Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Libertad de creer en un mundo externo

Artículos - Bentinho Massaro

Libertad de creer en un mundo externo

por Bentinho Massaro, extraído de: Insights Into Awareness (Cap. 4)
Nota: El artículo siguiente, fue publicado originalmente como un artículo de apoyo para los participantes del Programa de Formación de la Conciencia (ATP)* # 2: "Libre de la creencia en las apariencias".
Bentinho Massaro

La Apariencia final: El Mundo/Maya

Hoy me gustaría compartir con ustedes la importancia de darse cuenta de su libertad de la apariencia final: El mundo en su conjunto.

Han estado ahora observando sus creencias en las apariencias por aproximadamente 10 a 14 días. Esta era una buena práctica y probablemente les ha proporcionado muchas percepciones profundas en lo que respecta a su propia personalidad y sus pensamientos y emociones y cómo tratan de hacer frente a ciertas situaciones. Si bien este es un gran comienzo, hay algo que realizar más allá del alcance de nuestro drama personal. Si sólo nos liberamos a nosotros mismos de creer en historias personales como "quién es culpable", lo que, de nuevo, es un gran comienzo, nos perdemos el hecho de que creemos que las apariencias en su conjunto (El mundo) son reales o existenciales.

Si seguimos sin ver el hecho de que creemos que este mundo es "real" (en el sentido de que estamos atrapados en un cuerpo que está ubicado en algún lugar dentro de ese universo tan grande que está "ahí fuera") o que existe independientemente de nosotros como conciencia, nos perdemos algo crucial: Todas las apariencias son percepciones.

¿Dónde están ocurriendo las percepciones? ¿Qué es lo que conoce todas las percepciones? Es dentro de la conciencia que existen estas percepciones.

Tú no estás en el Mundo, el Mundo aparece en Ti

Todas las apariencias juntas es lo que podemos llamar el mundo, o a veces se le llama Maya. Es muy parecido a un mundo de sueños que simplemente aparece/existe dentro de la mente/consciencia.

No puede realmente ser probado que hay un mundo "ahí fuera" que está separado de la conciencia. "Separado de la Conciencia" significa que existe como algo distinto de la percepción pura; como un objeto individual, una realidad autónoma.

Incluso si pudiéramos encontrar indicios sólidos de que hay un mundo real ahí fuera, separado de la conciencia, entonces, ¿dónde tendría lugar esa percepción/prueba? ¿Quién o qué lo sabría? Esa misma prueba y el proceso de investigación, todo aparece dentro de la conciencia.

¿Podemos probar algo, podemos afirmar que algo está aquí, cuando no somos conscientes de esa percepción?

Como analogía, Einstein sugirió una vez: "¿Existe realmente la luna si no la estamos mirando?"

El mundo entero existe dentro de la conciencia. Como un sueño, que existe solo dentro de la mente y nunca está separado de la mente. Sueño = Mente, Mundo = Conciencia. No hay ningún sueño que no consista en la mente. No hay ningún sueño que exista de alguna sustancia o poder/naturaleza. Todas las apariencias dentro de un sueño, no importa lo reales que parezcan o se sientan las percepciones sensoriales, consisten en la Mente/Conciencia y aparecen sólo en la Mente/Conciencia.

Lo mismo sucede con la apariencia "más grande" de todas: El mundo en su totalidad, el universo, aparece dentro de la conciencia. En este sentido, se puede utilizar el proverbio que dice: "Usted no está en el mundo, el mundo está dentro de usted".

Podemos tratar de desmenuzar nuestros pensamientos y emociones por una eternidad como si fueran objetos percibidos por un perceptor, y nunca realizar la conciencia completamente.

Tenemos que empezar a ver que todas las apariencias existen como una sola apariencia/percepción y que todos los "aspectos individuales" no son más que uno, total y pura percepción dentro de la conciencia.

Sólo si empezamos a reconocer que la conciencia está libre de forma, a pesar de que impregna/permea totalmente las apariencias en su conjunto en todo momento, realizaremos realmente un cambio en la conciencia experiencial, que comienza a reconocer la presencia natural de lo que nunca es tocado por ninguna apariencia y en lo que sin embargo todas las apariencias existen.

De la Elaboración a la Realización

De esta manera podemos ver que no necesitamos diferenciar todo tipo de aspectos individuales del mundo-sueño y después elaborar/examinar/definir/utilizar cualquiera de ellos con el fin de conocernos a nosotros mismos como el conocedor de todos estos.

Todos los aspectos están totalmente interconectados con todas las "otras" apariencias del mundo-sueño; todo es una sola percepción que no consiste en nada individual, ni existe como algo distinto de la conciencia/percepción pura/el perceptor.

Nada "ahí fuera" puede definir lo que somos. Para empezar no hay nada que buscar "ahí fuera". Es sólo que todo "ahí fuera" nos confirma lo que ya está aquí como lo que somos ... ¿Lo ves?

Cada percepción simplemente demuestra que sabes que existes... Todas las apariencias/experiencias, no importa las que sean, simplemente confirman que somos la conciencia libre. Una y otra vez. La vida es como entrar en un espejo tras otro, sin que haya nada que encontrar más allá de estos espejos. Cada experiencia, no importa lo que parece indicar o significar, sólo refleja lo que es siempre uno, perfecto y completo. Reconoce cada momento, cada experiencia, cada ocurrencia, como un reflejo directo que demuestra la presencia de la conciencia.

Sepan que creer que "este mundo tiene una realidad propia" es puramente nuestra idea personal sobre este mundo que surge y se disuelve como ideas dentro de la conciencia. Podemos o bien creer en esa historia o relajar la necesidad de aferrarse a cualquier historia.

Eso que cree o no cree, y eso que tiene la aparente elección entre estos dos, es el juego de la atención consciente y subconsciente, sucediendo siempre dentro de la abierta y no afectada conciencia libre.

Todas las opciones, todas las elecciones, todas las experiencias se realizan en la apertura presente de la conciencia, de la que proceden todas las cosas y, finalmente, se disuelven. Todas las suposiciones y definiciones que hemos aprendido acerca de este mundo están viciadas por naturaleza, ya que ningún concepto puede nunca definir la verdad.

Todos los conceptos ven el mundo como algo "ahí fuera" en el que algo puede y debe ser alcanzado, encontrado o logrado.

Libérate de creer activamente; ¡punto! Sólo por un momento, libérate de creer en cualquier cosa, este momento de apertura despierta, revelará que hay una presencia natural, que siempre está presente, incluso cuando creemos en ideas.

Libérate de las apariencias a medida que surgen, perduran y se disuelven; ¡Punto! Deja que todo exista como quiera y no te identifiques con nada en particular. Sólo reposa sin distracción, como ya eres, en paz con todas las apariencias, sin importar la intensidad de sus historias.

Pronto te darás cuenta que esta espaciosidad de ser, esta apertura que conoce todas las experiencias, es siempre estable y tranquila. Es la única fuente de toda percepción/apariencia.

Permanecer como esta base estable de ser es permitir que todo aparezca como quiera, dejar de intentar controlar, manejar y modificar. Esto, de nuevo, revela la naturaleza de la vida, que está siempre más allá de las experiencias, de una manera muy sencilla y directa.

De ahí surge una gran sensasción de paz, sabiduría, libertad y felicidad. Además de esto, uno se vuelve cada vez más eficiente en responder a las situaciones y los desafíos de la vida.