Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > No-dualidad y su valor para el mundo (I)

Artículos - Hans Meijer

No-dualidad y su valor para el mundo (I)

por Hans Meijer science and nonduality, 6 de abril 2015
Foto de Ed Gordeev
foto por Ed Gordeev

¿Qué se entiende por el término "no-dualidad"?

No-dualidad es la traducción de la palabra sánscrita Advaita (a-dvaita). Esta se refiere a la antigua filosofía hindú llamada Vedanta Advaita, la esencia de lo que es: la creación y el creador son uno (no dos).

Durante miles de años, y en todas las grandes culturas esta esencia ha sido el incentivo universal más profundo para que la gente exprese sus sentimientos religiosos, que como sabemos se ha llevado a cabo de muchas maneras diferentes y en diferentes grados de comprensión. En este contexto, le recomiendo que lea mi artículo: La verdad os hará libres: El tiempo no existe.

Hoy en día hay tanta gente que habla de la no-dualidad que parece que cada uno comprende que él está "unido a su creador para siempre". Pero, por desgracia, ese no es el caso. Peor aún, tengo la impresión de que la mayoría de los no-dualistas de hoy en día creen que la "no-dualidad" es sólo una filosofía de la "unidad fundamental de toda la existencia".

Aunque eso no es incorrecto, es demasiado simple y pierde completamente la profundidad del mensaje. ¿Crees de verdad que el secreto de la no-dualidad ha sido transmitido (por vía oral) como fuente de inspiración espiritual durante miles de años, sólo para enseñar a la gente que "todos somos uno"?

Lo que se necesita es la realización de la unidad del hombre y su origen (la idea de que no hay origen no se sostiene, porque nada puede aparecer de la nada).

Siempre ha habido personas que sintieron la necesidad de testificar y enseñar la "Verdad" que habían descubierto. En los días antiguos eran los rishis (sabios de la India) quienes enseñaban acerca de la unidad entre el hombre y su origen (llamado Brahman en el hinduismo) como más tarde lo hizo Buda (sin mencionar una causa primordial). Más tarde de nuevo, fue Jesús el Cristo quien testificó que él y su padre (Dios, significando origen) son uno.

A pesar de estos "veedores" el significado de su mensaje parece haberse perdido en nuestra sociedad. En relación con el cristianismo en este contexto, en el artículo mencionado anteriormente he explicado esto con más detalle y también he dicho: "Las consecuencias de la supresión de los incentivos para que las personas se den cuenta por sí mismas de lo intemporal son de una importancia más allá de nuestra comprensión".

Y sí, así es. Creo que el hecho de que el hombre ("el mundo") ya no sea consciente de su unidad con su origen, es al final la causa de la situación crítica en la que se encuentra nuestro mundo en la actualidad. ¿Por qué???

¿Por qué es tan triste que las personas no sean conscientes de su unidad con su origen?

Vivir sin conocer la matriz divina de la que todos procedemos permite que nuestra mente se identifique sólo con los fenómenos visibles, lo que provoca incertidumbre (ser o no ser) y por lo tanto egoísmo, el pecado original. Como comprenderás: el desequilibrio entre el comportamiento egoísta y desinteresado durante la historia humana se ha traducido finalmente en la condición vulnerable en la que se encuentra nuestra civilización en la actualidad.

Puede parecer extraño que la falta de conocimiento del Absoluto (como la fuente de la vida) es en última instancia la causa de toda la miseria en el mundo. Pero lo es, porque mientras que el hombre tiene potencialmente la capacidad de darse cuenta de ser creado a "imagen de Dios", permanece fundamentalmente infeliz, mientras este destino espiritual no se haya cumplido. Y esta es exactamente la razón de su interminable sufrimiento, estupidez y egoísmo.

En dicho artículo "acusaba" al cristianismo de ser responsable de apartarse de la visión de la unidad con nuestro creador (disuadiendo a la gente de pensar por sí mismos, negando la posibilidad de conocer a "Dios", etc.).

En relación con esto también he dicho:

"Donde la religión debe conmover a un hombre en lo más profundo de su ser (en la euforia de experimentar la unidad con la fuente radiante e inagotable de la vida) permanece sin embargo una noción superficial de las profundas enseñanzas.

Esto no sólo puede conducir a la duda y al rechazo, sino que también nuestra consciencia ética profundamente oculta (que quiere que actuemos y estar en armonía con lo intemporal que se ha convertido en nosotros) no es afectada o lo es insuficientemente."

No sería difícil llenar una enciclopedia con todas las "cosas que salieron mal", debido a la incompetencia del hombre para vivir según su consciencia ética. Todo el mundo entenderá lo que quiero decir con esto.

Los puntos que quiero formular en este contexto son:

  1. Cómo hacer comprender que realmente es la no-dualidad lo que todas las personas están buscando.
  2. De qué manera puede la gente llegar a la realización de su unidad con el Absoluto.
  3. El significado de la religión.
  4. Mirar hacia adelante.

Cómo hacer comprender que realmente es la no-dualidad lo que todas las personas están buscando

De todas las formas de vida solamente los seres humanos se esfuerzan por buscar la felicidad. Quiero decir que los animales están totalmente condicionados por sus instintos. Tenemos parcialmente algo de "libre albedrío" que podemos utilizar para completar nuestra propia vida. Depende de nosotros si este libre albedrío es una bendición o un desastre (en este contexto se ignoran las influencias internas y externas).

