Ruta de Sección: Inicio > Extractos > Un resumen de los conceptos básicos

Extractos - Nathan Gill

Un resumen de los conceptos básicos

por Nathan Gill Extracto de: ya estás despierto
Nathan Gill

Nathan, para los neófitos, ¿podrías hacer algo así como un resumen de las cuestiones básicas como: quién soy yo, qué es la consciencia, en qué consiste todo este montaje ... ?

Los conceptos se utilizan para apuntar hacia lo que, sencillamente, existe. Sólo existe la Conciencia —o Unidad— de la que se puede decir que consta de dos aspectos: la consciencia y el contenido de la consciencia. Todas las imágenes que aparecen como el contenido, en el momento presente, son constatadas por la consciencia. Esas imágenes incluyen formas visuales, pensamientos, sensaciones, emociones, etc. Entre las imágenes mentales, la primordial es el pensamiento del yo, que brota de la imagen del cuerpo.

Cuando el aspecto de la consciencia de nuestra verdadera naturaleza pasa desapercibido y uno se identifica de forma exclusiva con el contenido, se asume el yoYo soy el personaje— y los demás pensamientos que aparecen se convierten en mis pensamientos, mi vida, mi historia. Ese juego de identificarse con el personaje alcanza su punto álgido con el embelesamiento.

Como parte de esta película, se puede producir el reconocimiento del aspecto de la consciencia, es decir, el aspecto de nuestra verdadera naturaleza que tiene como función constatar. Entonces, el proceso de embelesamiento queda desenmascarado y se ve que el yo y todos los demás pensamientos forman, simplemente, parte del decorado, pero no revisten más importancia que cualquier otra imagen.

Cuando prevalece la identificación con el yo, existe una sensación de separación al tiempo que una intuición o un saber innato de que nuestra verdadera naturaleza es la Unidad. Esta disparidad se manifiesta en una tensión o agitación que le conduce a uno a desear librarse del yo, escapar del yo: pero no hay escapatoria. El yo no es más que una imagen, aunque se puede tener la impresión de que escuchar un mensaje como éste o que aparezca en el guión de la película algún tipo de indagación, de investigación sobre el yo, sirve para desenmascararlo. Sin embargo, lo único que existe realmente, en cada momento, es estar despierto, tanto si se está embelesado con el yo como si se ve que no es más que una imagen.

¿Qué es la mente?

No existe ninguna mente. Mente es un término que solemos utilizar de forma algo confusa para referimos a los pensamientos que están surgiendo y desapareciendo en este momento en la consciencia y que, por tanto, dan la sensación de constituir un hilo de pensamientos. Ese aparente flujo de pensamientos, cuando se ve objetivamente que está formado por imágenes individuales que aparecen y desaparecen, no representa ningún problema pero, al ponerle la etiqueta de mente, es posible que adopte una auténtica personificación. Es un fantasma. Ningún pensamiento puede comprender nada. Los pensamientos son meras imágenes inertes: globos con mensajes.

Es un misterio de donde surgen los pensamientos, como también lo es todo el contenido que surge: simplemente aparecen dentro de la consciencia como parte del contenido.

¿En qué punto se produce la comprensión o la toma de conciencia suprema?

Creo que, en este punto, conviene que nos planteemos qué se entiende por comprensión y que nos demos cuenta de que esa comprensión intelectual forma parte del guión y que, en realidad, nunca ha habido —ni hay— nada que tenga que comprenderse. Por tanto, no existe ninguna comprensión suprema. Como parte del guión de la película, surge cierta comprensión, en función de esa búsqueda de nuestra verdadera naturaleza, pero no es algo que se comprenda. Lo que surge inicialmente en forma de comprensión es, en realidad, el proceso de infiltración del saber innato en el guión.

Sin embargo, desde el punto de vista de la Unidad, nunca ha existido ninguna necesidad de comprender nada. Esa comprensión sólo surge como una parte más del guión y, cuando uno se deja sumir en el saber innato, la comprensión intelectual queda obsoleta. No se alcanza ningún conocimiento supremo sino que, a medida que uno se sumerge en el hecho de conocer y que el yo queda desenmascarado, la preocupación por el estado supremo o final se desvanece definitivamente. La búsqueda de lo supremo o de cualquier otra cosa sólo se produce desde el punto de vista del yo que se ha asumido.

¿Para qué sirve la búsqueda?

La búsqueda adopta muchas formas distintas. En el contexto de estas reuniones, nos referimos a la búsqueda del Despertar o de lo que llaman Iluminación, pero también se puede aplicar al hecho de intentar jugar el mejor partido de fútbol, de buscar un coche nuevo o, como tú dices, de superar una sensación de ansiedad. La Conciencia aparece con la forma de todos y cada uno de los personajes y, en cada uno de ellos, tiene un guión de búsqueda distinto.

En el caso del buscador que asiste a este tipo de charlas, se podría pensar que se trata de un tipo especial de búsqueda. Sin embargo, aunque constituya una forma final de búsqueda —porque, cuando nuestra verdadera naturaleza se revela, cualquier tipo de búsqueda queda desenmascarada—, en realidad no tiene nada de especial. El personaje con el que se produce la identificación en esta película anda buscando la Plenitud en cualquiera de las formas que ésta pueda adoptar, y el paso de desenmascarar esa identificación, de percibir en qué consiste realmente, constituye el final del cuento de la separación y de la búsqueda.

¿Qué sentido tiene la vida

La vida no tiene un sentido determinado: esta película de la vida es el pasatiempo cósmico. Esa pregunta surge desde el punto de vista del yo, de la identificación con el personaje de la película. Al mantener la identificación con el personaje, también se mantiene una búsqueda constante de una razón de su existencia, de un sentido; parece que el sentido supremo de la vida es lo que suele denominarse el Despertar: volver a despertar en la Unidad.

Pero la Unidad ya existe. Ese estar despierto ya existe plenamente y, cuando se deja de tomar en serio el relato mental, lo que hay en el presente es lo que es. No hay nada fuera del presente. Este personaje no tiene ni pasado ni futuro. Puede que el cuento se mantenga pero se deja de tomar en serio.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter