Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > La conciencia no puede ser definida

Artículos - Bentinho Massaro

La conciencia no puede ser definida

por Bentinho MassaroExtraído de: Insights Into Awareness (Cap. 12)

La conciencia no puede ser indicada

Bentinho Massaro

No podemos definir o entender la conciencia diciendo: "¡Ah! Así que ahí está, esa es la conciencia!" Todo lo que podemos indicar, definir, entender, es otro concepto que aparece dentro de la conciencia, es conocido por la conciencia, y existe como conciencia.

A menudo, cuando oímos a los maestros hablar sobre el vacío, la quietud, la conciencia, el espacio puro, la apertura, etc., nuestra mente puede crear una copia de ello, un concepto. Nuestros pensamientos, probablemente dirán en algún momento: "¡Ah, sí, el vacío, la conciencia pura, la quietud, esa experiencia está aquí!".

Pero esta experiencia a la que se refieren nuestros pensamientos nunca es la cosa real, porque ¿qué podemos indicar? ¿Es alguna cosa? Una experiencia, una percepción, un fenómeno, etc. Todos ellos pertenecen al despliegue de formas/cosas/fenómenos. Los cuáles no son nada más que vacío, la propia percepción abierta.

A lo más, la experiencia a la que apuntan o se refieren nuestras mentes es un "estado no-conceptual de la mente", que en sí mismo es todavía una sensación, una experiencia, un estado de la mente, y por lo tanto, incluso esta quietud de la mente como experiencia, no es a lo que la conciencia está limitada. Todo lo que no estaba aquí ya antes, no puede estar ahora. Todo lo que viene y se va, o es recientemente creado, es sólo más ficción que surge en esa conciencia que ya siempre es.

Así que hazte la pregunta: "¿Qué me estoy perdiendo? ¿Qué estoy pasando por alto que ya está aquí y siempre ha estado aquí en todas y cada una de mis experiencias?"

Así que cuando nuestros pensamientos piensan que comprenden lo que dicen esos que hablan directamente desde y hacia la verdad, podemos observar cómo nuestra mente tiende a nombrar lo que buscamos (el vacío, la conciencia, la libertad) como algo que existe en alguna parte que podemos obtener o alcanzar. Lo convertimos en una idea en nuestras mentes, o nos identificamos con una experiencia de paz y quietud.

Cuando nos damos cuenta que estamos haciendo eso, inmediatamente sabemos y vemos que todo a lo que apuntan nuestros pensamientos, no puede ser eso, porque ¿quién está viendo el proceso de nombramiento y la sensación o fenómeno al que se está apuntado? ...

Ciertamente hay una conciencia sin esfuerzo por encima de todo esto que ya se mantiene por sí misma. Esta conciencia es en sí inalcanzable y nunca puede definirse. Siempre más allá de los fenómenos, aunque presente en y como cada experiencia dentro de la percepción.

Porque cada vez que pensamos que hemos encontrado ESO (la conciencia), el verdadero ESO está ahí como el testigo de incluso el proceso de nombramiento/identificación de ESO. Así que este proceso de nombramiento de la conciencia o decir: "¡Ah, sí, eso es la conciencia!" también pertenece al despliegue que surge sin esfuerzo de las apariencias dinámicas que aparecen y desaparecen dentro de la ya perfecta conciencia presente.

No hay nada que pueda cambiar la conciencia que es intocable aquí como el conocedor de todo lo que es. No hay nada que puedas hacer para ser más conciencia y nada que puedas fastidiar para ser menos conciencia. Sólo puede haber un "relajarse", o un permanecer en el conocer/reconocer de esta conciencia que ya es.

Todo sucede en y como Eso. No hay búsqueda que te lleve a ninguna parte. No tenemos que diferenciar la Conciencia del mundo. No necesitamos tampoco encontrar nuestro verdadero ser diferenciando todas las formas de este mundo. Simplemente podemos reconocer que todo es una forma de la conciencia y descansar ahí mismo en ese sutil reconocimiento de lo que ya se está viendo.

