Ruta de Sección: Inicio > Diálogos > La Perfección de la Conciencia (3)

Artículos - Burt Harding

La Perfección de la Conciencia (3ª Parte)

por Burt HardingExtraído de: the perfection of awareness

Preguntas y Respuestas (1)

Está bien hablar de hacer frente a los temores y problemas en un satsang donde uno se siente seguro, pero es una historia diferente cuando uno se enfrenta a una situación que amenaza la vida. ¿Puede comentar?

Lo maravilloso de conocer la diferencia entre el pensamiento y la conciencia es que te libera de todo temor. Por ejemplo, ¿cuál dirías que es el mayor temor de la humanidad? ¿No es el miedo a la muerte? Ahora bien, si te dieras cuenta de que tu verdadera naturaleza es la conciencia, que es no-nacida y por lo tanto inmortal, ¿seguirías teniendo el mismo miedo?

Algo me sucedió en mayo de 2006 que amplifica aún más lo que estoy diciendo aquí. Durante muchos años admiré las enseñanzas de Bhagavan Ramana Maharshi y lo que me enseñó, a través de sus enseñanzas, es que la vida verdadera es eterna y continúa a pesar de la muerte del cuerpo. A principios de mayo me puse enfermo con una fiebre muy alta. Al cabo de unos días, la fiebre persistía y estaba alcanzando los 40 grados. Sivia se preocupó y llamó a los paramédicos. En ese momento mi pierna izquierda se había hinchado casi al doble de su tamaño y tenía lesiones en la espalda. Estaba tan pálido como una hoja de papel y no me podía aguantar casi en pie. Perdí una gran cantidad de peso porque no podía comer sin querer vomitar. En otras palabras, me estaba muriendo. Yo sabía que estaba muriendo y no quería alarmar a Sivia con esa afirmación. Acepté mi próxima muerte e incluso me rendí a ella. Cuando la ambulancia llegó al hospital y era conducido dentro, algo extraño sucedió ―todo había desaparecido― las enfermeras, médicos, pacientes, incluido yo mismo y Sivia se convirtieron en parte de una presencia brillante amorosa y cálida. En ese momento no había Burt ni ninguna otra persona ― sólo esa Luz amorosa y cálida ¡y sabía que yo era ELLA! Ya no había ningún Burt, sino esta Luz que lo contenía todo. Cuando la experiencia fue disminuyendo y los médicos se me acercaron parecían preocupados y me pusieron en aislamiento, ya que pensaban que tenía una enfermedad rara contraída en algún país extranjero. Cuando los médicos me interrogaban yo sonreía pero no tenía mucha fuerza para hablar. Estaba en una dicha absoluta, tanto es así que, de hecho, Sivia tuvo una "experiencia" simplemente estando conmigo. Los médicos y enfermeras estaban desconcertados, pero intrigados tanto por mi apariencia como por mi presencia dichosa. No podía evitar sentirme maravillosamente. El médico se acercó a me dijo con cara seria, "Esto es muy serio y volveré más tarde después de algunas pruebas". Cuando me dijo que era serio, no podía mantener una cara seria, sino que estaba sonriente ante sus palabras tan preocupantes. Me mantuvieron en aislamiento durante 16 horas mientras Sivia dormía en el suelo de la pequeña habitación sin ventanas donde estábamos encerrados. Me dieron el tratamiento IV. Sivia, sabiendo que yo era feliz, ya no estaba preocupada y me hizo algunas preguntas de lo que había sucedido.

Bueno, para abreviar, después de un par de días un médico me dijo que se trataba de un caso grave de envenenamiento de la sangre. Unos días más tarde (6 días para ser exactos) fui dado de alta porque había sanado. El doctor estaba sorprendido por la rápida recuperación. Le respondí que la curación ocurrió porque no había ningún pensamiento de miedo.

¿Hay algo que me falta cuando escucho toda esta charla espiritual, porque no la siento?

No te falta nada, sino que al creer que tú eres una memoria (nombre, forma, educación, cultura, nacionalidad, religión y condicionamiento), entonces crees que te falta algo. Eres un humano que se ha olvidado del ser eterno. Sigue explorando la diferencia entre el pensamiento y la conciencia hasta que veas claramente la diferencia y, sin embargo, su mutua consumación.

Usted parece tan convencido de que todo lo que se necesita es conocer la diferencia entre el pensamiento y la conciencia, ¿por qué?

