Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Texto artículo

Artículos - Paul Smith

La evolución de la iglesia integral

Más allá del cristianismo tradicional y hacia el marco integral

por Paul Smith integral christian network, 12 de septiembre de 2020
Evolución de la iglesia

La imagen de arriba es una ilustración de la evolución de la iglesia hoy. Comenzando por la izquierda, la iglesia tradicional se explica por sí misma. La religión tradicional, para muchos, ha sido reemplazada por la búsqueda moderna de significado en actividades seculares como el entretenimiento, los deportes, la ciencia, el consumismo, los intereses sociales y las reuniones. Las iglesias posmodernas están haciendo un valiente intento de teología progresiva e inclusividad pero, en general, junto con las iglesias tradicionales, a menudo están luchando y desapareciendo a un ritmo creciente. La iglesia integral se representa como una comunidad en un círculo sin muros, centrada en el árbol de la vida.

En Integral Christian Network (Red Cristiana Integral) (ICN), encontramos a algunos que son muy activos en su iglesia local, algunos que solo asisten a una iglesia, mientras que otros han abandonado la iglesia. Un número cada vez mayor nos dice que somos su iglesia. Animamos a todos a hacer lo que les convenga.

Durante una reunión en WeSpace, uno de nuestros amigos preguntó: "¿De dónde salió todo esto?" ¡Buena pregunta! Entonces Luke y yo decidimos describir cómo llegamos a "todo esto" en esta serie de artículos. Como con todos los movimientos integrales, intentamos hacer tres cosas: Primero, traemos lo mejor de nuestro pasado mientras trascendemos lo peor. Luego, investigamos qué está sucediendo en el presente, qué falta y cómo podríamos integrar lo más válido. Y finalmente, a medida que evolucionamos, aprendemos de lo que pueda ir emergiendo en nuestra propia experiencia mística y con otros en la frontera emergente. Esto significa que también aprendemos de las maravillosas personas en nuestros grupos de WeSpace, donde todo se despliega y florece.

Aprendiendo del pasado

Lo que hemos hecho con nuestro trasfondo evangélico

Luke y yo venimos de un entorno evangélico y conservador. Estamos agradecidos por la introducción a la primacía de la vida, la enseñanza y la presencia de Jesús con nosotros que nos proporcionó tal educación. Sin embargo, ambos experimentamos sus muchas limitaciones, puntos ciegos y mensajes dañinos. Tuvimos que ir más allá de todo eso, sin dejar de llevar y apreciar los regalos que nos dio.

Ahora interpretamos la Biblia y el cristianismo desde una perspectiva integral y no desde una comprensión tradicional. Esto significa que entendemos la Biblia de la misma manera que Jesús entendió su Biblia, la Torá. Abrazó partes de ella, ignoró algunas partes y rechazó otras.

Tomamos el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento en serio como un registro de la evolución espiritual de los primeros israelitas hasta el tiempo de Jesús y luego el comienzo de la iglesia primitiva. Eso significa que vemos que su comprensión evoluciona a medida que van pasando de una etapa a otra. Comenzaron en la etapa tribal, pasaron a la etapa tradicional de la ley y el orden con Moisés. Entonces, los profetas se adelantaron y lanzaron llamadas que presagiaban lo que llamaríamos la etapa posmoderna de la inclusividad, el rechazo a las formas religiosas que no son amorosas y la preocupación por los pobres y marginados, así como por la tierra.

Entonces viene Jesús

Jesús por Bas Uterwijk
Jesús por Bas Uterwijk

Creo que Jesús comenzó a marcar el comienzo de una etapa que estaba tan avanzada que aún no tenemos un nombre para ella. Entendemos mejor lo que él enseñó al comprender lo que quiso decir en el contexto de su cultura, no en la nuestra. De ahí la necesidad de unos buenos estudios bíblicos. Criticó vigorosamente su propia religión. Rechazó la idea de que Dios castiga a cualquiera por cualquier cosa. En cambio, señaló a Dios como un ser amoroso que incluye a todos. Rechazó la idea de que Dios actuaba con una mezcla de amor y odio, como se encuentra en las escrituras hebreas y en algunas partes del Nuevo Testamento. En cambio, proclamó que Dios es amor incondicional, y solo amor.

Tengo entendido que Pablo escribió siete de los trece libros del Nuevo Testamento que se le atribuyen. Estos son Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Filipenses y 1 Tesalonicenses. Las otras cartas que tradicionalmente se le atribuyen no procedían de su pluma radicalmente liberadora, sino de escritores conservadores que abogaban por que los esclavos obedecieran a sus amos y las mujeres a sus maridos.

En cada etapa, los escritores de la Biblia moldearon todo a través de la etapa o cosmovisión en la que ellos vivían. Cuando sabemos esto, significa que no aceptamos nada en la Biblia como verdadero o útil para hoy sin filtrarlo a través de nuestra propia cosmovisión integral. Así que terminamos, como Jesús, abrazando partes de ella, ignorando otras partes y rechazando otras.

Jesús modeló cómo era una relación íntima con Dios y transmitió su espíritu, su consciencia expandida, a sus amigos. Él predijo que la conciencia despierta y trascendente estaría disponible para todos, a partir de Pentecostés. Fue crucificado como resultado de desafiar a los líderes religiosos y políticos de su época, sacrificando su vida como resultado. Entendemos su muerte no como un pago a Dios por nuestros pecados, sino como un acto supremo de amor por nosotros. Como modelo para que muramos a nuestro propio yo separado, para que podamos despertar a las profundidades de nuestro ser, nuestro Yo Divino. El Jesús Viviente está ahora presente con nosotros en su cuerpo espiritual y disponible como un amigo y guía.

Rechazamos cualquier idea de que Dios envíe a alguien a un infierno eterno. Creemos que tanto Jesús como Pablo enseñaron que todos ya estamos reconciliados o somos uno con Dios y estamos destinados al cielo, tanto en el ahora como en el más allá.

La primacía de la experiencia espiritual sobre las creencias religiosas

Como se detalla en mis libros, creo que Jesús llegó a lo que enseñó basándose en su experiencia espiritual y su relación viva con el Dios al que llamó Abba. Asimismo, el apóstol Pablo llegó a lo que enseñó desde su experiencia personal con Dios y también con el Jesús viviente. Hoy percibimos un problema importante en el cristianismo en el sentido de que tiende a comenzar y terminar con lo que Jesús y Pablo enseñaron, en lugar de seguir primero su ejemplo en lo que experimentaron. Experimentar el mismo misticismo despierto y trascendente que experimentaron Jesús, Pablo y los primeros cristianos, nos da la "mente de Cristo" con la que llegar a nuestras creencias. Lo que creemos es importante, pero es secundario a lo que experimentamos espiritualmente. Por supuesto, ponemos a prueba y discernimos nuestras propias experiencias espirituales con las de Jesús y Pablo, así como con los místicos de la iglesia y otras tradiciones a través de los tiempos y hoy.

Seguimos este mismo método interpretativo para comprender a los líderes, maestros y místicos de la iglesia a lo largo de los siglos. Tomamos lo más evolucionado de lo que escribieron y trascendemos lo peor. A menudo encontramos que los místicos son los más útiles.

Aprendiendo de fuentes contemporáneas

Hemos encontrado una serie de recursos entre los pensadores y practicantes espirituales más evolucionados de la actualidad, cuyas percepciones hemos incorporado a menudo a nuestra comprensión y práctica en la ICN. Esto incluye luminarias tales como Ken Wilber, Jorge Ferrer, Raimon Panikkar y Teilhard de Chardin. Esta semana, hablemos de mi amigo Ken.

Ken Wilber

Paul y Ken
Paul Smith y Ken Wilber

Ken Wilber es un budista practicante cuyo vasto marco de estudio se aproxima a lo que puede ser una teoría del todo. He encontrado sus etapas de comprensión especialmente útiles, reformulándolas como tribal, guerrera, tradicional, moderna, posmoderna, integral y más allá. Mi libro, Cristianismo Integral, entra en gran detalle sobre cómo se ven esas etapas en la historia cristiana y en la actualidad. Ken fue radicalmente influyente en mi desarrollo espiritual hace más de veinte años y ahora es un amigo. Nuestras conversaciones grabadas de varias horas de duración sobre mis dos últimos libros están disponibles en el sitio web de Integral Life. Él escribió el epílogo de mi libro más reciente (Is Your God Enough? Close Enough? You Enough? Jesus and the Three Faces of God).

Las Tres Caras de Dios

Wilber señala que vemos todo desde tres perspectivas diferentes, que él llama el Gran Tres. Una perspectiva en primera persona es nuestro punto de vista subjetivo como nosotros mismos ― un Yo. Un punto de vista en segunda persona es una perspectiva relacional o intersubjetiva en la que nos conectamos con los demás ― un Nosotros. Un punto de vista en tercera persona es uno objetivo, que refleja o habla sobre alguien o algo ― un Ello. En la comprensión cristiana, esto forma la base de las Tres Caras de Dios. Jesús, a veces, hablaba como si Dios fuera él, con Dios a su lado y sobre Dios más allá de él. ¡Sorprendentemente, nos animó a hacer lo mismo!

Wilber también postula un sistema de múltiples niveles de estados alterados de consciencia que consiste en estados burdos, psíquicos, sutiles, causales y no-duales. Él cree que esos estados luego son moldeados e interpretados por la etapa de comprensión o cosmovisión que uno tiene. Cada etapa subsiguiente es un movimiento evolucionado de la anterior. Él escribe: "La razón por la que la (etapa) mundicéntrica es mejor, es más correcta que la etnocéntrica, es porque es más grande, más abarcante e incluyente ― mayor cuidado, mayor consciencia, mayor compasión". Estamos de acuerdo.

También considera que los estados, a la manera oriental, progresan de menor a mayor. Nos diferenciamos de él y los vemos a todos como importantes y valiosos en nuestras vidas. También tendemos a acortar la lista a tres, que etiquetamos como ordinario (burdo), despierto (sutil) y unificado / trascendente (causal y no dual).

Ken dijo una vez: "No necesitamos una nueva religión, ¡solo una versión más evolucionada de la anterior!"

De esta manera, no nos avergonzamos de nuestro nombre cristiano. No dejaremos que Jesús sea definido por los peores de los que usan su nombre, ni solo desde las etapas de consciencia que simplemente están viendo solo lo que pueden ver.

Ver a Jesús y el cristianismo desde una perspectiva integral nos permite abrazar y volver a casa a nuestras raíces espirituales, hablando en nuestras lenguas nativas. Mientras que también dejamos atrás aquello que ya no nos sirve a nosotros ni al mundo.

Podemos profundizar en nuestra propia tradición, mientras honramos y aprendemos de lo mejor de otras tradiciones religiosas y espirituales, y nos movemos más allá de las formas anteriores, evolucionando continuamente en una iglesia integral, hacia el cristianismo del mañana.

En el próximo artículo hablaremos de la influencia de Jorge Ferrer, Raimon Panikkar y Teilhard de Chardin.