Cómo Conocer la Conciencia

Así que la única forma verdadera de conocer la conciencia, de conocer lo incognoscible, es simplemente siendo como eres y ver que todos los fenómenos aparecen dentro de este conocedor que tú ya eres. Sólo hay que ver que cualquiera que sea el pensamiento, la creencia, el concepto, la sensación o la experiencia, ya sea mundana y materialista, o "especial" y espiritual, ambas están igualmente apareciendo y desapareciendo dentro de ESO que ya estaba ahí para conocer ambas experiencias y el cambio de una a otra.

Todo lo que podemos identificar y nombrar, pertenece al despliegue variable y pasajero de las percepciones, las cuales también no son otra cosa que la conciencia sin-sustancia. Como los sueños en la noche que no son más que la Mente, sin importar lo que nos encontremos. Tratar de agarrar cualquiera de estas formas es como tratar de capturar el espacio o pintar un cuadro en el cielo.

Eso que estamos buscando es eso que puede decidir nombrar o no nombrar y que conoce la elección que se hace sin ser afectado por nada de esto.

Todo, y repito Todo, lo que experimentas, no será ESO. ¡Jamas! Aceptar esto ahora puede ahorrarte una gran cantidad de esfuerzo y de búsqueda. Porque si reconoces profundamente en este momento, que ninguna experiencia será más ESO que esta experiencia de este momento, la búsqueda se desvanece, y la facilidad y claridad brillará de forma natural, sin hacer nada para conseguirlo.

Tú simplemente no puedes experimentar la conciencia. ¡Ya es tu experiencia! Todo lo que está sucediendo Ahora mismo, es una apariencia de la conciencia, que ocurre dentro de la conciencia.

Tu experiencia presente es la mejor experiencia que podrías tener, así que simplemente relájate como eso que está mirando. Simplemente descansa como lo que eres, tranquilamente viendo y siendo sin que sea necesario hacer divisiones.

Contempla realmente este pensamiento: "Que nada que puedas experimentar o conocer en tu vida, es eso que estás buscando". En cambio, Eso que está buscando algo, es lo que estás buscando. Así que relájate en el ver que ya está ininterrumpidamente ocurriendo, lo reconozcamos o no. Acepta la naturaleza siempre presente de este ver, para ir más allá incluso del reconocimiento y no reconocimiento. Está simplemente siempre ahí como eso que ve tanto el reconocimiento de sí mismo, como la ignorancia de sí mismo.

Estamos buscando los ojos con los que estamos mirando, estamos buscando la mente con la que creamos y vemos nuestros sueños. Estamos buscando la conciencia que está perfectamente presente en este momento como el conocedor y la apertura en la que incluso nuestro sentido más primario de "ser alguien" ocurre como una sensación/experiencia/fenómeno.

Todo lo que podemos experimentar va y viene. No hay nada que encontrar fuera de tu presente estado de ser. No hay nada que puedas encontrar "ahí fuera".

Nunca vas a ser liberado mediante alguna experiencia o suceso fenomenológico que debas buscar o procurar. Eso es como tratar de despertar o darte cuenta de que estás soñando a través de profundizar más en tu mundo de sueños e identificarte más con una forma de sueño que con otra. Simplemente no funciona.

En lugar de eso pregúntate lo siguiente:

"¿Cómo podría esa conciencia perfecta, por la que estoy buscando y luchando, llegar a ser lo que ya es? ¿Cómo podría encajar eso con mi percepción actual, independientemente de lo que pienso y siento ahora?

¿Cómo podría mi experiencia presente mostrarme que la Conciencia ya está aquí? ¿Dónde está? ¿Quién es? ¿Soy yo ella? ¿Quién soy yo?

¿Quién es el conocedor de todo lo que pienso, creo y percibo? ¿Qué hay aquí ahora mismo como "yo" o "mi presencia" de lo que nunca podré escapar, añadir o restar sin importar lo que haga, trate o suceda? ¿Qué es esta presencia en la que todo va y viene? ¿Y puedo prestar más atención a esa presencia en cada una de mis actividades diarias?"