Si descubres por ti mismo, a través de la quietud y el silencio, la diferencia entre el pensamiento y la conciencia, entonces ¿qué más necesitas saber? Puedes, literalmente, dejar de lado todas las enseñanzas de la religión, la filosofía, la psicología, la metafísica y la Nueva Era porque sabrás, sin ninguna duda, quién y qué eres. Después de todo, ¿cuál es el mayor descubrimiento que puedes hacer en la vida? ¿No es saber quién y qué eres? Y, sabiendo esto en tu corazón sin lugar a dudas, que tú eres no-nacido y por lo tanto inmortal, ¿no te llena eso de paz y ausencia de todo temor?

Cuando te liberas de tus miedos entonces ya no hay una búsqueda de paz y seguridad en la vida, las habrás encontrado en este mismo momento.

¿Cómo tiene lugar la gracia?

La gracia es el vacío de ESTE MOMENTO y si estamos dispuestos a vaciar nuestros procesos de pensamiento por un momento, nos abrimos a la gracia. Es la gracia la que traerá el pleno reconocimiento de quién y qué eres ― ¡sin lugar a dudas!

¿Por qué la mayoría de las personas abandonaron el conocimiento interno de la conciencia cuando es tan inmediato?

Es porque es tan inmediato (y todo lo que es) que se pasa por alto. Por ejemplo, nos fijamos en un árbol y decimos que es hermoso, pero pasamos por alto la propia conciencia que hace posible la experiencia del árbol.

¿Por qué el pensamiento juega un papel tan importante en la vida cuando se trata de un efecto y no de una causa?

El efecto es todo lo que siempre experimentamos simplemente porque somos la causa. La causa es la fuente que crea todo de sí misma. Del mismo modo, con la conciencia sólo vemos aquello de lo que somos conscientes y nunca volvemos la conciencia sobre sí misma y decimos "aquí está la conciencia haciendo el mirar y el experimentar".

Cuando "lo consigo" después de leer este libro, ¿recibo todo los beneficios mencionados de forma automática?

Los recibirás si reconoces la diferencia a través de seguir el proceso de ver lo-que-es (como se menciona en las tres etapas). La lectura de este libro por sí solo no es suficiente. Es imprescindible que utilices lo que lees.

¿Cómo puedo reconocer la verdad?

Sólo hay Una Verdad y esta es la Conciencia. Cuando empiezas a reconocer su enormidad, su poder, su infalibilidad y naturaleza eterna entonces empiezas a saber que eres TÚ lo que estás viendo. Está aquí es el reconocimiento.

¿Hay alguna práctica que deba realizar para darme cuenta de que lo que estoy leyendo es real y serio?

Sí, reflexiona en momentos de quietud y silencio y pregúntate: "¿Qué soy yo ahora?" pronto, a medida que te vas vaciando comenzarás a ver que todo lo que eres es sólo la conciencia-aquí-ahora.

¿Qué es la Presencia?

La presencia es el hecho de que todo lo que eres es esta conciencia aquí-ahora y nada más (excepto los pensamientos que has acumulado del pasado que son sólo memoria) Mira a tu alrededor y dime lo que eres en este momento mientras lees esto. La presencia es la conciencia omniabarcante de todo lo que es.

Siento que entiendo la diferencia entre el pensamiento y la conciencia pero no muestro los beneficios que usted ha mencionado.

La comprensión debe venir del corazón y NO del pensamiento. Existe la idea de que la mente (pensamiento) es la que comprende. No, sólo puede conocer "acerca de ello", pero nunca una experiencia directa de ello. Para darte cuenta de que no lo entiendes solamente a través del pensamiento, abre el corazón.

¿Qué significa la comprensión?

Es una paradoja. Literalmente significa que no hay nada específico que comprender, sino que ves la diferencia entre el pensamiento y la conciencia como ves la diferencia entre tu cuerpo y tu sombra. La comprensión es realmente ver con ojos inocentes sabiendo que no hay nada que entender. Si se trata de una actividad mental, entonces es un pensamiento. Si se trata de ver algo tal como es, entonces es la conciencia. Por ejemplo, mira el árbol en frente de ti, pero no lo llames árbol... sólo míralo como realmente es, sin una etiqueta, juicio o preferencia. Lo verás como lo que realmente es. Entonces date cuenta de tu conciencia sin ser consciente de nada y ve que todo es conciencia y es por eso que parece existir. Si "captas esto" entonces has comprendido.

¿Por qué lleva tanto tiempo vivir la vida de verdad, incluso cuando entendemos la diferencia entre el pensamiento y la conciencia?

Parece llevar mucho tiempo porque la conciencia se encuentra todavía en el fondo y el pensamiento de ello está todavía desempeñando un importante papel en tu sistema de creencias.

¿Qué puedo esperar después de leer este libro?

Cualquier expectativa que tengas será un contratiempo a lo que se "supone" que ha de suceder.

¿Cómo podría no tener expectativas ni creencias?

No se ha dicho que no tengas expectativas y creencias, son la naturaleza del pensamiento. Sólo hay que ver la diferencia entre el pensamiento y la conciencia y eso es todo. Una vez que esta diferencia está clara te guiará. La conciencia es la única Realidad que tenemos mientras que el pensamiento surge de ella. Trabajan juntos para el despertar final. Un pensamiento NUNCA puede ser real, porque es un efecto de la Fuente ― ¡la Fuente es la conciencia!

¿Debo entonces negar todos mis pensamientos?

¿Quién ha dicho que debas negar nada? ¡Cualquier negación es una falta de ver lo-que-es como realmente es!

Esto parece difícil, ver más allá de los pensamientos y simplemente ver la conciencia.

¿Quién te ha pedido que veas más allá de los pensamientos? Los pensamientos son pensamientos y la conciencia es la que los produce. En Verdad todo lo que eres es la conciencia jugando con pensamientos. Sólo se te pide que veas lo que es real aquí-ahora.

Me quedo confuso cuando comienzo a ver, observar.

Eso se debe a que todavía no estás viendo lo-que-es sino sólo lo que crees que deberías ver.

Estoy tan confundido, ¿qué debería hacer?

Simplemente relajarte y olvidarte de todo por ahora. Luego, cuando tu mente se haya refrescado pregúntate quién estaba confundido. Era sólo el pensamiento el que estaba confundido. La conciencia no puede nunca confundirse, ¡porque simplemente ES!

¿Cómo puedo ser la conciencia cuando ni siquiera tengo claro lo que es?

Tú eres la conciencia tanto si te lo crees como si no. Nunca has sido otra cosa. El pensamiento de que tienes que aprender acerca de la conciencia es como tratar de enseñar a tus ojos a ver y a tus oídos a oír. La conciencia es todo lo que hay y la razón por la que puedes ver estas palabras se debe a que eres CONSCIENTE de ellas. La conciencia es todo lo que hay y aparece como la mente, el pensamiento y las emociones. Si puedes encontrar momentos en los que no haya pensamientos y emociones, entonces sólo date cuenta lo pacífico, magnífico y vivo que te sientes.

Usted dice que la conciencia es amor, paz, alegría y felicidad, no lo entiendo. ¿Puede explicarlo?

¿Qué ocurre cuando estás totalmente relajado, sin ningún pensamiento en tu cabeza acerca de hacer esto o aquello? Te encuentras feliz, ¿verdad? La infelicidad, el sufrimiento, la depresión, la ira, etc., son simplemente respuestas condicionadas al pensamiento habitual de que no eres lo suficientemente bueno, que algo está mal en ti y que no te aman. Por lo tanto, buscas ya sea amor o control (poder) para compensar la falta que nunca existió.

Cuando soy feliz y me siento muy bien, ¿estoy siendo la conciencia entonces?

Nunca hay un momento en que no seas la conciencia. Sin embargo, olvidas que eres la conciencia porque te concentras en lo que estás siendo consciente. Por ejemplo, si alguien te llama inútil, entonces podrías reflexionar sobre ello y enojarte o deprimirte porque eres consciente de las palabras como si fueran reales. Siempre eres consciente pero como te tomas todo de forma personal pones en cambio la conciencia en una forma-pensamiento.

¿Cómo puedo saber cuándo estoy siendo plenamente consciente?

No puedes, porque eres demasiado feliz para preocuparte. Eres como el niño que juega a la pelota lanzándola y rebotando una y otra vez contra una pared y ni siquiera puede oír a su madre cuando lo llama. Finalmente ella se acerca y lo encuentra embelesado jugando a la pelota. Ella le pregunta: "¿Te estás divirtiendo cariño?" El niño se detiene el tiempo suficiente para responder sin dejar la diversión de lo que está haciendo.

Cuando eres plenamente consciente NO estás preocupado de ti mismo y te sientes en conexión con lo-que-es, que es amor del momento. En ese momento de amor no hay nadie que sepa si uno está siendo consciente o no.