Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Para recordar diariamente

Artículos - Juan Carlos Savater

Para recordar diariamente – Palabras en la no-dualidad

por Juan Carlos Savater

En este breve texto se ordenan algunas frases clave para "recordar" nuestra Verdadera Naturaleza. Aunque parezcan provenir de voces diversas (desde el Bhagavad Gita y los Upanishads, pasando por Ramana Maharshi y Nisargadatta hasta Sailor Bob Adamson o Uchiyama Roshi entre otros) todas, sin duda, hablan desde un mismo Lugar y nos hacen "recordar" ese mismo Lugar en nosotros. No hay mejor práctica espiritual, ni superior sadhana que “recordar” este Lugar y descansar en Él.

Cualquier camino que el hombre recorra es Mi camino. No importa por dónde vaya, le llevará hasta Mí.

Soy Pura Consciencia sin esfuerzo ni elección.

Soy el que habita en el corazón de cada criatura. Yo Soy su comienzo, soy su tiempo de existencia y Soy también el final de todos los seres.

La sensación Yo Soy, Yo Existo, no es otra cosa que el Señor. Este sentido impersonal de presencia en el momento presente, es la única verdad.

La Pura Consciencia no puede olvidarse de Sí Misma. El sol no conoce ni días ni noches. No necesitas nada, simplemente eres. Todas las cosas del día han tenido lugar en ese estar despierto. Vienen y van. Tú eres ese infinito espacio cada día, esa Pura Consciencia, ese estar despierto. Todo lo demás son adornos.

No importa cómo son los acontecimientos, siempre son Pura Consciencia. Incluso cuando suceden cosas terribles, mira a través de las apariencias y recuerda la Pura Consciencia. La Pura Consciencia misma nunca es tocada. La Vida vive de vida, no puede conocer la muerte. Todo miedo es una imagen en el futuro o en el pasado, nunca trata de lo que es. Lo que es siempre puede manejarse.

Todo lo que tienes que hacer es ver la nube que surge y dejarla ser. No necesitas fijarte en la nube. Mantén tu barca vacía. Ni tratar de eliminar la ilusión, Ni buscar lo que es real. La auténtica naturaleza de la ignorancia, tal como es, es Pura Consciencia. Despertar y regresar a la realidad es lo esencial.

El río mientras es río, no puede ser uno con el océano. Tanto el yo como el mundo llevan la marca de la Pura Consciencia que son:

El yo no puede ser pluralizado y el mundo no puede existir sin relación a la consciencia. Este ego o yo nunca estuvo aquí y nunca se irá porque nunca fue. La única realidad que permanece es este Conocer. Este Amor de ser. No tiene forma. No puede describirse pero tampoco negarse.

El yo no puede hacer nada, pero lo creemos así porque estamos enfocados en el pensamiento. Lo que es en el momento presente, es la Voluntad del Señor.

Sólo somos individuos durante la vigilia y los sueños, nuestra pura naturaleza es la más alta Realidad, Pura Consciencia, como se revela en el sueño profundo. La Pura Consciencia es la constante esencia de la vigilia, el sueño y el sueño profundo. Cada día los seres, regresan al Señor en el sueño profundo. La Pura Consciencia del sueño profundo es el sereno océano en el que nos sumergimos, en el que estamos inmersos eternamente, con el que somos idénticos a la Vida en el más amplio sentido posible.

El fin o propósito de la existencia humana no es en absoluto hacerse uno con la Verdadera Naturaleza. La Verdadera Naturaleza de seres humanos, criaturas e incluso objetos inanimados, es ya la Verdad, la Consciencia y la Dicha. Lo que debe alcanzarse no es ni la desaparición de las diferencias o divisiones, ni su destrucción, sino el final de la creencia en su realidad. Todas las diferencias o divisiones surgen sólo desde el punto de vista de la ignorancia y no existen en absoluto aparte de la Verdadera Naturaleza que es Pura Existencia, Pura Consciencia y Pura Dicha.

Soy Pura Consciencia sin esfuerzo ni elección.

Cualquier camino que el hombre recorra es Mi camino. No importa por dónde vaya, le llevará hasta Mí.