Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > No-dualidad y su valor para el mundo (II)

Artículos - Hans Meijer

No-dualidad y su valor para el mundo (II)

por Hans Meijer science and nonduality, 6 de abril 2015
Foto de Ed Gordeev
foto por Ed Gordeev

Sólo hay una "realidad" que no tiene causa y que es el "eterno ahora", el Absoluto intemporal (véase también mi artículo: La verdad os hará libres: El tiempo no existe).

Aunque la comprensión de lo Absoluto está más allá de nuestra mente, es posible experimentar el Absoluto. Durante miles de años todo tipo de místicos, santos o veedores han sido testigos de una causa primordial absoluta e inmutable de la vida. Ya sea que esta primera causa sea referida como Dios, Alá, Brahman, Nirvana u otro concepto religioso, todos los nombres se refieren a la misma e innombrable causa primera absoluta de la vida (si no, no podría ser la primera causa).

Nuestra "relación" con la causa primigenia puede aclararse de la siguiente manera: cualquier objeto que vemos, vemos su forma pero en realidad (lo que vemos) es la materia de la que ha sido hecho (una joya es oro, una mesa madera, una camisa algodón, etc.). De la misma manera todos los seres vivos están "hechos de" el Absoluto, aunque nuestra consciencia normal sólo es consciente de la forma y no del propio Absoluto sin forma.

El mensaje de los veedores de todos los tiempos en este contexto es: "siendo consciente de lo que realmente eres tu mente encuentra paz y plenitud".

Esa es la felicidad de la no-dualidad que todas las personas están buscando, que es lo que hace que la vida valga la pena vivir y es también en lo que se arraiga nuestra conciencia ética.

¿De qué manera puede la gente llegar a la realización de su unidad con el Absoluto?

A través de los siglos se ha desarrollado una enorme "hoja de ruta" con información sobre cómo debemos vivir para ser más religiosos, espirituales o incluso iluminados.

Puesto que "ser conscientes de lo que realmente somos" es nuestro objetivo, la auto-indagación directa parece ser lo más obvio (como fue pensada por el sabio Sri Ramana Maharshi, 1879-1950). Sin embargo, para la mayoría de nosotros nuestra vida es demasiado inquieta para realizar este camino (como es demostrado por "travelers" (viajeros) que afirma que no hay "nada que encontrar").

Aunque todo el mundo básicamente tiene que encontrar su propio camino, creo que es posible trazar un sistema general de carreteras "GPS" en el que todos los caminos individuales puedan ser probados.

Por favor considera las siguientes cuatro etapas. En mi opinión, estas pueden ser valiosas para el resto de tu vida.

1. Explorar la Realidad

Como he dicho antes: todo mal ("pecado") proviene del egoísmo humano. Cuando queremos crecer espiritualmente debemos contemplar preguntas como: ¿Qué se supone que es la vida? ¿Cómo debemos vivir juntos? ¿Cómo debemos tratar nuestro planeta?

El reto consiste en sumergirte profundamente en tu mente y tomar consciencia de esos aspectos de tu vida en los que tu propio interés es contrario a las leyes espirituales que sustentan la vida. Depende de ti descubrir lo que se entiende por "leyes espirituales que sustentan la vida" (si es necesario, mira mi libro Initiation into Reality).

Educar a tus hijos lo mejor que puedas está en armonía con estas leyes, engañar a otros no.

Dar la espalda a las personas necesitadas no lo está, comprometerte con una iniciativa emprendedora socialmente responsable sí. Aceptar la muerte natural como un hecho de la vida lo está, la violencia en nombre de Dios no, etcétera.

Por tanto, el significado de "Explorar la Realidad" es: saber de qué manera debes cambiar tu vida para poder vivir, tanto como sea posible, en armonía con la causa primera (Realidad) que sustenta la vida. Los antiguos sabios de la India llamaron a esto: adaptarse al Dharma (en sánscrito: Dhr significa sostener, Ma significa causa primera).

2. Viviendo según la Realidad

Pensar correctamente y hacer lo correcto no son siempre lo mismo. Cuando empiezas a comprender las leyes espirituales que sustentan la vida (la eternidad sostenida temporalmente por el amor, la fuerza, la conciencia y la espiritualidad), debes empezar a aplicar en serio estas leyes en tu vida.

Esto significa dejar de vivir desde el ego (inconscientemente siguiendo todo lo que viene a la mente) y hacer "lo correcto" tanto como sea posible.

No por un día o por una semana, sino que espero que poco a poco lograrás atenerte a lo que es correcto (viviendo según la Realidad) por el resto de tu vida. O: realizar tu Karma (sánscrito: realizar tus acciones Kar, en armonía con Ma, la causa primera).

3. Rendirse a la Realidad

Al principio, la transformación de vivir desde el ego a vivir desde lo que es correcto puede parecer difícil. Tantos "egos" en todas partes y nadie parece preocuparse por el sentido de la vida. En esta etapa del crecimiento espiritual debería incluirse una forma de meditación. En general, es suficiente mantener una media hora todos los días sólo para ti (sí, todos los días). No puedo dar un curso de meditación aquí, pero la cuestión es que el diario "ir a ti mismo" te lleva gradualmente a rendirte a... (tu asumida Realidad).

Llegarás a darte cuenta de que no tienes que llevar la carga de tu ego por ti mismo, sino que eres parte de una "presencia" infinita que te apoya. O bien: desarrollarás Bhakti (sánscrito: Bhaj es participar en, lo que lleva al amor, entrega y devoción a...).

4. Realizar la Realidad

La meditación diaria calmará tu mente gradualmente. Te darás cuenta de que el "ego" no es el sentido del "yo", sino que el ego es la "nube de pensamientos" que cubre el brillo de tu "sol interior del Ser detrás de la nube".

Si has llegado hasta aquí, el camino es claro. Tienes que ejercitarte en ser consciente del Ser tanto como sea posible. Un día, esto dará lugar a la gracia de la realización de que tu Ser y el infinito (Absoluto) al que te has rendido son uno.

Esta es la realización de la Realidad como se entiende en el Advaita, no-dualidad.

El significado de la religión

Aunque el término religión se refiere a "re-conexión" (del Latín re-ligare, como del sánscrito Yoga, unir, acoplar), hace mucho tiempo las religiones dualistas (el cristianismo y el Islam) hicieron de la religión algo en lo que uno tiene que creer. Esta des-conexión de lo Absoluto (Realidad) es de una "importancia más allá de nuestra comprensión", como se dijo antes. Ha dado lugar a guerras mundiales, terrorismo, abuso del planeta, etc. (por la pérdida total del conocimiento de la no-dualidad).

Lo más importante por lo que la religión debería preocuparse es: ¿cómo puedo llegar a entender la vida y mi lugar en ella?

Al vivenciar las respuestas correctas (tales como: la vida es una expresión de lo Absoluto y convertirse en el Ser da paz mental, felicidad) las personas encuentran la sabiduría y la posibilidad de expresar lo Absoluto en el mundo (o en términos simbólicos y religiosos: vivir de acuerdo con la voluntad de Dios).

Obviamente la religión no da las respuestas correctas y comprensibles. No es creencia (esperanza) lo que necesitamos, es comprensión lo que más necesitamos.

En mi libro "Initiation into Reality" hice algunas sugerencias para cada una de las grandes religiones del mundo sobre cómo podrían hacer más accesibles sus "tesoros interiores" a la gente de nuestro tiempo (véase el Epílogo).

Obviamente no me hago ilusiones de que mis sugerencias "cambiarán el mundo", pero lo que sí sé es que si la religión (occidental) no es capaz de integrar la verdadera espiritualidad en su mensaje, desaparecerá con el tiempo.

Mirando hacia adelante

En mi opinión, es muy triste que la religión parece haber perdido el conocimiento sobre "Dios". Por otro lado, vemos que la espiritualidad se está desarrollando cada vez más fuera de las instituciones religiosas.

¿Cuán re-ligiosa (unificadora) es esta espiritualidad en realidad? Es difícil de decir, pero, afortunadamente la búsqueda espiritual es aún relevante. ¿Podría ser posible que algún día la religión y la espiritualidad se fusionen? Espero que así sea, de esta manera se aprovecharía la "infraestructura" de las religiones del mundo (como un medio para difundir el mensaje redentor de la no-dualidad).

En relación con esto me gustaría hacer un llamamiento urgente a todas las personas espirituales: Por favor, contempla el antiguo mensaje de la no-dualidad y considera cómo puedes servir a "eso que sustenta la vida...".

... Volver a Parte I

Hans Meijer

Hans Meijer (1944) es un místico holandés que se dio cuenta de su unidad con el Absoluto (No-Dualidad) a sus veintiún años. Los primeros diez años después de su "iniciación" no habló de ello con nadie, pero se esforzó en integrar el conocimiento divino en su vida diaria. Formó una familia y se convirtió en contable. Mientras tanto estudió la sabiduría oriental (y occidental) y conoció a muchos maestros. Finalmente comenzó a dar conferencias para pequeños grupos de personas.

En los años ochenta desarrolló un curso completo de yoga espiritual, que enseñó en los Países Bajos durante más de veinte años. También dio muchas conferencias y organizó seminarios de yoga. Hans hace hincapié en que la espiritualidad se puede y debe integrar en la vida mundana. Incluso más aún: la falta de conocimiento espiritual en el mundo en general es la razón de tanta (si no toda) miseria. En el 2000 Hans se jubiló de su profesión mundana y se retiró a los Pirineos franceses. Allí organizó talleres y escribió su libro Initiation into Reality