Ruta de Sección: Inicio > Libros > Artículo

Libros - Antonio Blay

La realidad
Curso de profundización y diálogos

La realidad

Descripción:

La realidad en sí, de uno mismo, del mundo, cómo se vive y se experimenta esta realidad, es el tema central de esta obra que surge de las conferencias y diálogos que Blay realizaba con antiguos alumnos. El texto es la transcripción directa de las grabaciones realizadas en los cursos de profundización de Blay, manteniendo su lenguaje directo y pedagógico. También se incluyen sesiones prácticas del ejercicio de centramiento y sugerentes claves de trabajo para profundizar en la meditación, claves que van surgiendo del diálogo de Blay con los alumnos.

Un libro que completa las otras obras de Blay dedicadas al desarrollo y la maduración de la personalidad y el centramiento.

Antonio Blay

Antonio Blay fue investigador de la naturaleza humana y del desarrollo de su potencial interior. No fue solo un teórico, sino que practicó ampliamente las diversas técnicas que enseñaba, ya que nunca habló o escribió sobre algo que no conociera o no hubiera experimentado por sí mismo.

El autor, intendente mercantil por la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Barcelona, diplomado en Psicología y Psicotecnia por la Universidad de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Psicología, se especializó en el estudio de técnicas y procedimientos tanto orientales como occidentales para influir voluntariamente en los estados de conciencia y conseguir un desarrollo superior de la personalidad. / más info

Detalles del libro:
Título: LA REALIDAD
Subtítulo: Técnicas de meditación
Autor: Antonio Blay
Editorial: Sincronía
Año de edición: Marzo 2017
Nº de páginas: 150
Encuadernación: Rústica con solapas
Formato: 13 x 20
ISBN: 978-8494679926

Del Prólogo

El tema central de esta obra, como su título indica, trata de la Realidad en sí, de uno mismo y del mundo. Su contenido es el producto de la transcripción de unos encuentros con Blay, conservados en cassettes, que él denominaba «cursillo para antiguos alumnos» (o simplemente, segundo curso). Lo de «antiguo» se refería a que los concurrentes habían asistido ya, como mínimo una vez, a un cursillo planificado con la exposición de los temas básicos de la enseñanza de Blay: el yo-idea, el yo-experiencia, el centramiento, los niveles superiores, etc., que los habían comprendido y que, supuestamente, estaban ya trabajando en estas direcciones. Por lo tanto, la lectura de este libro presupone, también, el haberse infundido en el temario propio de Blay, el cual esta desarrollado en obras como Personalidad y niveles superiores de conciencia, La personalidad creadora, Energía personal, etcétera, editados por Ediciones Índigo.

En estos encuentros, los temas se desarrollaban muy libremente, sin una estructura previa o simplemente muy concisa; y aunque Blay presentaba un tema central para que sirviese de núcleo hacia el cual derivar, el contenido de las sesiones resultaba siempre nuevo y diverso, precisamente por esta libertad en su enfoque.

En esta ocasión Blay presentó de manera muy directa la esencia de su enseñanza, pues ya desde el principio trató en profundidad los temas, de manera argumental-metafísica y a la vez experimental, con sugerentes claves de trabajo. En su exposición se da a menudo la repetición de conceptos; pero este elemento repetitivo, el cual como estilo literario podría no ser conveniente, en cambio resulta pedagógicamente muy positivo ya que es precisamente lo que permite al lector «entrar» en el discurso de Blay, y el que le proporciona el sentimiento de su presencia comunicativa (como si tuviese ante sí a Blay), y eso poco a poco va impregnando su comprensión de un mensaje que le conducirá por el camino de su propio autodescubrimiento.

El libro se ha estructurado en cinco capítulos que corresponden a las sesiones que se dedicaron en el cursillo. Al final de cada tema, o incluso durante el transcurso de su exposición, los asistentes formularon diversas observaciones y preguntas que dieron lugar a interesantes coloquios ―que por la amplitud de algunos, desbordan el marco del índice―, y que sirvieron para que Blay incidiera en los aspectos que pudieran haber quedado confusos o simplemente para redondear sus argumentos con ejemplos complementarios. En las grabaciones algunas de las preguntas resultan parcialmente inaudibles, por lo que se han completado deduciendo su contenido de las respuestas, las cuales siempre son claras y fácilmente transcribibles.

Al final de algunas sesiones se practicó el ejercicio de centramiento dirigido por Blay. También en las conversaciones se hace referencia al centramiento en repetidas ocasiones. Se trata de una práctica que se explica en otros libros de Blay (Ser, Palabras de un Maestro, etcétera.), pero que en esta ocasión se ejecutó con ligeras modificaciones derivadas de la intención explícita del cursillo. Como se trata de un tipo de ejercicio que en su formulación verbal nunca es exactamente igual, aunque se ejecute con rigor, se ha transcrito de manera esquemática pero respetando su contenido esencial. Se ha incluido como Apéndice al final del libro...

Miquel Martí