Ruta de Sección: Inicio > Extractos > La Esencia del Jñana Yoga (2)

Extractos - Swami Sivananda

La esencia del Jñana Yoga( 2ª Parte )

por Swami SivanandaExtraído de: Mind It's Mysteries and Control
Swami Sivananda

Soham Dhyana

El esfuerzo por mantener la mente siempre concentrada en Atman o Brahman es lo que se llama Atma-Vichara.

Hasta que el bienaventurado Jñana no sea evidente en ti, debes hacer constante e intensa Sadhana. No debes dejar de pensar en Brahman (Brahma-Chintana) ni siquiera durante medio segundo, ni siquiera lo que dura un parpadeo. Debes convertirte en Nididhyasana-Parayana (uno cuyo único refugio es la meditación en el OM con sentimiento y significado). Sólo entonces Brahma-Jñana es posible.

Tendrás que destruir el Jiva-Bhavana contemplando el opuesto "Aham Brahmasmi" ("Yo soy Brahman") Bhavana. El Jiva-Bhavana es creado por el Vyavaharic Buddhi. Tendrás que destruir este tipo de Vyavaharic Buddhi desarrollando Buddhi Suddha o razón pura.

Aunque ves tu cuerpo y el mundo, en realidad no existen. Nunca te mueves ni una fracción de pulgada de tu posición establecida en el Atman. Piensa constantemente en que eres el Atman omnipresente (Chidakasha). Incluso si estás en la boca de una ametralladora, repite "Soham" - "Soham" - "Aham Brahma Asmi". Ruge como un león. El miedo viene sólo cuando te identificas con este cuerpo carnal perecedero. Si te identificas con el infinito, eterno e inmortal Atman, tu miedo desaparecerá al instante. El miedo es una modificación imaginaria de la mente de un ajñani.

Descubre tu centro. Reposa en tu centro o equilibrio. Ese centro es el Atman o Brahman o la Verdad Una que brilla en tu corazón desde siempre y para siempre. Si puedes reposar en tu centro, ningún problema ni tribulación, ni pérdida ni decepción, ni dolor ni tristeza pueden afectarte y hacerte perder el equilibrio.

Si puedes mantenerte en armonía con el Infinito, tendrás una mente serena y equilibrada. Nada puede hacerte daño. Estarás siempre en la alegría, porque te estás identificando con el Atman. Estás descansando en el Ser Supremo. Aunque Mansoor y Shams Tabriez, los grandes Jñanis sufíes, fueron desollados vivos, nunca sintieron ningún tipo de dolor. Ellos simplemente expresaron "Analhaq" (yo soy Él). Cada gota de sangre que caía también expresaba "Analhaq". Siempre estaban en la dicha de Atman. Mira esta maravilla. Estos son los verdaderos Jñanis. Ellos mostraron su poder y el conocimiento del Atman.

Un pequeño barco pesquero es zarandeado severamente de aquí para allá, incluso por las simples olas de un río. Sin embargo, un gran barco de vapor se mantiene firme a pesar de las violentas olas que chocan contra él con gran ímpetu. Del mismo modo, un hombre del mundo con una mente inconstante es zarandeado de aquí para allá, incluso por las pequeñas olas del Raga-Dvesha de la mente; mientras que un santo o un Jivanmukta con una mente equilibrada y serena permanece en el mundo bastante estable sin verse afectado por las olas tormentosas de los problemas, tribulaciones, sufrimientos, aflicciones, etc. Él siempre está descansando pacíficamente en la calma perpetua del Atman o Ser Absoluto.

Cada vez que tengas una gran preocupación, cada vez que tengas una gran depresión, cada vez que te vengan severos ataques de dolor, piensa que eres el Atman, lleno de Ananda (Dicha). Aparta la mente de los objetos y pensamientos mundanos y fíjala en el Atman. Entra en un lugar solitario y afirma: "Yo soy Anandamaya Atman ¿Cómo puede haber dolor ahí? El dolor pertenece a la mente. Es una creación mental. Yo estoy por encima de la mente. Atman es un océano de Ananda. Atman es un almacén de Ananda, poder y conocimiento. Siento que soy Suddha Chaitanya, la consciencia omnipresente que está detrás de todas estas formas, detrás de la mente. Yo soy Atman. Yo soy todo Ananda". Obtendrás una alegría, poder y regocijo inmensos por esta práctica.

Estrangula cada pensamiento que te venga de deficiencia, imperfección, debilidad, inferioridad. Incluso si no tienen nada que comer, ni ropa que ponerte, incluso si sufres de una terrible enfermedad incurable, aférrate tenazmente a las ideas, "Yo soy Dios. Soy perfecto. Poseo todo. Soy todo salud. Soy todo alegría". Recuerda eso para tener una actitud mental correcta. Lo que habitualmente piensas confecciona un patrón con el cual se entretejen constantemente los procesos de vida, y que se manifiestan exteriormente en la vida.

"Yo soy ese Atman o Brahman que es Eka (Uno), Chidakasha, Akhanda (sin partes, indivisible), el Ser de todos los seres (Sarvabhutantaratma)". Trata de establecerte en esta Bhava (actitud) con todas tus fuerzas (Prayatna). Entonces el Chanchalata de la mente se desvanecerá. Por lo que obtendrás dicha eterna. Te convertirás en un Jivanmukta. No hay ni un átomo de duda sobre este punto.

Imagina que contienes todo el mundo en tu vientre, en el éter físico que se apoya a la vez en tu propio cuerpo (Chidakasa, Jnana-Vigraha) Svarupa (Chinmaya). Entonces las ideas de exterioridad y de separación se desvanecerán. No hay nada fuera de ti. No hay nada fuera de Brahman.

El Apavada-Yukti del Vedanta

El elefante de juguete hecho de madera oculta la realidad MADERA cuando lo miras como un elefante. Del mismo modo, estos nombres y formas (el mundo) ocultan la Realidad BRAHMAN detrás de estos nombres y formas. Deshazte de Bhranti (la ilusión) en la mente, que está arraigada desde Anadikala (el tiempo sin principio). Esto que queda es madera. Esto no es el elefante. Así también esto es Brahman. Esto no es el mundo. Esto es Atman. Esto no es el cuerpo. Esto es Apavada-Yukti en el Vedanta. Extrae del equilibrio que queda lo que es verdad, después de quitar lo falso, a saber, el elefante, el mundo, el cuerpo, etc.

La dualidad es la naturaleza misma de la mente. Nunca puedes pensar en términos de unidad. Es a través de Chitta-Suddhi y la Sadhana vedántica como uno se capacita para pensar en términos de unidad.

La arcilla es la única realidad en todos los tres períodos de tiempo. La vasija es una cosa irreal: "Vacharambhanam vikaro namadheyam mrittiketyeva satyam" ― La arcilla solamente es la realidad. Las modificaciones tales como tarro, vasija, etc., están sólo en el lenguaje como adornos (Chhandogya Upanishad). Del mismo modo, Brahman o Atman es la única cosa real, el eterno Vastu que no tiene ni principio, ni fin, ni cambio. Las modificaciones, el cuerpo, la mente, los Indriyas (sentidos externos) y el mundo son totalmente falsos. Son sólo en nombre. Ve la arcilla en todas las vasijas de barro. Ve el Atman en todos los objetos (Atma-Drishti).

Las vacas son diferentes. Se diferencian en el color y otros detalles. Pero, la leche es la misma. El hombre, sin las costumbres, los modales, la forma de vestir y el comer, es el mismo en todo el mundo. Sus pasiones y sentimientos son los mismos en todo el mundo. Las lenguas son diferentes en varias zonas y climas, pero la idea detrás de todos los idiomas es la misma. Esta es la unidad detrás de la diversidad, la dualidad y la multiplicidad. Hay una esencia o Rasa en el sueño. Todos la sienten igual. No hay Nanabhava (pluralidad) en el sueño. Del mismo modo, hay una sola sustancia homogénea detrás de los objetos. Esta es Atman. Esta es Brahman. Esta es tu verdadero Ser.

Hay un coco hecho sólo de azúcar. Tiene marcas, líneas, cáscara externa, crestas, ojos y todo. Sin embargo, tú tienes la Bhava (sensación) interna en la mente de que es sólo azúcar. Del mismo modo, aunque ves los diferentes objetos del universo, debes tener una Bhava y Nischaya (determinación) del Atman que está en el fondo (detrás) de todos estos objetos, que es la realidad última y la esencia de todo.

¿Por qué te fijas en las hojas, ramas, flores y frutos del árbol de mango? Fíjate en el origen, la semilla. La tela es sólo hilo y algodón. Mira la tela solo como algodón. Del mismo modo, mira el mundo solo como Atman o Brahman.

Cuando ves cualquier persona u objeto, piensa y siente que él o ella es el Atman o Narayana. Mediante la práctica incesante, el Nama-Rupa, (nombre y forma) se desvanecerá. Atman o Narayana resplandecerá. La idea del mundo se desvanecerá. Lleva mucho tiempo. Se exigen grandes esfuerzos. Podrás ver y sentir el Atman o Narayana en todas partes. Durante el transcurso de la práctica, tus viejos samskaras te molestarán. Ellos son tus verdaderos enemigos. Lucha contra ellos con valentía. Esta es la práctica de Samyag Jnana. Tú tendrás Samyag Darshan del Atman. Transmutarás todos los objetos en Atman. Piensa y siente que todas las acciones son Atma-Puja. La idea de inferioridad y la idea de servicio insignificante desaparecerá cuando veas a Narayana o Atman en todas partes.

El amanecer de Jñana

Como bien sabes, cuando florece el árbol de mango obtienes frutas de mango al poco tiempo, del mismo modo puedes saber que obtendrás Abheda-Jñana (el conocimiento de la identidad de Atman y Paramatman) cuando la flor de Santi florezca en tu mente.

Al igual que los seis sabores ―ácido, amargo, astringente, dulce, salado y picante― se distinguen y disfrutan completamente sólo cuando el Saktis de los sabores y la mente se unen, así también el plenum (completo Brahman) surge cuando todos estos artículos de culto como el contentamiento, visión equitativa, etc., se combinan con Santi (dulce paciencia o quiescencia de la mente).

La Santi o paz mental es de dos clases: Sadharana Santi (paz ordinaria) y Parama Santi (paz suprema). La Santi ordinaria viene cuando los Vrittis (modificaciones de la mente) son controlados y Vikshepa (agitación mental) es eliminada. Parama Santi se manifiesta cuando se obtiene Jñana (Conocimiento de Brahman o el Absoluto).

Descripción del estado de Jñana

El estado de Jñana es un estado muy difícil de comprehender. Es un estado tremendamente alto donde todos los Tattvas caen por sí mismos y solamente Chidakasha ―como el vasto océano infinito de "Vyoma" o "espacio etéreo" o "Gagana"― brilla por sí mismo. Es el estado del conocimiento puro, que trasciende los placeres de paisajes y bellezas naturales. Las bellezas de placenteros jardines, ríos, lagos, montañas nevadas, bosques verdes, etc., son creaciones de Maya.

Esta nos vela los ojos y nos impide experimentar la belleza Sahaja (natural) del infinito Atman. La música melodiosa de las aves es también una creación de Maya. Esto nos impide escuchar el Nada (sonido cósmico) natural de OM ― la dulce Pranava Dhvani. Ese estado de Nirvana que trasciende toda la naturaleza es el estado de Jñana.

Jñana-Mouna es ese estado en el que la mente permanece fusionada en Brahman o Atman o Svarupa. En este estado, no hay la más mínima traza de la noción de "yo". Como no hay ninguna actividad mental y como no hay un hacedor, todos los karmas se queman en el Jñanagni (fuego de la sabiduría). El Jiva siente que es completamente diferente de las cinco Koshas o envolturas, cuando se identifica con el Atman.

En el Jñana (Absoluto), no hay ni Oriente ni Occidente, ni amanecer ni anochecer, ni aumento ni disminución, ni estar sentado ni de pie, ni vida ni muerte, ni conciencia de vigilia ni estado de sueño, ni hablar ni conferenciar, ni pensar ni saber, ni luz ni oscuridad. Los tres ―el actor (Karta), la acción (Karma) y el instrumento (Karana)― brillarán como uno en el Ser de los Jñanis. ¡Qué estado tan exaltado! Es simplemente maravilloso. Es estupendo. Uno se queda sin habla. Nunca se puede describir adecuadamente con palabras.

Me senté en Padmasana. Medité en el Atman. Me olvidé de mí mismo y el entorno. Vi algo que nunca había visto hasta ese momento. Oí un Nada (sonido cósmico) que nunca había escuchado hasta este momento. Había una sensación y conocimiento de que estaba absolutamente libre de todo tipo de apego. Tuve una experiencia de nuevo conocimiento. El pensamiento del Atman continuó durante algún tiempo. Tuve una experiencia novedosa de pura dicha. Es un vacío lleno de Luz y Conocimiento y Dicha libre de las vicisitudes de este mundo.

Una vez que el Ser (Self) es reconocido y realizado, nunca se puede olvidar. La impresión del reconocimiento del Ser, una vez hecha, nunca puede ser borrada de la mente. Se adhiere a la mente para siempre.

Mukti (Liberación)

Mukti es sólo para la mente. Mukti es para Prakritti. No es para el Jiva. El Jiva ya es Brahman. El Jiva es siempre libre. Él es idéntico a Brahman. Cuando el agua se seca, el reflejo del sol en el agua también se desvanece. Del mismo modo, cuando la mente-lago se seca mediante la extirpación de todos los Sankalpas y Vasanas, el reflejo de la inteligencia Chidabhasa en la mente-lago, también se desvanece. El nombre Jivatman desaparece. El ego se desvanece.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter