Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Una introducción a la no-dualidad

Artículos - Richard Sylvester

Una introducción a la no-dualidad

por Richard Sylvester
Richard Sylvester

Ver la no-dualidad significa ver que la suposición más básica de nuestra vida, de que estamos separados, es sólo una apariencia. Creemos ser el sujeto de nuestra vida, que nos movemos por un mundo de objetos, incluidos los objetos a veces difíciles conocidos como 'otras personas'. Pero en realidad no hay separación, no hay sujeto y objeto, sólo hay unidad sin fisuras.

Reconocer esto es lo que se llama a veces "liberación". Aunque no hay reglas, ver la liberación tiene una tendencia a reconfigurar nuestra psique. La liberación puede verse de repente o puede verse gradualmente, y como dijo Nisargadatta: "Lo rápido no es mejor que lo lento." Sin embargo, si la liberación se produce rápidamente, los cambios en la psique tienden a ser más notables, precisamente porque son repentinos. No hay ninguna ventaja en esto, sólo hace que sean más fáciles de describir.

No hay implicaciones necesarias en la liberación, y por lo tanto cualquier posibilidad puede ocurrir. Si no pudiera, no sería liberación, sería prisión. Sin embargo, esta reconfiguración de la psique a menudo produce un cambio radical de ver la realidad.

Podemos resumir este cambio de visión en tres frases. En primer lugar se ve que Esto Es Ello. Se reconoce que esto, sea lo que sea que surja, es la totalidad. Esto es la nada siendo todo. El tiempo y el espacio son comprendidos. El 'pasado' y el 'futuro' y el 'aquí' y el 'allí' son comprendidos. Los pensamientos neuróticos y sentimientos sobre el pasado y el futuro, tales como la culpa, el arrepentimiento, la nostalgia y la ansiedad, disminuyen o desaparecen.

Con la energía neurótica, atribuida a la persona separada, reducida o desaparecida, es visto también que Esto Es Suficiente. La personalidad neurótica por lo general ve esto como No Suficiente, porque hay tan poca implicación con lo que realmente está ocurriendo cuando se ve a través del velo de la separación. En la separación, nuestra atención se centra tanto en el pasado, el futuro, nuestras preocupaciones y nuestras propias proyecciones, que ciertamente todo lo que surge parece ser demasiado insignificante e insustancial para ser satisfactorio. La mayoría del tiempo estamos implicados no con la vida, sino con nuestras propias fantasías espectrales. El resultado frecuentemente es el aburrimiento o la depresión, y una búsqueda incesante de que suceda algo más emocionante. Pero cuando hay ausencia de separación, se ve la completa vivacidad de cada momento, y por lo tanto esto es suficiente. El deseo de que ocurra algo más emocionante disminuye o se desvanece y la alegría se percibe en la simplicidad de lo que es —el aroma del café, el sonido del viento en los árboles, la textura del pelaje de un gato. Debido a que ya no tenemos necesidad de la emoción y el drama para evitar el aburrimiento, se lleva a menudo una vida más simple y tranquila.

El tercer cambio en la forma en que la psique ve la realidad en la liberación se puede resumir en las palabras "Se ve que Esto Es Lo Que Es (Y No Es Otra Cosa)". En la separación, la psique a menudo añade significado y propósito a lo que es, precisamente porque lo que es en su simplicidad, no se experimenta como satisfactoriamente suficiente. Queremos Lo Que Es Con Una Cereza Encima. Por lo tanto, inventamos historias interminables Acerca De Lo Que Es Esto. Por ejemplo, una caída en la calle puede convertirse en Un Castigo De Dios. Ganar en la lotería se puede convertir en Los Frutos Del Buen Karma, o La Gracia Del Gurú. Vivimos como la estrella de nuestra propia película, en una historia moviéndose significativamente hacia algún tipo de resolución determinada. Significado y propósito se consideran como justificación de nuestra existencia.

Pero al igual que una flor no necesita un significado para ser una flor perfecta y un gato no necesita un significado para ser un gato perfecto, nosotros no necesitamos ningún significado para ser un Juan perfecto o María o Gillermo o Ana. Ya somos la unidad expresándose como lo que somos. ¿Cómo podría ser posible mejorar eso? Cuando esto se ve, todo es simplemente lo que es, y no es otra cosa.

En la liberación, los dramas del significado y el propósito que la mente separada nutre se desvanecen, o al menos se ven como lo que realmente son —como historias como las que podríamos contar para entretener a un niño aburrido en una tarde lluviosa. Nuestra necesidad de Salvar El Planeta, o Agradar A Dios, o Realizar Seva Para Nuestro Guru Para Limpiar Nuestro Karma desaparece. Lo mismo sucede con nuestra fascinación por la purificación de los chakras, el equilibrio de nuestra aura y hacer terapia para nuestras pasadas (y tal vez el futuras) vidas. Y también se ve que si alguna de estas historias continua, eso también está bien, eso también es la "Liberación haciendo cosas".

¿Y qué hay del amor? Ahora llegamos al misterio más profundo. Lo que más reconfigura radicalmente la psique en la liberación es el reconocimiento de que Todo Es Amor Incondicional. Se comprende que el amor incondicional no puede ser entendido por la mente personal y es, como todo lo demás que tiene que ver con la liberación, impersonal. En otras palabras, el amor incondicional no tiene nada que ver conmigo ni con usted. El amor incondicional simplemente es. No excluye nada. Si lo hiciera, no sería incondicional. La mente está desconcertada por esto. La mente sólo puede vivir en la condicionalidad, dividiendo la experiencia en lo que le gusta y lo que no le gusta. Pero no hay necesidad de que la mente se torture a sí misma con su inevitable fracaso de amar incondicionalmente, ya que en la liberación se ve que el amor incondicional es simplemente la realidad, independientemente de lo que usted y yo podríamos pensar o sentir. Siempre hay amor sin condiciones. Cuando esto se ve, incluso el momento más ordinario se convierte en vívidamente vivo.

* * * *

En la liberación se ve que la persona que creemos ser no es más que una apariencia. En nuestro corazón y en el corazón de todo (lo existente) está el indiferenciado Ser del que todas las diferencias aparecen. No hay yo, no hay persona.

El error más común sobre la liberación es que es algo que una persona puede obtener. Sin embargo, la liberación es una pérdida - la pérdida de la sensación de que alguna vez hubo una persona separada que podría elegir hacer algo para lograr la liberación.

Cuando se ve que no hay separación, la sensación de vulnerabilidad y miedo que se atribuye a la persona desaparece y lo que queda es la maravilla de la vida simplemente aconteciendo. En vez de significado, lo que hay es una ardilla inmóvil sobre un tronco de árbol gris, con las piernas extendidas, la cabeza hacia arriba, mirándole directamente a usted. En lugar de propósito, lo que hay es la manera increíble en que una hormiga se arrastra sobre una ramita.

Cuando la sensación de que yo estoy controlando mi vida y que debo hacer algo para que suceda termina, entonces la vida es simplemente vivida y se produce la relajación. Sea como fuere hay una sensación de alivio y un final al aferrarse a lo que podría ser.

* * * *

Muchos maestros de la no-dualidad sugieren que hay alguien que puede hacer algo para sanar su sentido de la separación; es decir que hay una persona que es capaz de descubrir que no hay una persona. Lo absurdo de esta idea se camufla muchas veces con una manera de pensar muy compleja y sutil.

Las enseñanzas sobre la no-dualidad presentan con frecuencia la seductora idea de que la liberación puede realizarse a través de un camino espiritual evolutivo. Esto no tiene ninguna conexión real con la no-dualidad, pero puede ofrecernos una convincente, aunque sin sentido, historia al respecto.

De esta historia surgen múltiples caminos, doctrinas, técnicas, gurús, maestros, vendedores de mantras, talleres y grupos que componen el bazar espiritual.

Cualquier forma de búsqueda puede hacer que una persona se sienta más confortable. Eso está bien, pero eso es todo lo que consigues —una persona que se siente más cómoda en su prisión. Si estás en la prisión, es mucho mejor estar cómodo, pero eso no hace que la persona que se percibe a sí misma dentro salga de la prisión.

Nada liberará a la persona de su prisión, porque la persona es la prisión. Cuando la persona desaparece, se ve que desde el principio nunca hubo una prisión.

Entonces se ve que "yo" y "tú" somos la luz en que todo surge.

* * * *

Tony Parsons declara en el nuevo libro de Richard titulado "Drink Tea, Eat Cake (Bebe té, come pastel)"

"Es raro encontrar una obra que carezca de un programa para satisfacer las necesidades del buscador de proporcionarle un camino o propósito a seguir. Sin embargo, el último libro de Richard es justo esta rareza .... Cada respuesta a una gran variedad de preguntas apunta sin vacilación hacia la perspectiva no-dual .... El lector es transportado e inspirado por una exposición que procede de una experiencia profunda y rica de la vida con toda su complejidad y estados de ánimo .... Tenemos aquí un libro para saborear, para reírnos y para guardar y mantener como referencia a una obra poco común del no-dualismo puro."

* * * *

Richard vive en Inglaterra, en la frontera del West Kent y East Sussex.