Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Comprender nuestra mente

Libros - Thich Nhat Hanh

comprender nuestra mente

Comprender nuestra mente

Detalles del libro:

Título: COMPRENDER NUESTRA MENTE
Título Original: Understanding our Mind
Autor: Thich Nhat Hanh
Nº de páginas: 160
Editorial: Kairós
Año de edición: 2017
ISBN: 978-84-9988-572-8

Descripción:

En Comprender nuestra mente, el maestro budista vietnamita Thich Nhat Hanh nos introduce en las profundidades de la psicología budista, con la humildad y la clarividencia que le caracterizan.

Basándose en cincuenta famosos versos sobre la naturaleza de la consciencia del maestro Vasubandhu, Thich Nhat Hanh nos muestra la vigencia de estas enseñanzas clásicas del budismo en el mundo moderno. El autor nos enseña que la calidad de nuestra vida depende de la naturaleza de las semillas que cultivamos en nuestra mente. Y que el budismo enseña a nutrir las simientes de la alegría y transformar las del sufrimiento, de manera que nuestra comprensión, amor y compasión puedan florecer.

 
Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh es un reconocido maestro budista, poeta y activista en defensa de la paz y los derechos humanos. Sus esfuerzos para generar paz y reconciliación motivaron a Martin Luther King, Jr., a nominarlo para el Premio Noble de la Paz en 1967. Es el fundador de la Van Hanh Buddhist University de Saigón, ha enseñado en las universidades de Columbia y de la Sorbona. Ha escrito un centenar de obras, entre las que destacan clásicos como Buda viviente, Cristo viviente; El milagro del mindfulness y Estás aquí.

Más información

Introducción

En Comprender nuestra mente, Thich Nhat Hanh nos muestra que cultivar una profunda comprensión de la mente es esencial para hacer que la paz en este planeta sea posible. Al observar y meditar firmemente sobre estas enseñanzas, van madurando en nuestro interior y se convierten en fuente de beneficio para toda la comunidad de los seres vivos. Es para mí un honor escribir la introducción a este maravilloso y valioso libro.

Una de las fuentes de esta obra es la literatura Abhidharma, la primera compilación de comentarios sobre las enseñanzas del Buda sobre psicología y filosofía. Al final de los años sesenta, cuando yo era un joven estudiante de zen, había oído decir que esos comentarios eran tan altamente valorados que habían sido grabados en placas de oro; alrededor de esas placas se construyó un gran templo para albergarlas y protegerlas. Su importancia en la tradición del buddhadharma me llevó a estudiarlos, pero su lectura me resultaba muy árida, era como leer el listín telefónico. Tuve dificultades para encontrar vida en ellos y pronto abandoné su estudio.

No es fácil encontrar o dominar la profundidad e intensidad poética de las enseñanzas sobre la mente que constituyen esta dinámica vuelta de la rueda del Dharma. Como parte de sus estudios de monje novicio, Thich Nhat Hanh aprendió de memoria las obras de Vasubandhu, Veinte estrofas sobre la conciencia y Treinta estrofas sobre la conciencia. Memorizar puede parecer un método anticuado y difícil, pero ese proceso nos permite recibir estas complejas enseñanzas en dosis peque­ñas y digeribles, y masticarlas hasta que sean aprendidas de memoria y se conviertan en parte de nuestro cuerpo y mente. Así, meditar sobre ellas se convierte en algo natural, ya que se han hecho parte constitutiva de la materia de la actividad consciente. Dedicar sinceramente toda la energía a su estudio en esa forma tradicional revela la profunda calidez y vitalidad de estas enseñanzas en apariencia frías e impenetrables.

Estas enseñanzas sobre la mente son arduas, complejas y abrumadoras, pero he descubierto que regresando a ellas en el momento apropiado y abordándolas con un espíritu de principiante, lo que en un principio era una fría roca se abre y revela un enorme y cálido corazón, el corazón del deseo del Buda de que despertemos a la sabiduría que se halla en la esencia de estas enseñanzas. He continuado estudiándolas con gran alegría hasta el día de hoy.

Al estudiar estas enseñanzas mahayana sobre la naturaleza de la mente, nos percatamos del verdadero vacío de la mente. Cuando realizamos este vacío, nos liberamos del aferramiento conceptual que enturbia la auténtica interconexión entre mente y naturaleza. En esta libertad, podemos enseñar, de formas creativas, la intrínseca e inseparable interdependencia de todos los fenómenos, vivientes y no vivientes.

Comprender nuestra mente de Thich Nhat Hanh es un nuevo ejemplo de esta enseñanza creativa, inspirada en los antiguos y fiel a ellos. Expresa la profunda sabiduría de la enseñanza del Buda con la simplicidad de un corazón pacífico y afectuoso.

Tenshin Reb Anderson
Maestro del Dharma senior, Templo del Dragón Verde
Gree Gulch Farm, 18 de noviembre de 2005