Ruta de Sección: Inicio > Extractos > La Verdad simple y concisa

Extractos - Greg Calise

La Verdad simple y concisa

Una guía para el viaje interior

por Greg Calise Extracto de: the short and simple truth
La Verdad simple y concisa

1. No te compliques

¿Te das cuenta de que nuestras vidas se están volviendo cada vez más complicadas? Y esta complicación parece estar aumentando con el tiempo, al punto de que ahora parece ser exponencial. ¿Cuántos de nosotros podemos mantenernos al día en un mundo en constante cambio, especialmente con la tecnología? Nuestras mentes parecen tambalearse de vértigo con toda la información que se nos lanza a diario. A veces es muy difícil mantenerse al día. Parece que hay una parte de nosotros que anhela más simplicidad. Un descanso del caos. Y sin embargo, ¿cuántos de nosotros realmente nos esforzamos por esa sencillez? ¿Por qué ocurre esto?

Albert Einstein comprendió la importancia de esta sencillez. A continuación presento cuatro de sus citas:

"Todo tiene que ser tan simple como sea posible, pero no más sencillo."

"La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos."

"Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre."

"Si no puedes explicar algo de forma sencilla, es que ni tú mismo lo has entendido lo suficiente."

Entonces, ¿por qué nos esforzamos por la complicación? Explicado de forma simple: la mente ama la complicación. La encuentra interesante. Algo en lo que hincar sus dientes. En realidad, son más como colmillos, y la mente tiene un apetito insaciable. A la mente no le gusta la sencillez. Lo encuentra aburrido. Entonces, ¿por qué ocurre esto?

La mente necesita estar siempre activa y siempre envuelta en conflictos, complicaciones y dramas. Tiene una inherente necesidad de tener siempre el control y hará cualquier cosa para mantenerse con el control. Y es muy astuta para poder mantener ese control. Tiene un miedo inherente. El miedo a ser descubierta por lo que realmente es, porque entonces perdería su poder de controlar. Hará cualquier cosa para que tu conciencia no conozca la verdad. Eckhart Tolle, uno de los pocos maestros verdaderos, habla de esto extensamente en El Poder del Ahora. Da una imagen muy concisa y verdadera de la mente. La Verdad se encuentra en el momento presente, pero la mente hará cualquier cosa para evitar que permanezcas en el momento presente. ¿Por qué? Porque la mente no puede existir como el factor controlador en ese estado de Presencia. Así que mientras sigamos permitiendo que la mente controle nuestra conciencia, estaremos perdidos. Seremos siempre dirigidos hacia mentiras y engaños. Para conocer la Verdad, debemos ir más allá de la mente, más allá del pensamiento, más allá de la fantasmagoría de las formas y dramas.

Hay decenas de miles de libros que supuestamente hablan sobre la verdad. He leído cientos de ellos, y le he echado un vistazo a muchos más. Todavía no he encontrado más de los que pueda contar con los dedos de una mano que en realidad expresen la Verdad, o incluso la señalen en la dirección correcta. Eckhart Tolle es una excepción. Sus enseñanzas son las más cercanas y profundas, pero incluso él afirma que no puede mostrarte la Verdad, pero te da indicaciones de dónde está. Eso es todo lo que uno puede hacer, porque nadie puede mostrarte la Verdad. Debes pasar por esa puerta y experimentarla tú mismo, porque la Verdad no es algo que puedas percibir o entender con la mente. ¿Cómo puede alguien describir lo que está más allá del entendimiento? Sólo se puede experimentar con la propia conciencia. Eckhart Tolle lo explica muy bien.

Pero aparte de Eckhart Tolle, la mayoría de los otros libros y maestros no dicen más que tonterías. Tantas complicaciones, engaños, prácticas, regulaciones, promesas y así sucesivamente. Se alejan completamente de la verdad, que es realmente muy simple.

Voy a dedicar algún tiempo a desentrañar los engaños e ilusiones, para que puedas encontrar el camino claro a la Verdad. De hecho, de eso trata gran parte de este libro. Limpiar el camino de toda la basura que ha sido colocada allí para hacer que te extravíes de tu camino y te pierdas. Esto es lo que he descrito como estar desnudo ante ti mismo; para darte cuenta de que lo que creías que era verdad en realidad era sólo un engaño. El viaje interior es simple en sí mismo, pero el problema es que hay tantos postes de señalización y guías que te llevan en la dirección equivocada que te encuentras con tal desorden que no sabes por donde tirar.

El desorden que experimentamos en el mundo, y en nuestro propio yo, es creado por la identificación equivocada del yo con la mente. Esto se conoce como el falso ego. Nuestra verdadera esencia está más allá de la mente, en lo profundo de nosotros. La mente nunca puede comprender tu verdadera esencia. Mientras no hayamos experimentado esa naturaleza interna de nuestra verdadera esencia, entonces todo lo que nuestra mente manifieste nos llevará en la dirección equivocada y creará sufrimiento. Estará teñido con su origen, el falso sentido del yo. Esta falsa pretensión del yo es el fundamento desde el cual todos los pensamientos condicionados se manifiestan, y ese fundamento está siempre presente en cada etapa de sus manifestaciones. Mientras no nos hayamos re-conectado con nuestra verdadera naturaleza, entonces la mente nunca será nuestra amiga y siempre creará sufrimiento, ya que esa es su naturaleza.

"Ningún problema puede ser resuelto desde el mismo nivel de conciencia que lo creó."
- Albert Einstein.

La causa primaria de la infelicidad nunca es la situación, sino lo que piensas sobre ella."
- Eckhart Tolle

"Si las estructuras de la mente humana permanecen sin cambios, siempre terminaremos reviviendo el mismo mundo, los mismos males, la misma disfunción."
- Eckhart Tolle

"A veces las preguntas son complicadas y las respuestas son simples."
- Dr. Seuss

2. Yo Soy

Yo Soy........ Rellena el espacio en blanco. Hay miles de posibilidades. La mente siempre está buscando algo con lo que identificarse. Soy un hombre, una mujer, un americano, un católico, un liberal, un demócrata, inteligente, rico, generoso, triste, irascible, etc., etc. Todas estas son envolturas que ocultan el verdadero yo, lo que realmente eres.

Pero esa es la mente complicándolo todo. La mente simplemente no es capaz de dejar las cosas como están. Parece tener algún tipo de necesidad de identificarse con algo, no estando contenta con solo Ser. La mente teme esa simplicidad y huye de ella. Pero en realidad, todo es muy simple ..... YO SOY. Recalcando el punto. Detente ahí. Ahora la mente se vuelve temerosa y desconcertada, porque no puede captar este simple hecho.

Entonces, ¿qué significa, Yo Soy? En los términos más simples, es el estado de Ser. Ser no es una cosa. Esto también se puede describir como conciencia, consciencia, presencia. Esto está más allá de la mente en la parte más profunda de quién eres. Es el tú que percibe la mente, el cuerpo y el mundo. Es sin-forma y puro. Está más allá del tiempo y del espacio. Está más allá de las palabras y no puede ser comprendido (por la mente). Pero puede ser realizado. Así que cualquier definición que yo, o cualquier otra persona, pudiera darte sólo te señala la dirección, pero debes realizarlo tú mismo.

Y esta conciencia pura es una presencia Yo Soy eterna, infinita, individual, soberana. Contempla profundamente esta frase. Hay un gran significado en ella.

No somos todos una consciencia que se manifiesta en innumerables cuerpos y estados de consciencia separados. Esa es una concepción errónea del yo y la realidad. Todos somos uno en el sentido de que somos un microcosmos del macrocosmos. Todas las estrellas, los planetas, las galaxias, todas las dimensiones y toda la creación descansa dentro de cada uno de nosotros. Y también estamos situados dentro de todos los demás. Todos estamos interconectados. Pero cada uno de nosotros somos una presencia Yo soy eterna, individual, separada. No somos la misma consciencia, sino eternamente individual. Esto es muy importante recordar en el viaje. No decimos Nosotros Somos, sino Yo Soy.

Yo soy en Ti, y Tú eres en Mí, y todos Nosotros somos juntos.