Anteriormente he dicho que nuestra identificación con "los fenómenos visibles solamente" es la causa del egoísmo, que yo considero que es nuestro pecado original. Para entender esto, por favor considere lo siguiente: en general no estamos familiarizados con la meditación, lo que significa que nos identificamos con todas las impresiones que entran en nuestra mente, desde fuera o desde el interior. Esta identificación con nuestra realidad diaria de cosas y eventos transitorios sucede automáticamente, ya que la mente (no atenta) se aferra a todo lo que entra en la consciencia. Al mismo tiempo, todos nosotros nacemos con el impulso de llegar a ser... "lo que potencialmente somos".

Al no ser conscientes de esta razón oculta de nuestra lucha por la felicidad suponemos que vamos a encontrar la felicidad en las impresiones que entran en nuestra mente. Sin embargo, no importa cómo ni cuánto nos aferremos a estas impresiones, no encontraremos la felicidad duradera. Al no comprender que estamos en el camino equivocado, nuestras necesidades aumentan continuamente, lo que nos hace egoístas. Todo mal ("pecado") proviene del egoísmo humano.

Nuestro esfuerzo natural por la felicidad se expresa en diferentes etapas de la vida de diferentes maneras. Todo el mundo sabe esto, pero ¿quién sabe lo que es la felicidad? Cuando has logrado algo que pensabas que te haría feliz, entonces después de un tiempo necesitas otra meta que alcanzar.

Y, como tú mismo te habrás dado cuenta, esto continúa siempre y cuando vayas detrás de "eventos y cosas transitorias". Así que, ¿qué podemos hacer para evitar que al final de nuestra vida, todavía no hayamos encontrado la felicidad?

Debemos tomar consciencia de que "sólo los fenómenos visibles" nunca nos darán la felicidad que buscamos. ¿Te has dado cuenta sin embargo que las expresiones visibles de la naturaleza como la salida del sol, las montañas, los océanos, los ojos de los niños, etc. nos dan un cierto sentimiento de felicidad? Si es así, acepta estos "indicios" como una invitación a buscar la felicidad en las "manifestaciones permanentes de la naturaleza".

Me pregunto si puedo sugerirte aquí que consideres la aceptación de que la felicidad en general solamente se encuentra en las cosas permanentes, que no cambian. Una familia cariñosa, un grupo de personas con ideas afines, un socio de confianza, estas son cosas que hacen que la vida valga la pena vivir.

La razón por lo que esto es así, es que nos identificamos (nos sentimos uno) con la familia, las personas o el socio. Tenemos la suerte de que la vida nos da esta clase de felicidad, pero también sabemos que situaciones como éstas son temporales y frágiles.

Anteriormente dije: "Al mismo tiempo, todos nosotros nacemos con el impulso de llegar a ser... "lo que potencialmente somos".

Con esto quiero decir que nuestra búsqueda de la felicidad tiene como objetivo algo más de los ejemplos dados aquí. Queda claro, sin embargo, que tampoco quiero decir que el cumplimiento de nuestro potencial de llegar a ser un actor, un banquero, una estrella del pop o cualquier profesión, no pueda ser nuestra garantía de felicidad. Debe haber más y sí, lo hay.

Por favor, considera esto: "No hay ningún ser humano en el mundo, ningún animal, ninguna planta ―literalmente nada en el mundo― que llegue a existir por sí mismo. El hombre es ignorante del hecho de que él es una expresión de un 'principio creativo cósmico y consciente'. Esta causa primigenia desconocida se ha convertido en todo lo que vive ― incluidos nosotros, como seres humanos".

Esta cita de mi libro "Initiation into Reality" (Part II 2.01) podría ser una razón para argumentar, pero en ese caso te sugiero que leas la explicación en el propio libro.

Por ahora sólo quiero que seas consciente de que toda la creación debe tener necesariamente una primera causa. Sin embargo, como ya sabes, esto también conduce a la discusión sobre la primera causa, la que siempre nos lleva a la cuestión de la "causa de la causa" (el huevo y la gallina).

... Continúa en Parte II

Hans Meijer

Hans Meijer (1944) es un místico holandés que se dio cuenta de su unidad con el Absoluto (No-Dualidad) a sus veintiún años. Los primeros diez años después de su "iniciación" no habló de ello con nadie, pero se esforzó en integrar el conocimiento divino en su vida diaria. Formó una familia y se convirtió en contable. Mientras tanto estudió la sabiduría oriental (y occidental) y conoció a muchos maestros. Finalmente comenzó a dar conferencias para pequeños grupos de personas.

En los años ochenta desarrolló un curso completo de yoga espiritual, que enseñó en los Países Bajos durante más de veinte años. También dio muchas conferencias y organizó seminarios de yoga. Hans hace hincapié en que la espiritualidad se puede y debe integrar en la vida mundana. Incluso más aún: la falta de conocimiento espiritual en el mundo en general es la razón de tanta (si no toda) miseria. En el 2000 Hans se jubiló de su profesión mundana y se retiró a los Pirineos franceses. Allí organizó talleres y escribió su libro Initiation into Reality