Ruta de Sección: Inicio > Extractos > No-Separación (3)

Extractos - Scott Kiloby

Capítulo 11 ― No-Separación (3ª parte)

por Scott Kiloby - Living Realization

Inseparabilidad en los Reinos Sutiles

En la sección anterior, hemos examinado nuestra creencia en un mundo físico-denso separado de objetos. Con respecto a los cinco tipos de apariencias en Living Realization (es decir, pensamientos, emociones, estados, sensaciones y experiencias), la sección anterior estaba dirigida preferentemente a las sensaciones y experiencias. Ahora echemos un vistazo a los reinos más sutiles que incluyen los pensamientos y las emociones (aunque los estados no se mencionan a continuación, se les puede aplicar la misma investigación).

Los pensamientos

El punto que hay que recordar aquí es que esta investigación se puede hacer con cualquier pensamiento (incluyendo incluso los indicadores de la conciencia). Y te animamos a ver que cada pensamiento es lo mismo. Se trata de una imagen transparente, temporal que es inseparable de la conciencia en la que aparece.

Vamos a usar el pensamiento "silla", ya que se utilizó en el experimento anterior. Ya hemos visto que la palabra no apunta a un objeto separado que existe "ahí afuera" esperando a que lo descubramos. El pensamiento crea la sensación de que hay un objeto separado. Si esto no está claro, es posible que desee volver a la sección anterior llamada "Aislar los sentidos".

Una vez que hemos visto que no apunta a un objeto separado, todo lo que queda es el pensamiento "silla" en sí. Ten en cuenta que, antes de que el pensamiento aparezca, sólo hay conciencia. La noción de una silla no está en ninguna parte de la conciencia. Está completamente ausente. Entonces, de repente, el pensamiento "silla" aparece. No aparece de ningún sitio, sino de la conciencia misma. Aparece consistentemente dentro de la conciencia. Por "consistentemente", queremos decir que no se puede encontrar la línea que divide la conciencia del pensamiento "silla" que aparece dentro de la conciencia. Esto revela la inseparabilidad de la conciencia y el pensamiento.

Si te paras un momento y simplemente miras un pensamiento, se ve que es transparente. Lo que está mirando el concepto "silla" es la propia conciencia no-conceptual. Puro ver. Cuando miras un pensamiento, tiende a desaparecer de nuevo en la conciencia. Cuando un pensamiento desaparece, se ha ido completamente, sin dejar rastro. Incluso si tienes la sensación de que estás mirando directamente el pensamiento mientras aparece, observa que no hay manera de decir que el pensamiento existe como algo separado de la conciencia que lo ve.

Vamos a utilizar una metáfora para hablar de la inseparabilidad de la conciencia y los pensamientos que aparecen en la conciencia. Supongamos que acabas de darte una ducha. Cierras el grifo y observas una nube de vapor en el aire. Ves que la nube de vapor es absolutamente inseparable del espacio en el que aparece. No hay manera de extraer el vapor fuera del espacio en el que aparece.

Lo mismo es cierto para los pensamientos. Un pensamiento es como una nube de vapor. Aparece inseparablemente dentro del espacio de la conciencia. Los pensamientos no pueden ser separados de la conciencia. De hecho, no podemos hacer nada con los pensamientos salvo observar que van y vienen y darnos cuenta de que la conciencia es el espacio en el que van y vienen.

¿Ves por qué sufrimos y buscamos? Hay una creencia subyacente de que podemos hacer algo con los pensamientos. Sin embargo, la idea de que podemos hacer algo con el pensamiento (manipularlo, hacerlo más positivo, neutralizarlo, o deshacernos de él) es sólo otro pensamiento. Eso es todo. La idea de creer que podemos manipular un pensamiento viene de la separación en sí. Viene de la idea de que dentro hay una persona separada que puede dividir el pensamiento de la conciencia y tratarlo como una cosa separada para hacer algo con ella.

Al reconocer la conciencia presente, y no tratar de manipular un pensamiento cuando aparece, vemos que el pensamiento es inseparable de la conciencia. Se deja entonces que sea tal como es. Vemos que no podemos separar un pensamiento de la conciencia, porque los dos son inseparables. En este ver, se deja que los pensamientos sean tal como son. Por lo tanto, ya no son enfatizados o manipulados. Se les permite ser tal como son. Y como el mundo de las cosas y de las personas separadas es realmente sólo un montón de pensamientos, cuando a los pensamientos se les permite ser tal como son, al mundo de las personas y de las cosas se le permite ser tal como es. Esta es la perfecta aceptación.

Pero no nos quedemos ahí. Indicándolo de esta manera, estamos enfatizando continuamente el concepto "pensamiento". ¿Qué sucede cuando miras el pensamiento sin la idea de que es un "pensamiento"? Ya ves que enfatizando el concepto "pensamiento" hace que parezca que realmente hay una línea divisoria entre la conciencia y el pensamiento. Pero esa línea divisoria, como con todas las líneas divisorias, es sólo conceptual.

Aunque puede ser útil en una fase anterior de la investigación descansar como la conciencia no-conceptual y ver que los pensamientos van y vienen dentro de esa conciencia inmutable no-conceptual, hay una tendencia a terminar en otra división. Esta es la idea de que los pensamientos existen separados de la conciencia. De esta división, si no tenemos cuidado, empezamos negando y difamando el pensamiento, como se dijo antes en la sección "La inseparabilidad no es solamente ausencia de forma". Repelemos (la sombra de) cualquier persona o cosa que representa pensamiento, intelecto, historias, filosofías, ciencia, religión, teorías y visiones del mundo. Esto es negación, no despertar. La conciencia nunca se ha dividido.

Cuando dejamos de hacer hincapié en la idea de que hay pensamientos que suceden separadamente de la conciencia, entonces vemos que todo es la energía de la conciencia. Los pensamientos no son otros que la conciencia. Estas imágenes mentales nunca pueden y nunca podrán aparecer fuera de la conciencia. Son inseparables de la conciencia. Son la conciencia misma. En este ver, los pensamientos pueden ser tal como son. Del mismo modo que el espacio no tiene la intención de librarse de una nube de vapor que aparece dentro de él, la conciencia no tiene la intención de librarse del pensamiento. El punto de Living Realization es no colocar la identidad en el pensamiento. No es deshacerse del pensamiento.

Las emociones

Se puede hacer exactamente la misma investigación con respecto a las emociones. Cuando surge una emoción, es importante no etiquetarla. Al etiquetarla, la convertimos en una cosa aparte. Si ponemos la etiqueta "ira" sobre ella, tendemos a tratarla como algo separado y aparte de la conciencia en la que aparece la "ira". Incluso si la llamamos una "emoción", hemos colocado una etiqueta en la energía. Una vez que se enfatiza la etiqueta, el pensamiento tiende a creer que la línea divisoria entre el sujeto que experimenta la emoción y la emoción es real. Pero como en todas las divisiones, la línea sólo es conceptual. Al creer que la emoción tiene una existencia separada de la conciencia, por lo general nos dedicamos a la tarea de intentar manipular la emoción ― tratando de distanciarnos de ella, neutralizarla, hacerla sentir mejor, escapar de ella, racionalizarla, o deshacernos de ella. Esto es sólo más búsqueda. Buscamos una existencia futura libre de dolor. Eso no es despertar. Es negación. El camino de la libertad no es escapar de o neutralizar una emoción. Es ver que no tiene existencia separada. Atravesamos la emoción, en lugar de rodearla, por así decirlo. Sufrimos abierta y plenamente, siendo completamente vulnerables a toda la experiencia de emociones que aparecen y desaparecen inseparablemente dentro de la conciencia.

Las emociones no son cosas que existen separadamente de la conciencia. Cuando aparece una emoción, reconoce la conciencia como el espacio del cual aparecen. La emoción es la energía de la propia conciencia. No hay una línea divisoria real entre la conciencia y la emoción. La emoción puede ser incómoda, incluso insoportable. Pero aun así no hay una línea divisoria.

La emoción surge sin fisuras de la conciencia. Nunca aparece fuera de la conciencia. En otras palabras, sin la conciencia, no puede haber experiencia de la emoción. Y cuando no tratamos de manipular una emoción, se permite que sea tal como es. Del mismo modo que el espacio en la metáfora de la ducha nunca trata de librarse de la nube de vapor que aparece en él y como él, la conciencia ―como el espacio cognoscente actual― no trata de librarse de la emoción. Las emociones no son más que la conciencia. Son inseparables. No puedes extraer el vapor del espacio en el que aparece. Del mismo modo, no puedes extraer las emociones de la conciencia en la que aparecen. Ver esto es útil para no tratar de manipular las emociones. Cuando ya no tratamos de manipular las emociones de ninguna manera, y cuando vemos que las emociones son la energía de la propia conciencia, por primera vez hacemos frente directamente a las emociones, en lugar de tratar de escapar de ellas o hacer que se sientan mejor. Esto tiene un efecto natural, transformador. Las emociones se ven que van y vienen inseparablemente dentro de la conciencia. Ya no se ven como grandes y malos monstruos. Se ven como la propia conciencia.

Sumario

Te invitamos no sólo a explorar lo que se dice en este capítulo. Si realmente miras a donde las palabras están apuntando en lugar de tratar de entender lo que se dice sólo con el intelecto, verás que la inseparabilidad o no-dualidad es la naturaleza de tu experiencia presente.

Hemos examinado objetos, experiencias, sensaciones, pensamientos y emociones. Hemos visto que nada existe separado de la conciencia. No hay objetos existentes separados. Sólo hay apariencias inseparables de la conciencia. Dicho de otra manera, todo es conciencia. En otras palabras, todo es amor. No-separación es amor. En todo momento, el amor está experimentándose a sí mismo. Esto es de lo que trata Living Realization.

Tal vez ahora es más fácil ver por qué en Living Realization nos quedamos con la invitación básica, que es la siguiente:

Reconoce la conciencia presente. No trates de manipular las apariencias. Ve que todas las apariencias no están separadas de la conciencia.

Preguntas y respuestas

Si nada existe independientemente, ¿cómo podemos hablar de cualquier cosa? A mí me parece que disfruto de estar en el mundo, aparentemente haciendo cosas, y disfrutando de la vida.

Hablamos de la vida de la manera que acabas de decir, usando el lenguaje en un sentido convencional. El reconocimiento de la conciencia no destruye el lenguaje. No destruye los pensamientos. El pensamiento puede aquietarse o no en el reconocimiento de la conciencia. Pero la conciencia no trata de deshacerse de las palabras o pensamientos. Sólo un pensamiento trataría de deshacerse del pensamiento.

La conciencia es como el puro espacio en el que todos los pensamientos aparecen y desaparecen. Conociéndote a ti mismo como ese espacio, empiezas a ver que cada pensamiento es inseparable de ese espacio. Los pensamientos no pueden destruir ese espacio. No pueden acercarte más a lo que eres ― la conciencia. Y no pueden separarte de lo que eres ― la conciencia. Los pensamientos simplemente aparecen dentro de la conciencia presente que está mirando aquí y ahora. Esa conciencia es inmutable, no va y viene. Sólo los pensamientos van y vienen y parecen cambiar.

En un sentido convencional, la vida, las relaciones, pensar y hablar siguen ocurriendo como siempre lo han hecho. Disfrutamos de la compañía de los demás. Disfrutamos de nuestras familias y nuestras vidas. Nos ayudamos unos a otros, hablamos de política, y hacemos lo que siempre hemos hecho. La idea de "yo", "tú", "política" y "mundo" son pensamientos, sí. Pero el reconocimiento de la conciencia no te hace creer que el pensamiento es malo. "El pensamiento es malo" es sólo otro pensamiento que va y viene en la conciencia. Eso es libertad.

Todo este mensaje de Living Realization tiene que ver con la inseparabilidad, no con destruir el lenguaje o la comunicación. Este conocer proporciona una sensación de paz, amor, alegría y bienestar que es incondicional. No se basa en ninguna apariencia, sin embargo, impregna cada apariencia. Es cada apariencia. Este bienestar no se basa en si estamos hablando o no hablando, sintiendo o no sintiendo, pensando o no pensando.

Al igual que el espacio, la conciencia está siempre presente. Ciertamente no excluye el uso de palabras o hablar. Aquellos que piensan que el reconocimiento de la conciencia excluye el uso del lenguaje están confundiendo los puntos de vista acerca de la conciencia con la conciencia misma. Cuando te aferras sólo a un punto de vista acerca de la conciencia, lo conviertes en una idea. Luego tratas de adaptar todas las otras ideas a esa idea o asegurarte de que todas las ideas están de acuerdo con la idea principal que tienes sobre la conciencia. Esto nace de la frustración de no ver a donde palabras como "conciencia" están apuntando.

Esta es una pregunta acerca de la realidad física. Hice el experimento de tocar la silla mientras eliminaba los conceptos de silla y dedo, y lo único que quedaba era una sensación inespecífica de dureza. Y cuando el concepto de "dureza" se elimina sólo hay algo indescriptible, pero ¿ocurre algo realmente en lo que podría llamarse un nivel físico? Me parece que cualquier concepto de un mundo físico real implica necesariamente separación, y si no hay separación entonces no podría ser un mundo físico real. ¿Algo que decir al respecto?

El texto de Living Realization no afirma conclusiones categóricas o definitivas como, "Hay una realidad física", o "No hay ninguna realidad física". Estas están bien como puntos de vista mentales que pueden aparecer y desaparecer. Pero son limitantes cuando se mantienen como verdades de base. El pensamiento puede aterrizar en lo que puede parecer una verdad definitiva (por lo general un lado de un par de opuestos). Pero Living Realization es mucho más libre que eso. Trascender (ver a través de) la separación y los opuestos es la clave de esta libertad.

Es bueno que no estás asumiendo una división entre conciencia y algo "ahí afuera", como una realidad separada físicamente. Cuando partimos de la premisa de que no hay separación, podemos entonces mirar hacia donde parece que la separación aparece y luego abordar eso.

Parece que hay una pregunta acerca de la separación en esta declaración tuya: "Y cuando el concepto de 'dureza' se elimina sólo hay algo indescriptible, pero ¿ocurre algo realmente en lo que podría llamarse un nivel físico?"

Cuando se elimina el concepto de dureza, lo único que queda es "pura sensación" o sensación sin descripción. Nada de esa pura sensación te está comunicando ninguna información conceptual en absoluto. La sensación pura no-conceptual (de la mesa) no te está diciendo: "Soy una realidad física separada" o incluso algo más sutil como "soy indescriptible". Esos son conceptos.

Cierra los ojos y toca la mesa. Observa que, cuando parece que hay una realidad física separada, hay conceptos que aparecen. El concepto es una imagen mental muy sutil de una mano, que pertenece a ti (un cuerpo-mente separado) que está tocando (o reuniéndose con) algo más ― algo que has conceptualizado como una realidad física indescriptible pero separada.

Deja que la imagen de estas dos cosas que parecen "encontrarse" entre sí desaparezca suavemente mientras que tus ojos están cerrados. Deja incluso que el concepto "sensación" desaparezca. Ahora sólo hay esta "pura sensación" sin una descripción. ¿Dónde está la separación? ¿A qué distancia está esta pura sensación de la conciencia? Deja incluso que las palabras "pura sensación" desaparezcan. La pregunta acerca de la distancia no tiene sentido ¿no es así? Cuando no albergamos conceptos, no hay objetos separados físicamente.

Cuando no hay objetos separados físicamente, no hay sensación de distancia (cerca o lejos). La distancia sólo surge cuando hay una sensación de separación. Date cuenta que tan pronto como parece que la sensación o pura sensación está "ahí afuera" separada de ti, los conceptos aparecen de nuevo (la imagen mental de un cuerpo o de la mano). Deja que esos pensamientos se vayan suavemente de nuevo. Cuando no surgen conceptos, no hay objetos separados. ¿Tiene sentido entonces postular algo aquí que está separado de algo ahí, llamado realidad física? Todo se viene abajo. La separación es conceptual.

Todo el universo desde el sol hasta el polvo en el aire, hasta el sonido de la voz de tu madre, hasta tu propio cuerpo, puede explicarse completamente por medio de pensamientos y sensaciones. Y ¿a qué distancia están los pensamientos y sensaciones de la conciencia? La pregunta no tiene sentido. Estos son apariencias inseparables dentro de la conciencia. Son "no dos". Incluso tu pensamiento: "¿Hay una realidad física?" es una apariencia inseparable dentro de la conciencia. La vida y todas nuestras preguntas sobre la vida son inseparables de la conciencia.

Ahora abre los ojos y deja de tocar la mesa. Ahora estamos aislando el sentido visual. El sentido de la vista, cuando no surgen conceptos, no te está diciendo que hay una mesa ahí. Para que haya una idea de un objeto separado llamado mesa, el pensamiento "mesa" tendría que aparecer. Cuando miras sin pensar, sólo hay el color marrón. Pero el color no está diciendo, "soy una mesa", ni está diciendo, "soy marrón", ni está diciendo, "soy una realidad física indescriptible". Estos son pensamientos. La vista por sí sola te da sólo el color. Ahora deja que desaparezcan el pensamiento "marrón" y el pensamiento "color". ¿Dónde está la realidad física separada?

Ahora volvamos a la declaración para las conclusiones finales. Una vez que se ve que el mundo separado físicamente es realmente pensamiento además de sensaciones, se trasciende la separación. Por lo tanto puedes hablar de un mundo físico aparentemente separado, sabiendo que es sólo pensamiento y sensación apareciendo inseparablemente dentro de lo que eres ― la conciencia. Puedes hablar del Sol, del polvo en el aire, de mesas marrones, de la voz de tu madre, y de tu cuerpo. ¡Tú eres eso, libre! Ningún punto de vista tiene que ser absolutizado, ni siquiera la no-separación. Eso es Living Realization (la Realización Viva).

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter