Ruta de Sección: Inicio > Charlas > La vanguardia de lo desconocido... (2)

Artículos - Ken Wilber (2016)

La vanguardia de lo desconocido en el ser humano

Segunda Parte

por Ken Wilber science and nonduality - 21 de Octubre de 2016
Ken Wilber

Entonces, por ejemplo, si eres cristiano y tienes una experiencia poderosa ―tal vez un sueño, y ves un ser de luz, y sientes una unidad en el amor y la dicha con esa luz y el universo entero― una verdadera experiencia de Despertar ¿Cómo interpretarás exactamente esa experiencia? Muy bien podrías interpretar que este ser de luz es Jesucristo mismo. Pero, ¿con qué precisión experimentas eso?

Si estás en el estadio 1, un estadio egoísta o egocéntrico, podrías pensar que tú mismo, y solo tú, eres ese ser de luz, que tú mismo eres el verdadero Jesucristo. Entonces, esta última experiencia de Unidad representada por Jesucristo te está ocurriendo a ti y solo a ti, y estás en el centro de todo, solo tú mismo eres Cristo. Nuestras instituciones mentales están llenas de personas con esa creencia. Y es que su experiencia real es correcta: son uno con Jesucristo; el problema es que todos los demás también lo son, no solo ellos ― su Despertar es correcto, su Crecimiento está en el sótano. Entonces, comenzando ahí, en el primer estadio, puedes ver la importancia del Crecimiento en el Despertar. No importa cuán profundamente esta persona experimente su unión o incluso su identidad pura con Cristo, simplemente no puede ver que alguien más también puede hacer esto.

Pero si has pasado a el estadio 2, el estadio de la atención etnocéntrica, pensarás que este es el Salvador de tu grupo especial, porque tu grupo son el pueblo elegido, y esta experiencia de Unidad religiosa está disponible solo si, en este ejemplo, aceptas a Jesús como tu salvador personal. Incluso si te sientes uno con la Divinidad y uno con el mundo entero, pensarás que solo las personas de tu grupo elegido (que han aceptado a Jesús) pueden tener esta experiencia de una manera real y verdadera. Otros pueden pensar que la tienen, pero realmente no. Tu interpretación de la absoluta necesidad de aceptar a Jesucristo como tu salvador, la certeza absoluta de esa interpretación, gobierna tu experiencia de ella. Todavía sentirás unidad, pero solo las personas elegidas pueden unirse a ti en eso. Si se trata de una versión extrema de este estadio, pensarás que es tu deber convencer directamente o incluso coaccionar a los no creyentes para que acepten a este Dios verdadero ― y ahora tienes una prueba experiencial directa de este Dios único y verdadero. La prueba es este ser de luz radiante que es Cristo mismo y con el que ahora eres uno, precisamente porque has aceptado a Jesús como tu único salvador, una salvación disponible para otros si y solo si también aceptan a Cristo, de lo contrario están destinados a un tormento sin fin, dolor y sufrimiento, y por lo tanto "adelante soldados cristianos, marchemos a la guerra" se convierte en tu tema musical. La yihad ―y las cruzadas con cualquier nombre― viene con este estadio. Es posible que te veas involucrado en la violencia directa en nombre de tu Dios, ya seas un bautista del sur que bombardea clínicas abortivas, o te unas a una guerra religiosa como la increíblemente virulenta que ocurrió entre católicos irlandeses y protestantes o la que está ocurriendo ahora entre budistas cingaleses e hindúes tamiles en Sri Lanka, o los judíos israelíes y palestinos, o los hindúes y musulmanes paquistaníes, o participando en el terrorismo directo como ISIS o al Qaeda o Boko haram, o el grupo terrorista budista que arrojó gas sarín venenoso en el sistema de metro de Tokio. En cada uno de estos casos ―y todas las religiones principales son totalmente susceptibles a esto― crees que solo tu y tu grupo son los únicos que tienen acceso al Dios único y verdadero, o a la Realidad última o al único Camino espiritual real, y todos los demás son solo alguna especie de incrédulos condenados al infierno o no iluminados, víctimas que se reencarnan continuamente; y es tu trabajo convertirlos o ejecutarlos.

Ese tipo de motivación llega a su fin en el siguiente estadio, el estadio 3, donde la atención se expande a la atención universal ― la atención universal o estadio mundicéntrico. Si has alcanzado este estadio de Crecimiento, intentarás tratar a todas las personas de manera justa, independientemente de su raza, color, sexo o credo religioso. Has pasado de “nosotros” a “todos nosotros”, y por lo tanto tu cuidado y preocupación moral se ha expandido desde un “nosotros” etnocéntrico a un “todos nosotros” mundicéntrico. Comenzarás a ver a Jesucristo, no como el único Hijo, de tu único Dios, dado a tu único pueblo elegido, sino como un Instructor Mundial genuino entre varios otros Instructores Mundiales genuinos, cada uno de los cuales tiene algo profundamente importante que enseñarnos. Este es en realidad un paso muy difícil de tomar en la inteligencia espiritual de una persona. En este ejemplo, ¿quiere decir que Jesús no es el único salvador? ¿Él no es el único Hijo de Dios, que murió en la cruz por nuestros pecados? Si te han enseñado, en este estadio mítico, que tu salvación eterna depende directamente de que creas en ese mito, y si no lo crees, te quemarás para siempre en el infierno, entonces serás extremadamente reacio a renunciar a esa creencia, incluso estarás profundamente asustado. Esto es agonizante para muchas personas, se describe como "Estoy perdiendo mi fe" o "Ya no creo en Dios" o "Estoy perdiendo mi religión", cuando todo lo que realmente están perdiendo es un nivel más bajo de su inteligencia espiritual, ya que están pasando a un nivel más alto, más expansivo e inclusivo.

Pero tenga en cuenta que este estadio mundicéntrico de Crecimiento es en realidad un nivel bastante raro de desarrollo en general y de creencia espiritual en particular. Tenga en cuenta que no fue hasta el Concilio Vaticano II, hace unas pocas décadas, que la propia Iglesia Católica reconoció que una salvación igualmente genuina estaba disponible en otras religiones además del catolicismo ― la primera vez en sus dos mil años de historia que lo había hecho, pasando finalmente de un estadio etnocéntrico de Crecimiento espiritual a un estadio mundicéntrico de Crecimiento.

Pero, el intento de tratar a todas las personas de manera justa, independientemente de su raza, color, sexo o credo, significó que, cuando este estadio surgió por primera vez en la escena mundial en una escala significativa hace unos 300 años, cada nación mundicéntrica en el planeta prohibió totalmente la esclavitud, la primera vez en toda nuestra historia que algo así había sucedido (incluso los indígenas tuvieron esclavitud, de hecho, la inventaron). Esta liberación y emancipación humana se debió directamente a que la cultura pasó de un nivel de desarrollo etnocéntrico a otro mundicéntrico. Al mismo tiempo que esto ocurrió, surgieron las revoluciones francesa y norteamericana que intentaron quitarle el poder a una monarquía y aristocracia etnocéntrica y ponerlo en manos de una democracia mundicéntrica. El número total de cambios a medida que este estadio emergía en todo el mundo fue extraordinario.

Y esto no es algo que sea de menor importancia en la escena mundial en este momento, como podemos observar, entre un 60 y 70% de la población mundial de hoy día todavía se encuentra en estadios etnocéntricos (o inferiores) de Crecimiento. Y en muchos casos, es mantenida en esos estadios etnocéntricos por religiones que no han pasado de etnocéntricas a mundicéntricas. Tenga en cuenta que la mayoría de las grandes religiones del mundo nacieron durante el período mítico de desarrollo y evolución general de la humanidad, y el nivel mítico o mítico-literal es un nivel profundamente etnocéntrico ― y, por lo tanto, prácticamente todas tienen cierto grado de creencia etnocéntrica (su única forma verdadera) sobre su estatus divino único y superior. Y así congelan a sus propios seguidores a permanecer en el mismo punto de desarrollo atrofiado que ellas mismas tienen, y por lo tanto están abiertos al terrorismo, a incendios y decapitaciones, a torturas y asesinatos y a la guerra santa, todo en nombre del único y verdadero Dios. Esta es quizás la corriente cultural más inflamada en cualquier parte del mundo de hoy. Entonces, este paso de la inteligencia espiritual etnocéntrica a la inteligencia mundicéntrica es una de las transformaciones más importantes que enfrenta la humanidad en este momento en cualquier lugar del planeta. Pero sin ninguna comprensión de estos estadios de Crecimiento, no tenemos forma de reconocer este problema, aparte de que todos podemos ver el desastre en el escenario mundial.

Solo como información general, ¿cómo se ajustan los estadios de desarrollo más estándar (de 6 a 8) dados por la mayoría de los modelos de desarrollo, como el de Gebser (arcaico, mágico, mítico, racional, pluralista, integral) con los estadios de Gilligan (egoísta, atención, atención universal, integrado ― o egocéntrico, etnocéntrico, mundicéntrico, kosmocéntrico)? Muy fácilmente: los estadios arcaico y mágico son ambos egocéntricos; el estadio mítico, como acabamos de señalar, es etnocéntrico; los estadios racional y pluralista son mundicéntricos; y el estadio integral es integrado o kosmocéntrico. Acabamos de dar algunos ejemplos de religión de cada uno de los 4 estadios de Gilligan, y en un momento haré lo mismo con los 6 estadios principales de Gebser, para ayudar a que esta progresión evolutiva o de desarrollo de la inteligencia espiritual o Crecimiento espiritual sea muy clara.

Pero primero, con respecto al último y más alto estadio que ha surgido hasta ahora en la evolución ―el integral o integrado o kosmocéntrico― permítanme mencionar algunos elementos que la investigación ha encontrado, porque resulta ser información increíblemente importante. Esta es la razón por la cual, al buscar una conciencia espiritual más completa e inclusiva, queremos incluir no solo el Despertar con el Crecimiento, sino el Despertar con los estadios más elevados o el más elevado del Crecimiento. Esto es lo que eso significa.

Para ver esto, sigamos adelante y comencemos dando los estadios generales de Gebser y las variedades de religión que se encuentran en cada uno de esos estadios y que están respaldados por ellos (de arcaico a mágico, a mítico, a racional, a plural, a integral): brevemente, tenemos el estadio arcaico (que significa un estadio temprano y primitivo de desarrollo, la transición de los grandes simios a los humanos, comenzando hace aproximadamente un millón de años) y experimentado en el individuo de hoy solo durante el primer año de vida más o menos; no hay religión explícita en este estadio).

Luego, el estadio mágico, que también lo llaman cosas como "animista", lo que significa que la conciencia humana y la conciencia de su entorno no están completamente diferenciadas y, por lo tanto, manipular una imagen mental de una cosa es cambiar mágicamente esa misma cosa, como en el vudú o la santería, donde si haces una imagen de un muñeco de una persona humana y pinchas un alfiler en ese muñeco, la persona real enfermará. Un ejemplo de cristianismo mágico es la escuela de encantadores de serpientes, que cree que si tienes verdadera fe en Cristo y manejas serpientes venenosas, la serpiente no podrá morderte. El líder de una de las congregaciones más grandes de encantadores de serpientes acaba de morir a una edad bastante joven, de una mordedura de serpiente de cascabel. El estadio mágico surgió por primera vez hace unos 200.000 años en la evolución colectiva y en los individuos actuales ocurre alrededor de 1 a 3 o 4 años.

Luego, el estadio mítico o mítica-literal, que es solo eso: los mitos se consideran literal y absolutamente verdaderos, no simbólicos o metafóricos: Moisés realmente separó el Mar Rojo, Dios realmente hizo llover langostas sobre los egipcios, la esposa de Lot realmente fue convertida en una estatua de sal, Lao Tze realmente tenía 900 años cuando nació, y así sucesivamente. Debido a que el estadio mítico es profundamente etnocéntrico, la mayoría de las escuelas religiosas fundamentalistas de "pueblos elegidos", como ya señalamos, son literalmente míticas; este estadio surgió hace unos 10,000 años y en el desarrollo actual, ocurre alrededor de las edades de 5 a 10 años ― sin embargo lo que hay que tener en cuenta es que hoy, aunque todos comienzan su desarrollo en el primero, el primer estadio arcaico, pueden detener su desarrollo en prácticamente cualquiera de los estadios posteriores (mágico, mítico-literal, racional, pluralista, integral); lo que significa que la religión mítica etnocéntrica-fundamentalista ha dejado de crecer en el nivel o estadio mítico-literal de su inteligencia espiritual. Ahora bien, cualquier persona en cualquiera de estos estadios todavía puede tener una verdadera experiencia de despertar, como vimos con el ejemplo psicótico "Yo solo soy Cristo"; pero, como también demostró ese ejemplo, interpretará su experiencia de Despertar desde su estadio de Crecimiento. En este estadio que nos ocupa, la atención o cuidado moral mítico o mítico-literal, etnocéntrico, se extiende a sus verdaderos compañeros creyentes y solo a su pueblo elegido, todos los demás son incrédulos, sospechosos, posiblemente malvados, probablemente condenados, a menudo odiados (con frecuencia disfrazado de "amor").

Luego, el estadio racional, y racional no significa escuetamente abstracto o analítico, solo significa ser capaz de una perspectiva de tercera persona universal o mundicéntrica, el estadio de la atención o cuidado universal. Buda tuvo una presentación muy racional de su espiritualidad; se centró directamente en una experiencia genuina de Despertar o Iluminación, pero cuando Buda habló sobre eso, lo explicó en términos muy racionales o razonables ― no usó términos mágicos ni mitológicos, no habló sobre dioses o diosas o espíritus de la naturaleza o algo así en absoluto. Más bien, explicó su sistema de meditación y sus efectos en términos muy racionales, y luego, en lo que respecta a esa experiencia directa de Despertar o Iluminación en sí, que es trans-racional, simplemente dijo: "No puedo describir eso", y él se negó a hacerlo, y dijo simplemente que tienes que experimentar eso por ti mismo, y luego explicó muy racionalmente los pasos meditativos que debes seguir para experimentar esa realidad trans-racional del Despertar. Debido a que la inteligencia espiritual de Buda era racional o mundicéntrica o basaba en el cuidado universal, hizo que su espiritualidad estuviera disponible para todos los hindúes, incluidos los intocables, algo inaudito, y también fue responsable de que el budismo tuviera éxito realmente con mucha gente. Pero el Despertar de Buda estaba en un estado conocido como turiya (conciencia sin un objeto) o extinción pura sin forma o nirodh o nirvana, y su Crecimiento o inteligencia espiritual estaba en un estadio maduro de atención universal racional. En la evolución, los destellos del estadio de la razón brotaron por primera vez alrededor de los siglos 6 o 7 a.e.c. (con los griegos y Buda) y surgieron por primera vez en un nivel cultural generalizado con la Ilustración occidental (que, como todos los estadios, tuvo sus altibajos, sus aspectos positivos y negativos). En el individuo de hoy, este estadio racional suele estar disponible a partir de la adolescencia.

Luego, el estadio pluralista, que también se conoce como multicultural o diversidad o relativista, el estadio que impulsa gran parte de la posmodernidad, ya que la racionalidad impulsó gran parte del modernismo. La religión en este estadio reconoce una multiplicidad multicultural y una diversidad de compromisos religiosos, todos ellos potencialmente beneficiosos. Este es cada vez más el nivel de inteligencia espiritual que más y más población está alcanzando, y ―comenzando con la generación de los boomers de los años 60― se ha vuelto bastante obvio en muchos milénicos. Primero surgió de cualquier manera significativa con la revolución de los años 60, y generalmente está disponible para personas que comienzan la edad adulta.

Luego finalmente, hasta la fecha, el estadio integral (que explicaré en un momento).

Entonces, esos primeros 5 o 6 estadios de Crecimiento se conocen como los estadios de "primer grado", para distinguirlos del estadio integral profundamente diferente, que se llama de "segundo grado". La razón es que, aunque son tan diferentes esos estadios de primer grado, todos tienen una cosa en común: cada uno de ellos piensa que su verdad y sus valores son la única verdad y valores reales que existen; todos los demás están confundidos, son infantiles, tontos o simplemente están equivocados. Pero el estadio integrado o integral, y esta es la razón de su nombre, piensa que todas los estadios tienen algún tipo de importancia y significado, todos deben incluirse, aunque solo sea por la razón de que todos ellos son parte de un crecimiento y desarrollo humano general. Por lo tanto, todos estos estadios deben tenerse en cuenta en cualquier enfoque de cualquier problema que se aborde. Dejar de lado la forma en que cualquiera de estos estadios ve el mundo es dejar completamente fuera a un número significativo de personas; porque lo que la investigación ha encontrado es que todo el mundo nace en el punto uno, el arcaico, y tiene que comenzar su desarrollo, en todas y cada una de las líneas, a ese nivel y luego avanzar desde ahí, y, repito de nuevo, pueden detenerse en cualquier estadio. Por lo tanto, cualquier población tendrá personas en todos esos estadios y niveles. Y ese hecho por sí solo cambia nuestro enfoque para cada problema humano existente. El estadio integral, como la vanguardia actual de la evolución humana ―y que impulsa las metateorías y prácticas unificadoras, integradoras, sistémicas, multidisciplinarias, transdisciplinarias e inclusivas en todo lo que toca― todavía es relativamente raro: solo alrededor del 5% de la población de occidente está en ese estadio, con alrededor del 20% en un estadio multicultural posmoderno pluralista, alrededor del 30% en un estadio racional moderno y alrededor del 40% (con algunas estimaciones, vimos, dando hasta un 60 por ciento) en un estadio mítico-literal religioso convencional ― y el caso es que una verdadera experiencia espiritual de Despertar puede ocurrir y ocurre en cualquiera de esos estadios, pero se interpretará de acuerdo con la visión del mundo del estadio de Crecimiento que tiene la experiencia).

Pero ya estamos comenzando a ver en todo el mundo, y en prácticamente todas las ramas del conocimiento, el surgimiento de teorías y prácticas que se originan en este nivel integral tal como aparece en la rama particular; y estas nuevas teorías integrales son sistémicas, unificadoras, más abarcadoras e inclusivas, transdisciplinarias y multidisciplinarias (cross-paradigmatic), que reúnen todo tipo de ideas unificadoras e integradoras en visiones holísticas sistémicas, entrelazando la ciencia y la espiritualidad y prácticamente todas las demás disciplinas (como lo hace, por ejemplo, SAND). Pero a pesar de la enorme emoción que están causando estos enfoques de vanguardia, todavía hay un número relativamente pequeño de personas que pueden entender y abogar por estos enfoques metateóricos integrales, aproximadamente el 5% de la población, como dijimos. (Y, por cierto, este casi con certeza te incluye a ti, si has escuchado hasta ahora. No es nada de lo que alardear, solo es así.) Pero las afirmaciones emocionadas de que la humanidad está a punto de experimentar la mayor transformación en toda su historia a esta nueva comprensión unificadora integral, son un poco prematuras. Pero este es el futuro extraordinario de la humanidad, si podemos sobrevivir al período hasta su surgimiento evolutivo más extendido. Esta va a ser una foto finish.

Mientras tanto, lo que esta investigación nos dice es que, cuando se trata de cualquier línea ―incluida la inteligencia espiritual― porque queremos incluir todos los niveles, también queremos poder interpretar nuestro mundo desde un nivel integral, todo incluido, de segundo grado. Y en la espiritualidad, esto significa incluir todos los aspectos del Despertar, así como comprender cómo son interpretados de manera diferente por cada uno de los estadios del Crecimiento, y ayudar a las personas a transformar su inteligencia espiritual a través de estas etapas de Crecimiento a niveles más altos, más amplios y más inclusivos (lo que llamamos una cinta transportadora). Y en cuanto a nosotros, idealmente queremos participar en prácticas que nos ayuden a comprender los estados más profundos del auténtico Despertar, y queremos interpretar esas experiencias de iluminación desde un nivel integral de Crecimiento. Cualquier cosa menos que eso es menos que una espiritualidad completa, auténtica e inclusiva.

Y sin embargo, por supuesto, estos estadios y niveles generales del desarrollo humano, del Crecimiento humano, son prácticamente desconocidos en el mundo en general, incluidos la mayoría de nuestros líderes del pensamiento. No hay un solo sistema político o mercado económico o departamento militar o religión o práctica espiritual que tenga en cuenta estos estadios. Sin embargo, incluirlos es un cambio de juego completo en todos los ámbitos, y es desastrosamente infrautilizado.

Tomemos, como un ejemplo simple pero generalizado, la declaración común de que lo que la cultura occidental necesita desesperadamente, porque es tan patriarcal, es una afluencia a gran escala de valores femeninos. Has escuchado mucho eso, ¿verdad? Pero mira el modelo femenino de Gilligan. Lo que este mundo definitivamente NO necesita son más valores femeninos en el estadio 1 y el estadio 2. Sin duda, no necesitamos más puntos de vista egoístas y etnocéntricos/racistas/sexistas ―claramente, no los necesitamos― pero esos son exactamente los valores femeninos que esos primeros estadios nos dará. Lo que necesitamos urgentemente, muy urgentemente, son más valores femeninos de los estadios 3 y 4, mundicéntrico e integral. Simplemente ser mujer no es suficiente para contribuir automáticamente con algo positivo a la sociedad. De hecho, si estás entre el 60% de las mujeres en esos primeros estadios, probablemente no estés ayudando mucho a esta cultura. ¿Ves cómo esto cambia el problema y su solución real por completo?

Ahora, para concluir esta presentación, voy a lanzar una última información, con poca explicación, solo con un asterisco de "esto vale la pena señalar". Varias personas que aprendieron sobre estos estadios del Crecimiento también comenzaron a observar los diversos sistemas del Despertar en todo el mundo, y notaron que una gran mayoría de los sistemas más sofisticados (incluido el budismo Vajrayana, el hinduismo vedanta, el misticismo neoplatónico cristiano, el sufismo, la cábala, entre otros) describían un curso general de Despertar que también consiste en una secuencia de estadios progresivamente avanzados de desarrollo. A diferencia de los estadios de los niveles de Crecimiento, que no se pueden ver ni experimentar mirando hacia adentro, estos estadios en el Despertar eran estadios en la experiencia inmediata directa, estadios en la experiencia espiritual o en la conciencia meditativa. Además, los estadios básicos en todos estos sistemas en todo el mundo muestran una gran similitud, desde las 7 mansiones de Santa Teresa hasta los estadios de San Juan de la Cruz y los del budismo Mahamudra, el sistema yóguico de Patanjali, el sufismo islámico, la cábala judía, entre muchos otros. Debido a que se trataban de estadios de experiencia directa, no de gramática oculta, muchos sistemas espirituales en todo el mundo han sido plenamente conscientes de estos estadios durante siglos, y casi todos dieron mapas de estos estadios ― y de nuevo, estos mapas muestran una secuencia de estadios notablemente similar de una experiencia o conciencia espiritual cada vez más profunda. Uno de esos mapas, que se encuentra explícitamente en el budismo tibetano y en el hinduismo vedanta, entre otros, tiene los estadios que van desde la consciencia ordinaria (o la típica vigilia), a la consciencia sutil (o luminosa), a la consciencia causal (o sin forma), a la conciencia pura, a la consciencia no-dual última (algo incorrectamente llamado a menudo consciencia de unidad, "incorrecto" porque es técnicamente radicalmente incalificable, o como dice el Zen, "no dos, ni uno").

Cada uno de esos estadios tiene su propio tipo de experiencia espiritual directa, que va desde el misticismo de naturaleza ordinaria al misticismo sutil de la deidad, al misticismo causal sin forma y al misticismo no-dual (o de "unidad"). Pero las escuelas que son conscientes de ese estadio más elevado ―el de no-dualidad, o radicalmente todo incluido, siempre presente, la Talidad (Suchness) o Asidad (Thusness) o Esidad (Isness) que todo lo impregna― sostienen que de hecho es el potencial máximo o más elevado de conciencia espiritual disponible en cualquier lugar (simplemente porque, en la evolución hasta el momento, es el estadio más elevado experimentado en cualquier secuencia meditativa o contemplativa en cualquier parte del mundo). Esta radical no-dualidad se ha vuelto bastante conocida para un pequeño pero creciente grupo de líderes del pensamiento y buscadores espirituales de todo el mundo.

