Ruta de Sección: Inicio > Extractos > Liberación

Extractos - Lisa Cairns

Liberación

por Lisa CairnsExtracto de su libro: por amor a todo
Lisa Cairns

¿Qué crees que es la liberación? La mayoría de la gente piensa que es un gozo, un placer, y se imaginan a sí mismos consiguiendo cierta satisfacción o llegando a un paraíso en el futuro. También se imaginan que la liberación hace que el dolor desaparezca y que es como una recompensa al esfuerzo.

Lo que esto es, es la muerte absoluta. No va a haber ninguna recompensa nunca más. Tan solo habrá lo que es y lo que está ocurriendo. No habrá ningún que esté feliz de que "tú" hayas conseguido la liberación; es precisamente Esa forma de funcionar la que habrá desaparecido. Ya no habrá nada más que buscar para completarte a ti mismo.

En eso es en lo que la persona, o el "yo", piensa la mayor parte del tiempo; ese juego de quien busca sentirse realizado leyendo todos esos libros espirituales, o haciendo planes para tener hijos, o para emprender un viaje, desaparece. No es que dejen de surgir acciones, pero ya no tiene sentido buscar algo que no sea lo que está sucediendo, porque ya no hay nadie ahí que tenga que sentirse realizado.

Los pensamientos siguen apareciendo, las acciones para conseguir satisfacción siguen surgiendo, pero todo aparece en el infinito; ya no aparece para alguien. Esa persona que creció en México, en Inglaterra o en África ya no experimenta lo que ella es; solo hay lo que es.

Si el "yo" pudiera comprender esto, no lo querría. Esto es la muerte del "yo". Esto es la muerte de ese que estaba enamorado de intentar encontrar el amor. Ese "uno" aparente que trata de conseguir el amor está en realidad enamorado del juego del escondite. Puede que estés leyendo esto y pienses: "No, yo no estoy enamorado de eso. ¡No sabes lo que dices!"; te aseguro que el "yo" está absolutamente enamorado de eso, y se enoja cuando no lo consigue; se enoja mucho. Ese "no" conseguirlo es parte del juego de conseguirlo.

¿No has notado nunca que cuando consigues tener una relación con alguien, empiezas a perder el interés? Lo que le encanta al "yo" es perseguirlo; cuando sientes que lo has logrado, ya no lo deseas. Sucede lo mismo con todo: cuando sientes que has conseguido algo, ya no lo quieres, pasas a lo siguiente. En ocasiones las relaciones pueden mantenerse durante años sin que haya esta sensación de haber "cazado" al otro, de modo que aún existe este tratar de impresionar, este tratar de conseguirlo.

Esto es el fin del juego, ese juego que ha sido una experiencia extravagante, divertida y demoledora. Esa persona que nació hace veinte, treinta o cuarenta años, que fue a la escuela y tuvo todas estas experiencias, que viajó por el mundo y estuvo a los pies de muchos maestros, esa persona no va a experimentar la liberación.

Esa persona muere, y entonces hablar del cuerpo o del personaje es sencillamente una forma de comunicarse práctica y amena, del momento, para fines prácticos o sociales. Ya no habrá más ese "tú" que se toma por el cuerpo y vive a través de ese velo.

Lo que queda es lo que está sucediendo. El "yo" escucha todo esto y parece que lo anhela, pero no es esto lo que desea; lo que en realidad quiere es continuar con la búsqueda. No pretende que la búsqueda termine; aspira a buscar, buscar y buscar un poco mas, trabajar verdaderamente duro y viajar por todo el mundo y conseguir esa promoción o lo que sea en el futuro.

¿Qué es lo que queda cuando la persona muere? Lo que es; tomar el té, la luz, los sonidos, los olores. La liberación no hace que el cuerpo sea un cuerpo perfecto, o un héroe, o alguien especial; es tan solo la ausencia de lo que podríamos llamar sufrimiento.

Lo que es, es vacío absoluto y absoluta plenitud al mismo tiempo; una inmensa vacuidad y silencio vacío, no aislado, sino único. El yo no tiene ni idea de este vacío. Cuando la persona se desmorona, esto se convierte en absoluta soledad; ya no queda nadie.

Si no hay tú, no hay otro.

¿De verdad es esto lo que quieres? Tan solo obtendrás lo que deseas.

¿Y qué hará el cuerpo cuando no tenga que buscar la liberación? Estará contento. Ya no habrá más ir de un lugar a otro porque nunca se habrá salido del hogar.

Es esto. ¡Es Esto!

¡Sin finalidad y sin ir absolutamente a ningún sitio! Las formas aparecen y desaparecen sin ningún motivo en absoluto. Nunca vas a llegar a un entendimiento, a verle un sentido o motivación, ni a ningún paraíso imaginado; todo eso se derrumbará, y entonces solo hay esto. Esto es una pérdida, no es conseguir nada ni llegar a ser nada. Esto es perder.

Unidad

Cualquier cosa que se diga sobre la no dualidad no es cierta. Cualquier conferenciante que admires, cualquier maestro que te entusiasme, cualquiera que hable de la no dualidad no está hablando de la no dualidad; para hablar e ello tienen que usar el lenguaje, que es dual.

Nunca puedes hablar de la no dualidad porque no hay nada que tenga un significado real; todas las palabras que se han inventado son un sonido al que los humanos le adjudican un significado para poder comunicarse, y piensan que están hablando de algo real.

Todo esto carece de sentido, nada de ello tiene ningún significado en absoluto; la palabra ordenador no se refiere realmente a esta caja con cables encima de la mesa que emite un zumbido. Lisa escribe y yo leo no significa nada. Es todo una interpretación para que podamos comunicarnos. No está ni mal ni bien.

Lo que le ha ocurrido al ser humano es que la comunicación, o las palabras, han pasado a ser más importantes, o más reales, que lo que en verdad está sucediendo. Las palabras siempre expresan opuestos y siempre están en dualidad, en la cual siempre hay una comparación; para que exista la luz, tiene que haber oscuridad; para que exista un yo, tiene que haber un tú. Las palabras siempre producen la apariencia de división en dos, o dualidad.

Pero el mundo no es dual. Es Una misma energía expresándose a sí misma en todo lo que crea.

Cuando la realidad conceptual comienza a derrumbarse, junto con el que reivindica esa realidad conceptual, lo que queda es lo que es. Esto, que no es dos. Ninguna cosa. Nunca podrás ver la Unidad, y sin embargo es esto.

Si pudieras ver la Unidad, tendría que existir algo fuera de ella para poder verla desde ahí. No hay dentro ni fuera; toda es ella.

¿No es emocionante?

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter