Ruta de Sección: Inicio > Extractos > Permanecer con la nada

Extractos - 'Sailor' Bob Adamson

Permanecer con la "nada"

por 'Sailor' Bob Adamson
Sailor Bob Adamson

Se nos dice que somos una "persona", que somos un individuo separado o una entidad separada, y naturalmente nos lo creemos. Cuando eres un niño pequeño (antes de que comience el razonamiento) no dices "yo hago esto o aquello", sino que dices "Johnny hace esto o Johnny quiere aquello", o el nombre que sea. Johnny no se ve a sí mismo inicialmente como una entidad separada, sólo después de un tiempo se convierte en "yo".

El proceso de pensamiento aparentemente forma el individuo. Con el registro de todo, todo es tal como es. Todo el pensar, ver, oír, olfatear, gustar y tocar se registran en la inmediatez de este momento. Pero entonces, tan pronto como surge el pensamiento "yo veo" o "yo oigo" o "yo pienso", ¿a quién se refiere? Ese "yo" en su pureza, no puede referirse a algo, así que se añade al proceso del pensamiento la imagen que se tiene del condicionamiento y la memoria. Esa imagen es lo que crees que eres. Tan pronto como dices: "yo soy John o Bob" o como te llames, viene inmediatamente el condicionamiento asociado "yo soy bueno" o "yo soy malo" o "yo soy especial" o cualquiera que sea el condicionamiento.

"Yo soy feliz" o "yo soy infeliz" o "yo soy médico" o "yo sólo soy un trabajador y nunca voy a llegar a ninguna parte en la vida", cualquiera que sea tu creencia o cualquiera que sea el condicionamiento que haya ocurrido en tu vida . Ahora bien, el "yo"-pensamiento es el factor de separación. La forma en que funciona la mente es sólo con pares de opuestos. Así que tan pronto como aparece el "yo", surge también un "tú" o el "otro", otro que no sea "yo".

La sola idea de ese "yo"-pensamiento inmediatamente implica separación, implica aislamiento. Es decir vulnerabilidad; es decir miedo.


Como investigación, trata de averiguar, en primer lugar, quién es este "yo", ¿quién es este "yo"? ¿es lo que pienso que soy? ¿es lo que mi creencia dice que soy?

¿Qué es ese "yo"-pensamiento? Permanecer con ello, para la mente es "nada" (ninguna cosa). No es la naturaleza de la mente permanecer con la "nada". La mente tiene que tener alguna imagen o alguna apariencia o cosa para seguir adelante. Al permanecer con esa "nada" por un instante, la idea del miedo surge, el miedo de que voy a perder la razón, de que voy a perder mi identidad. Es aparentemente difícil permanecer con la "nada" porque la naturaleza de la mente es pensar; es un movimiento de energía. Se está moviendo adelante y atrás constantemente.

Permanecer con la "nada" significa que no se añade energía al pensamiento y el pensamiento no puede ocurrir sin la energía.


¿"Quién" es el que tiene que aferrarse a la pregunta "¿Quién soy yo?"?

El único instrumento que tiene la Inteligencia Pura es esta mente pensante. El funcionamiento de la Inteligencia a través de la mente no es otra cosa que esa Inteligencia Pura vibrando en un patrón que llamamos pensamiento. Atribuimos estos pensamientos a un "yo" o una entidad separada. Ellos no son otra cosa que esta Inteligencia Energía Pura. Investigue y vea que es así.


Si alguien viniera a mí y me dijera que "estoy buscando la verdad o la realidad," ¡yo le diría que está buscando lo que ya es! Por lo tanto, es una tontería continuar con la búsqueda. El único lugar donde se inició la búsqueda fue en la mente. No puede iniciarse en ningún otro lugar y no puede continuar en ningún otro lugar que en la mente. Cuando me doy cuenta, o cuando se me señala que es una tontería continuar con la búsqueda en la mente, ¿qué puede ocurrir? Si te digo, "Punto y final, la búsqueda ha terminado", ¿qué haces? ¿No habría una pausa? En esa pausa, ¿no habría una realización de que no he desaparecido, que no me he desmoronado, ni desintegrado, que todavía estoy aquí, sin esa mente pensante? Entonces, puede haber un destello de comprensión de que todo lo que aparentemente creemos depende de la mente. Sin la mente el funcionamiento sigue ocurriendo, aún sigues respirando, oyendo, viendo, pensando, gustando, tocando y oliendo.

La vida sigue ocurriendo sin que la mente parezca dirigir el show, lo que ha hecho durante años. Una vez que ese destello está ahí, que el funcionamiento está ocurriendo, es visto como un lugar de quietud. Este es el objetivo del meditador: aquietar la mente para alcanzar ese lugar de quietud. Yo digo que este es un camino equivocado, porque tienes que usar la mente para aquietar la mente, y todo lo que hay es un conflicto en la mente. Es un pensamiento luchando contra otro pensamiento. Es como venir aquí a buscar tu reloj cuando sabes que lo dejaste en la cocina. Es una tontería mirar aquí. En los veinte o treinta años que has estado buscando una respuesta en la mente, nunca la has encontrado.

Sin embargo, tu no eres un idiota porque has resuelto un montón de problemas por medio de la mente. Pero no has encontrado la respuesta a la vida en la mente. Sin duda, debe llegar un momento en que te das cuenta de que es inútil buscar en la mente. Sobre todo cuando las tradiciones dicen que la respuesta no está allí.


Vuelve a la única realidad de la que estás absolutamente seguro, el hecho de tu propio Ser. Todo lo demás es un concepto mental. Pero no puedes negar que tú eres, no puedes negar tu Seidad.

Permanece con esa Seidad o pensamiento "Yo soy", que es lo más cercano que puedes llegar al estado de ser con la mente. Este es el pensamiento primario. Permanece con él, vuelve a él.


Siempre que la mente se aleje hacia "Yo soy esto" o "Yo soy eso", simplemente vuelve a "Yo soy." Además, ten una conciencia afectiva de ser sólo "Yo soy", sé afectuoso hacia esa "Yo soydad".

Ama esa "Yo soydad", que es el primer punto por donde la mente entra en ella. Te darás cuenta después de un tiempo de que no tienes que decir "Yo soy" para saber que eres. Lo has sabido todo el tiempo: tu no vas por ahí diciendo "Yo soy, Yo soy" repetidas veces. Todavía sigues funcionando, la vida todavía continúa, otros pensamientos van llegando, otras actividades se llevan a cabo, pero todo vuelve al sentido de presencia que se expresa a través de la mente como el pensamiento "Yo soy". Esta es la única realidad que no puedes negar.


Mira más de cerca al "Yo soy". No es "Yo era" ni es "Yo seré". Está expresando esa presencia. Es pura presencia. ¡"Yo soy" presencia!, no el pasado, ni el futuro. La realidad es siempre ahora. No tienes que utilizar el término "Yo soy".

Verás que el pensamiento primario "Yo soy" es demasiado sutil para la mente de aprehender, así que la mente agrega: "Yo soy esto", "Yo soy eso", "Yo soy el miedo", "Yo soy la ira", "Yo soy la ansiedad", "Yo soy la depresión", o lo que sea. Sólo hay que ver estos pensamientos como la expresión de esa presencia. Entonces, ¿tú qué debes ser?, tú debes ser esa presencia. Esto es todo lo que hay. Es Omnipresencia. Estas palabras son presencia, así es como aparecen, aparecen en el presente. Al leer estas palabras, están apareciendo ahora. Esta silla en la que estás sentado es presencia. Tú eres presencia. Todo es presencia. Todo es Eso.

Nosotros tomamos la apariencia como real en lugar de ver su esencia, que es presencia.


Si es omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia, ¿cuándo y quién ha estado alguna vez separado de ella? ¿Cuándo? ¿Quién? Y ¿Cómo podría haber una separación de ella? Si esa idea de la separación se ve como lo que es, una creencia errónea, un fantasma, ¿entonces qué?

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter