Ruta de Sección: Inicio > Libros > Invitación a amar

Libros - Thomas Keating

invitación a amar
camino a la contemplación

Invitación a amar

Descripción:

La práctica de la Oración Centrante, que el Padre Keating presentó en su obra maestra Mente Abierta, Corazón Abierto, es el punto de partida del crecimiento espiritual. En el presente libro el autor detalla y explica las diferentes etapas de dicho proceso. En el curso de un sinnúmero de talleres y retiros espirituales se le hicieron muchas preguntas en relación con la práctica contemplativa: ¿Cómo va a afectar a mi vida? ¿Adónde me conduce espiritualmente? ¿Qué obstáculos voy a encontrar a lo largo del camino? ¿Por qué es necesaria? ¿Cómo funciona?

El autor nos dice en la Introducción que trata de dar a los lectores algo parecido a un mapa que les ayude en el camino que emprendieron con la oración centrante, y para resaltar algunos de los puntos culminantes de dicho camino, al igual que su destino final. La práctica regular de la oración contemplativa inicia el proceso de curación que podría denominarse la terapia divina. La oración contemplativa es una herramienta práctica y esencial para confrontar el meollo del ascetismo cristiano, a la vez que establece la atmósfera y disposiciones necesarias para profundizar en la relación con Dios y llevarnos a la unión divina, si tenemos perseverancia.

Thomas Keating

Thomas Keating ha trabajado durante muchos años para fomentar la comprensión entre las religiones del mundo y es uno de los principales maestros de oración contemplativa en el mundo cristiano. Junto con otros ha recuperado el camino de la Oración Centrante, y ha fundado una organización, llamada Extensión Contemplativa, para animar a monjes, clérigos y laicos a practicar esta forma de oración.

Más información

Detalles del libro:
Título: INVITACIÓN A AMAR
Subtítulo: Camino a la contemplación
Título Original: Invitation to Love
Autor: Thomas Keating
Nº de páginas: 212
Editorial: Desclée De Brouwer
Año de edición: 2008
ISBN: 978-8433020185

Introducción (extractos)

Este libro es el resultado de un esfuerzo continuo por volver a presentar el camino espiritual del cristianismo de una forma que sea accesible para los actuales seguidores de Cristo. Durante los dieciséis primeros siglos de la historia de nuestra Iglesia, la oración contemplativa era reconocida como la meta de la espiritualidad cristiana tanto para el clero como para la población laica. A raíz de la Reforma, esta tradición, al menos en su forma de tradición viva, prácticamente desapareció. Ahora, en el siglo veinte, ha comenzado la recuperación de la tradición contemplativa cristiana con la introducción de los diálogos interculturales y con las investigaciones históricas.

Durante los primeros años de la década de los 70, un pequeño grupo de monjes trapenses residentes en la abadía de Spencer, Massachusetts, reflexionaron sobre cuál sería la mejor forma de contribuir a esta renovación. En 1975 el Padre William Meninger desarrolló una práctica contemplativa que llamó Oración Centrante, basada en las enseñanzas de la obra clásica del siglo XIV llamada La Nube del No Saber y comenzó a enseñarla en la hospedería de Spencer a los participantes en los retiros...

 

En la tradición cristiana la oración contemplativa no ha sido nunca una experiencia espiritual privada para lograr "estados alterados de conciencia" ni una forma de auto-corrección. Una vez que se despertó la sed insaciable que producen los encuentros con la presencia de Dios durante la Oración Centrante, se hizo obvio y urgente presentar el camino clásico cristiano de tal manera que fuera coherente con las ciencias contemporáneas, y muy particularmente con la psicología moderna.

Personalmente estoy convencido de que el lenguaje que emplea la psicología es un vehículo esencial en esta era para explicar la curación del inconsciente que tiene lugar en el curso de las noches oscuras que menciona San Juan de la Cruz. En primer lugar es un lenguaje mucho más fácil de entender que el tradicional de la teología, al menos en el mundo occidental, y por añadidura proporciona un entendimiento más amplio de la dinámica psicológica con que se tiene que enfrentar la Gracia durante los procesos de curación y de transformación...

 

Aun cuando es cierto que con este libro se persigue el establecimiento de un diálogo entre los descubrimientos de la psicología contemporánea y los maestros espirituales clásicos del cristianismo, su propósito principal es de orden práctico: se trata de proporcionar una base sólida para la práctica de la oración contemplativa y para el camino espiritual en nuestros tiempos. Estamos llamados a emprender esta jornada no solamente para nuestro crecimiento personal, sino también para el bien de toda la humanidad.

Como se demostrará en este libro, uno de los mayores impedimentos para que podamos crecer espiritualmente es que no somos conscientes de nuestras motivaciones ocultas. Nuestra programación inconsciente, grabada desde la infancia antes de que tuviéramos uso de razón, unida a la exagerada identificación con un grupo o grupos específicos, son la fuente de donde gradualmente nace y busca estabilizarse nuestro "falso yo", ese ser que representa la interpretación compensatoria y herida de quienes somos. La influencia de ese "falso yo" se extiende a cada uno de los aspectos y actividades de nuestras vidas, tanto consciente como inconscientemente.

La Oración Centrante, y aún más la oración contemplativa de la cual es precursora, nos pone cara a cara frente a ese "falso yo" de varias maneras. El acto inicial de dejar escapar lo superficial en nosotros, con sus programas, asociaciones, comentarios, etc., de por sí hiere mortalmente al "falso yo". Cuando descansamos en la oración comenzamos a descubrir que nuestra identidad tiene más profundidad que la de esa superficie de nuestro nivel psicológico ordinario...

 

Vemos, pues, que el don de la oración contemplativa es una herramienta práctica y esencial para confrontar el meollo del ascetismo cristiano, que es una lucha con nuestras motivaciones inconscientes, a la vez que establece la atmósfera y disposiciones necesarias para profundizar la relación con Dios y llevarnos a la unión divina, si tenemos perseverancia.