Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Contra toda creencia

Libros - Vicente Gallego

contra toda creencia
hacia lo enteramente nuevo y vivo

Contra toda creencia

Descripción:

El hombre es esclavo de mil creencias: cree que existe el día de mañana, y jamás se ha movido del aquí y ahora. Cree que hay algo así como lo conveniente e inconveniente, sin ver la agilidad con que lo malo deviene bueno y viceversa. Cree que existen realmente las ganancias y pérdidas, como si la muerte no existiera. En definitiva, cree devotamente en su persona, que lo esclavizará mientras viva entre ilusiones. Este es el diagnóstico que hace este ensayo. ¿No es la vida en el tiempo, en su espléndida gratuidad, un sueño al fin y al cabo? ¿Es posible que despertemos, reconociéndolo como tal, al fraternal desapego, a esa lucidez insobornable del amor, a la belleza dada? Solo mediante una cabal práctica de vida: desoírse y sentarse en la evidencia.

¿Cabe una religiosidad que vaya contra toda creencia, que nazca allí donde el alma se ha librado de sus dos peores carceleras, la imaginación y la esperanza? La propuesta de este libro es clara y radical: la auténtica religiosidad solo puede ser el fruto de la extrema pobreza, la que nada ambiciona, la que nada se arroga, la que sabe sin saber y hace de la eterna desposesión su morada de alegría.

El que haya tocado el fondo de sus desengaños y esté ansioso por iniciar la aventura de dar consigo en su cumplida desnudez, encontrará en este libro, cuyas palabras bullen en la vivaz temperatura de la poesía, el aliento de muchos de los hombres que lo precedieron en el hallazgo de lo desconocido, de lo increíble, de lo inmediato, de lo enteramente nuevo y vivo.

Vicente Gallego

Vicente Gallego (Valencia, 1963) ha publicado varios libros de poemas, entre los que destacan Santa deriva ―premio Fundación Loewe de Poesía y Premio Nacional de la Crítica―, Cantar de ciego, Si temieras morir y Mundo dentro del claro.

Es considerado uno de los principales representantes de la poesía de la experiencia en los años ochenta y noventa junto a Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes o Carlos Marzal.

Sus libros de ensayo, todos publicados por Kairós, son Contra toda creencia, Vivir el cuerpo de la realidad y Para caer en sí.

Más información

Detalles del libro:
Título: CONTRA TODA CREENCIA
Subtítulo: Hacia lo enteramente nuevo y vivo
Autor: Vicente Gallego
Nº de páginas: 448
Editorial: Kairós
Año de edición: Noviembre 2012
ISBN: 978-8499881904

Extracto: Gnóthi seautón: conócete a ti mismo

Debido a que disfraza con la toga del conocimiento lo que en realidad es ignorancia, el ser humano deviene a menudo la más desdichada de las criaturas, la única capaz de engañarse a si misma y padecer su propia burla. Lo ignoramos todo acerca de nuestra identidad real, pero nos sentimos legitimados para arriesgar juicios a diestro y siniestro sobre el gran espectáculo del mundo desde esa ceguera, que distorsionará cualquier observación. Sin haber resuelto ―en perfecta conformidad― la cuestión vital que, desde el frontispicio de nuestra andadura histórica, plantea esa tan célebre como preterida inscripción que presidía el pronaos del templo de Apolo en Delfos, y en la que Sócrates cifró la filosofía: "Conócete a ti mismo", nos aferramos a la cadena de creencias heredadas y comienza el duro arrastre de la vida, pues toda creencia suplanta a lo Real y nos inflige el rigor de lo ficticio. Estas aproximaciones sostienen, y cobran en ello sentido, no que existe ―porgue este sería un verbo inadecuado aquí―, sino que resplandece en si misma una sola Realidad capaz de librarnos de ansias y temores; y que esa Realidad, inaccesible aunque no contraria a la razón, puede ser reconocida como propia en la rigurosa desnudez de la conciencia. Todos los credos y sistemas filosóficos, incluido cada uno de los conceptos mediante los que trataremos de invitar a su búsqueda, caen de bruces y no vuelven a erguirse cuando ella se hace presente en nosotros. ¿No merece la pena apartar cuanto damos por sabido ―por el mero hecho de habérselo oído repetir al mundo allí afuera― y echar un vistazo inmediato aquí, en nosotros mismos? De otra manera, quizá nos perdamos la más íntima fiesta de la vida.