Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Instrucción de la realización inmediata en Dzogchen

Artículos - Jackson Peterson

Instrucción de la realización inmediata en Dzogchen
La gran perfección

por Jackson Peterson 21 de febrero de 2012
Dzogchen

Comencemos adquiriendo una comprensión de los conceptos más básicos tratados en las enseñanzas de la Gran Perfección. Lo más importante es la comprensión de la naturaleza de la mente y la consciencia. Se enseña que tenemos dentro de nuestra consciencia (consciousness) dos componentes esenciales. Uno es nuestra mente pensante, conceptualizadora e imaginativa y el otro es la conciencia (awareness) que es consciente de todos los eventos mentales y perceptivos.

El pilar central de todas las enseñanzas de la Gran Perfección es esta conciencia que atestigua o conoce dentro de toda experiencia. Es esta conciencia consciente la que el maestro está intentando señalar al alumno de manera concluyente y más allá de toda duda. El estudiante realmente se reconoce a sí mismo como la conciencia consciente. Esta conciencia consciente es la conciencia desnuda de presenciar o percibir. Por desnuda quiero decir que no tiene ningún sentido de identidad personal ni de una historia personal con respecto a sí misma.

Es muy parecido a nuestros cinco sentidos. Nuestros ojos solo ven sin ningún sentido de que haya un "vidente" definido. Con el oír ocurre lo mismo en el sentido de que solo escuchamos sonidos sin que la capacidad de escuchar venga definida por un "oyente" específico.

Del mismo modo, nuestra conciencia desnuda es solo darse cuenta u observar los eventos mentales internos, así como los eventos perceptuales "externos" de la experiencia sin que haya ningún sentido de identidad asignado a esta cualidad de pura observación.

Inmediatamente después de un acontecimiento experimental, la mente puede comenzar a etiquetar, juzgar, o lo quesea, clasificando la percepción como recibida por la conciencia. Esto es lo mismo para los cinco sentidos. La percepción sensorial es inmediata, y se ve o se oye desnuda tal cual. Sin embargo, una fracción de segundo después, la mente se activa y comienza a procesar la información sensorial. De esta manera, nuestra conciencia es como nuestros cinco sentidos.

Además, al igual que los cinco sentidos están ahí por defecto, independientemente de las actividades de la mente, también nuestra conciencia es una presencia predeterminada. Resulta que siempre estamos conscientes, la conciencia siempre está activada. Incluso está presente cuando soñamos, ya que es la conciencia la que observa el sueño y su contenido.

Ahora, en contraste con esta conciencia inmutable, también tenemos las actividades de la mente que siempre están cambiando. Es esta conciencia inmutable la que nota u observa todas las actividades de la mente. Es la mente la que crea o conceptualiza un sentido de identidad personal.

Es nuevamente esta conciencia la que observa estos pensamientos sobre la identidad personal. La conciencia desnuda no tiene un concepto de identidad, por lo tanto, no tiene un ego que eliminar o reducir. En este punto, el maestro de la Gran Perfección puede utilizar el ejemplo del espejo y sus reflejos. Se indicará que el espejo es como la conciencia perceptiva inmutable y todos los pensamientos y actividades mentales serían como los reflejos. En ningún momento los reflejos condicionan el cristal del espejo. Se indicará que los reflejos incluyen pensamientos, identidad, emociones, sentimientos, sensaciones y percepciones sensoriales.

Es posible que, basándose solo en esta explicación, el alumno tenga una percepción repentina de reconocer que su verdadera naturaleza es la conciencia inmutable dentro de la mente en lugar de sus contenidos. Si esta percepción no surge espontáneamente en el flujo mental del alumno, el maestro continuará con varios ejemplos y explicaciones hasta que la conciencia-sabiduría intrínseca del alumno surja repentinamente en un momento de total realización.

Una vez que se produce la realización inicial y auténtica de la verdadera naturaleza de uno como esta conciencia inmutable, se le indica al estudiante que continúe en ese auto-reconocimiento iluminado que surge al momento pero se ignora y no se actualiza.

La percepción iluminada está surgiendo realmente en cada momento de nuestra experiencia desde el principio. Sin embargo, nuestra atención se dirige al contenido y las actividades de la mente. Por lo tanto, se nos enseña a relajarnos de forma vívida y alerta sin ninguna agenda o tema mental en absoluto, lo que luego permite que la percepción-sabiduría siempre emergente sea reconocida al momento. Entonces, simplemente continuamos en esta profunda condición de Ser Consciente.

La mente intervendrá de vez en cuando con todas sus historias sobre "yo" y mis problemas, pero esas apariencias se disolverán cuando surjan a medida que continuamos en nuestra condición real.

Finalmente, los procesos del pensamiento dualista de la mente se volverán cada vez más transparentes a medida que nuestra condición natural de Ser eclipse a todas las demás actividades de la mente.