentos no hay pasado ni futuro, no hay tiempo y espacio. Sólo hay lo que está sucediendo. En esos momentos no hay nadie allí, la vida sólo está fluyendo. Es como siempre, la vida está viviéndose a sí misma. Para mí, el despertar no ocurre "ahí fuera" o es algo especial. Es muy común y se oculta en las cosas ordinarias de la vida. Aparentemente estamos tan ocupados buscando algo más que nos perdemos esto.

¿Así que no te refieres explícitamente a tradiciones como el Advaita, el Zen, etc, que hablan de la no-dualidad?

Esta libertad no puede estar contenida en un sistema. Yo no rechazo las tradiciones y la gente puede llamarme un maestro de Advaita, pero yo nunca me llamaría así a mí mismo. Es algo que no se puede enseñar, pero de alguna manera se puede compartir. Así que yo no diría de mí que soy un maestro. Se trata de señalar algo que ya está ahí y que está ahí para todos, pero que se pasa por alto porque estamos muy ocupados buscando.

En última instancia, no tiene que ver con las palabras. Las tradiciones son maravillosas y pueden ser muy apropiadas en algún momento en una situación determinada, pero lo que se ve aquí es que está por todas partes en todas las cosas ordinarias de la vida. Así que podemos llamarlo no-dualidad o unidad, todas palabras muy bonitas. Sin embargo ser un maestro Advaita podría convertirse en otra identidad.

Pero otras personas te llamarán así de todos modos

No podemos controlar las historias que la gente cuenta de ti. La mente siempre tiene historias, le da algo que hacer. La belleza de esto es: no se puede entender, no se puede encontrar mediante la comprensión intelectual. Está en el misterio de todo, en el no-saber, está donde estamos. La mente dará vueltas tratando de comprender lo que no se puede comprender. Aquí [refiriéndose a él] este intento de comprender es lo que desapareció. Entonces no es nada de lo que alguna vez pensaste que sería.

Pero la mente, siempre está activa y buscando, es lo que es en el camino del despertar, ¿cómo va a renunciar a eso?

En la historia de Jeff: hace algunos años entré en una intensa depresión y sufrimiento y para escapar de ello empecé a buscar respuestas. Esta idea del despertar parecía prometer el final de ese sufrimiento. Leí cientos de libros, medité durante horas, hice auto-indagación, etc. Tuve todo tipo de experiencias espirituales y vislumbres de la unidad. Pero la búsqueda nunca parecía terminar, y me volví más y más desesperado. La energía siempre se estaba moviendo hacia un futuro, el objetivo de la mente era ahora este despertar. Todo lo que puedo decir es que nunca encontré lo que estaba buscando. Mientras estaba buscando, había esa suposición de que Jeff iba a conseguir este despertar. La búsqueda llegó a un punto de desesperación y en esa desesperación algo se abrió. La mente no pudo conseguir lo que quería y después de bastantes fracasos simplemente se agotó. Se dio por vencida y se vio claramente que no hay un yo que consiga despertar. Esta libertad que estaba buscando siempre estuvo ahí. El mismo esfuerzo de aprehender la libertad la hace aparecer como si no estuviera aquí. Quería escapar de mi prisión, pero el intento de escapar de la prisión es la prisión. Mirando hacia atrás me parece gracioso, pero en su momento fue muy serio. En el colapso de la mente el secreto se revela y se revela en todas las cosas ordinarias de la vida. Está en una silla, el suelo, en el aire, en todas las cosas. Así que buscar lo extraordinario es hacer lo ordinario. Mientras estaba buscando algo más por ahí, existía la sospecha de que eso no era suficiente. Siempre van juntos, la búsqueda implica que esto no es suficiente.

Esta búsqueda está ahí no sólo en el despertar espiritual, sino en todo lo que hace y desea la gente

Para una persona separada (1) la vida nunca es suficiente, siempre existe ese anhelo de volver a casa, de llegar a la plenitud. Esta búsqueda de la totalidad adopta un millón de formas. No es sólo la búsqueda espiritual, sino también es la búsqueda de dinero, de estatus, de ser alguien especial. Es este movimiento de encontrar algún tipo de realización, de volver a casa. A menudo tenemos la idea de que la búsqueda espiritual es de alguna manera "superior". Eso puede ser una verdadera trampa. No hay diferencia entre yo soy un millonario o yo soy la mayor estrella del pop o yo soy una persona espiritual... todas son identidades.

Lo que fue visto es esencialmente que el "yo" es la ilusión. No importa lo que el yo sea. Ponemos tanto esfuerzo en llegar a ser alguien, que es bastante impactante ver que todo es un sueño. Todo este yo, pasado y futuro, ¿dónde está? No pude ya encontrarlo. Se había convertido sólo en un pensamiento. Es una especie de muerte ver esto: Yo no existo realmente, sólo soy un pensamiento.

Fue visto justo en medio del sufrimiento, la confusión y la desesperación. Justo en el centro de no conseguir lo que quería. Así que si tú eres 5 ó 100, si eres un millonario o un mendigo, es posible ver que yo sólo es una ilusión.

Hablas con la gente, ellos escuchan y ¿cómo les ayudará esto a despertar?

Ni siquiera espero que el despertar vaya a suceder. Ocurrirá cuando ocurra. Además no siento que sea mi misión despertar a la gente. Veo esto como un compartir, como una reunión de amigos. No tengo la sensación de que Jeff está haciendo esto. Las palabras salen, oigo las palabras que salen y a veces eso me sorprende. Yo, Jeff, no podría haberlo hecho. Esto es la unidad expresándose, es la unidad reuniéndose.

De alguna manera, no entiendo cómo, puede ser compartido. En ese compartir ya no hay un tú ni un yo, ya no hay un Jeff maestro ni un tú alumno. En el compartir sólo hay unidad, unidad apareciendo como este cuerpo, unidad apareciendo como ese cuerpo, unidad mirando a través de estos ojos, unidad mirando a través de esos ojos. Unidad apareciendo como la silla, como el suelo... Cuando las personas hacen preguntas son preguntas que yo también hago. Nunca tengo respuestas a ninguna de estas preguntas. No soy un maestro porque nunca respondo a las preguntas de nadie. Sólo hay dar vueltas alrededor de ellas hasta que el preguntar se disuelve y se ve que esto está ya completo. En sí misma la vida es total, completa, ya es unidad. Es la unidad expresándose a sí misma, es la unidad reuniéndose a sí misma. Las personas que acuden a las reuniones (encuentros) a veces dicen que las palabras los dejan confundidos. En el momento que hablas acerca de la no-dualidad, hay una paradoja tras otra. Pero más allá de las palabras algo está ocurriendo. Es como un sentimiento: Yo no lo entiendo, pero de alguna manera lo sé, de alguna manera siempre lo he sabido. Esto es de lo que tratan estas reuniones, no se trata de Jeff intentando enseñar.

¿Crees que hay algún tipo de proceso antes de que alguien vea esto?

Aparentemente sí, pero cuando es visto, se ve que no hay pasado. Por supuesto todavía podemos contar la historia de la persona Jeff que fue desgraciado. Pero se siente como una historia, como un sueño. Podría ser una historia sobre alguien más, todo el pasado - se ha ido. Esto es lo que es más sorprendente, tan vivo, tan fascinante. Esto está cambiando constantemente, aquí y ahora.

Cuando te encuentras con la gente, en el centro de eso, no hay nadie allí. Es la cosa más natural y verdadera para todos nosotros. No es un estado especial en el que me encuentro. Es verdad para todos nosotros que el pasado es sólo una historia, lo que somos como persona es sólo una historia. Como he dicho antes, experimentamos eso todo el tiempo. La mente no quiere permanecer con eso por mucho tiempo, siempre quiere buscar algo nuevo. Así que la mente se vuelve atrás y hace que todo parezca consistente otra vez, pero siempre está cayendo también todo el tiempo. Nosotros no nos damos cuenta, porque no hay nada que darse cuenta. Cuando usted no está allí, no hay nadie allí para darse cuenta.

Cuando la mente conoce como información cómo funciona eso, ¿puede al menos estar abierta a eso?

Puede ver: oh, es así de simple. Eso es lo que ocurre en las reuniones. Las preguntas desaparecen. Es más simple que todo pensamiento. Relájate en eso, no tienes que meditar durante mil años, ya está tratando de mostrarse en todo. Todo intenta enseñarnos esto. Cuando ves una flor y quedas absorbido en la flor, esto te destruye. Quizás nos atrae tanto la naturaleza, porque en la naturaleza no hay apego. Los árboles y las flores te permiten ser nadie, estar no separado.

Todas las enseñanzas espirituales apuntan a esto. Pero se convierten en una práctica, algo que hacer, poner esfuerzo en, otra adicción. Por otro lado, cuando te encuentras a ti mismo meditando, esto es exactamente lo que se necesita. En mi caso fue visto que la vida misma, sea lo que sea que esté ocurriendo, hablar, sentarse afuera y tomar el desayuno, lo que sea, eso ya es ello. Confía en que las prácticas están ahí cuando las necesites, cualesquiera que sean. En última instancia tú no estás haciendo esto, hay algo mucho más allá de la mente, que la mente no puede comprender. En realidad la vida siempre está tratando de mostrarnos las cosas exteriores fuera de control. Cuando esta relajación ocurre no hay manera de saber a dónde te llevará esto cuando esto comienza a resonar. Puedes ser el mayor meditador del mundo, convertirte en un maestro espiritual, salir y ganar un millón en la bolsa de valores o cualquier otra cosa. No hay manera de saberlo. Es tan claro en el caso de Jeff. Me encontré a mí mismo haciendo esto. Hace uno o dos años, si me hubieras dicho que yo saldría a hablar a la gente y viajar por el mundo habría pensado que estabas loco, pero la vida te lleva allí. Es un misterio de la vida, que te lleva a donde necesitas estar, porque tú no estás separado de la vida.

El tema de este Amigo (2) es "la belleza de nuestra impotencia" De nuestro no-ser-capaz-de ... tú has dicho ya mucho de eso.

En mi experiencia, el intenso sufrimiento fue necesario para despertarme. Toda tu vida se ofrece, todo está tratando de despertarnos, incluso el dolor o el sufrimiento. Hay una belleza en toda la búsqueda y el sufrimiento y el anhelo de volver a casa.

El hogar está tan cercano, está aquí. Entonces se ve que ya estabas en casa y siempre has estado en casa. Es asombroso, es el misterio de la creación de que esto es posible, que hay una aparente separación de la unidad y la búsqueda, algunas personas van por todo el mundo, y luego regresan a sí mismos. Ver siempre ha estado ahí. Todo esto se desarrolla en completa inocencia. La mente está inocentemente en busca de algo que nunca puede tener, de algo que nunca se ha perdido. De alguna manera, sí, hay una verdadera belleza en eso.

Fuente: Amigo Magazine #11 - Julio 2010
Notas:
  1. Separada, en este contexto, por supuesto no se refiere a una persona separada de un matrimonio conyugal, sino la persona que se cree separada de los demás, del resto del universo, con identidad propia e independiente.
  2. Amigo es una revista que publica artículos, entrevistas, etc, sobre Jnana Yoga, Advaita Vedanta y otros temas no-dualísticos.