Pero el punto que debe agregarse es que las prácticas que ayudan a un individuo a realizar un Despertar espiritual hacia una no-dualidad última, no son las mismas que las que ayudan a moverse a través de los niveles de Crecimiento. Y, de hecho, uno puede estar en cualquier estadio del Crecimiento y tener una experiencia de esta consciencia última de unidad no-dual (o incluso una experiencia de cualquiera de los estadios anteriores del Despertar). Entonces, la conclusión final de todo esto es muy simple: lo que idealmente queremos hacer es experimentar este estado más elevado del Despertar desde el nivel más alto del Crecimiento hasta el momento . No-dual interpretado como integral. No-dualismo integral (que es la base de la Metateoría y la Metapráctica integrales). Pero creo que todo lo que he dicho hasta este punto debería dejar esa conclusión bastante clara. Estos estadios más altos, tanto en el Despertar como en el Crecimiento, son simplemente el resultado de un campo de desarrollo evolutivo omnipresente que toca absolutamente todo lo que existe, lo que podríamos considerar como "el Espíritu en acción" en el universo en general.

Pero la forma en que realmente interpretará y, por lo tanto, realmente experimentará esa Unidad o no-dualidad o Despertar siempre presente depende del estadio de Crecimiento en que se encuentre. Las personas que recomiendan encarecidamente este Un Solo Sabor Gran Perfección prácticamente nunca mencionan nada sobre el estadio de Crecimiento que tiene esa experiencia. Por lo tanto, puedes mirar un libro como Zen at War (Zen en Guerra), que contiene los pensamientos de varios maestros zen muy respetados por la profundidad de su iluminación o despertar no-duales, y aún así encontrarlos abogando por muchas ideas que son obviamente y vergonzosamente etnocéntricas, prejuiciosas e intolerantes, y debido a que ningún sistema espiritual contiene estos estadios del Crecimiento, y debido a que no puedes verlos simplemente mirando hacia adentro, estos maestros no tienen forma de conocer su increíble deficiencia. ¿Crees que un Zen en guerra está ayudando al mundo?

Entonces, nuestra conclusión general es simplemente que, idealmente, deberíamos recordar al menos dos cosas. Punto uno: no queremos solo describir esta no-dualidad última, utilizando nuestra inteligencia espiritual y quizás aprovechando las ramas de vanguardia de la ciencia misma, no solo queremos hablar de eso, o describirlo intelectualmente (desde cualquier estadio de nuestro Crecimiento), también queremos caminarlo: queremos tener una experiencia espiritual real, directa, o realización de esta unidad o Despertar no-dual ― no solo nuestras ideas al respecto (o Crecimiento intelectual). Y punto dos: cuando se trata de Crecimiento, queremos que surja del nivel más alto de desarrollo que podamos manejar, idealmente el nivel integral. Queremos incluir tanto lo mejor del Despertar como lo mejor del Crecimiento. ¿Por qué demonios aspiraríamos realmente a algo menos, ya que cada uno de ellos incluye y abarca a TODOS sus predecesores? ¿Qué sentido tiene aspirar deliberadamente a mucho menos de lo que puedes ser?

(Y, por cierto, si no te sientes cómodo con esos estadios del Despertar, no voy a insistir. Utiliza cualquiera que sea tu versión de una experiencia espiritual genuina o Despertar auténtico, y eso está bien. Lo que no es tan discutible es que, sea cual sea tu versión del Despertar, la interpretarás de acuerdo con tu estadio de Crecimiento. La evidencia aquí es simplemente inflexible.)

Entonces, el punto un tanto sorprendente es que, aunque desde una perspectiva todos estos estadios en ambos caminos deben ser total y genuinamente aceptados (y lo digo en serio), al mismo tiempo, dista mucho de ser así en cualquiera de ellos, y probablemente no estamos realmente ayudando mucho las cosas; y, como hemos visto, bien podríamos estar perjudicándolos. Por otro lado, para abordar una espiritualidad que provenga de los estados más profundos del Despertar y de los estadios más altos del Crecimiento debe provenir de lo mejor y más brillante de la vanguardia de la evolución misma, una postura revolucionaria que, por primera vez en la historia, ha estado recientemente disponible. Que todos aprovechemos una ocasión tan extraordinaria ― eliminen de una vez por todas la espiritualidad etnocéntrica inductora de la yihad, racista y sexista, y otras fantasías infantiles de la humanidad, y permitirle que brille por completo en sus formas mejores, más brillantes y más auténticas, cambiando tanto a los seres humanos como a la historia en una de las transformaciones más profundas que se han producido en el desarrollo continuo de la evolución. Soy Ken, muchas gracias y cuídense.