Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > La Evolución de la Consciencia (II)

Artículos - Burt Harding (2011)

La Evolución de la Consciencia (Parte 2 de 3)

por Burt Harding
Burt Harding

He aquí otro experimento de "conocimiento-innato". Este necesita un poco de coraje, pero se puede hacer fácilmente ― la próxima vez que te sientas enojado, deprimido, frustrado o infeliz párate y pregúntate: "¿Qué es más real ― este sentimiento emocional o la conciencia de él?" Al principio puede parecer una pregunta redundante pero pronto se descubrirá que no puedes sentir nada ni experimentar nada a menos que primero seas consciente de ello. Si has sido gravemente herido o traicionado en alguna experiencia pasada, sólo emerge como dolor cada vez que eres consciente de ella. La conciencia es todo. Cuando tienes claro que es la conciencia de este sentimiento la que emerge como dolor emocional entonces estás listo para el siguiente paso: "Puesto que la conciencia es todo, entonces puedo ser consciente de la conciencia en sí". Aquí es cuando comienzas a darte cuenta de que sólo hay atención a algo todo el tiempo. A lo que prestas atención crea tu mundo. Sin embargo, cuando te cuestionas esto y empiezas a mirar en esta atención, prestando atención a ella, poco a poco comienzas a darte cuenta de que tú eres la pura atención misma. Por lo tanto, tú no eres a lo que prestas atención (que es el ego-mente), sino la atención misma en su forma pura. Si llevas a cabo este tipo de cuestionamiento, entonces este "conocimiento-innato" de tu verdadera naturaleza como conciencia pura comienza a surgir ― y querido amigo, así es como la verdad se revela.

En pocas palabras, no busques respuestas a tus preguntas, sino que primero tienes que saber lo que estás preguntando. Tienes que conocer tu más poderosa pregunta incluso si te lleva un año entero descubrirla. No te rindas. Cada ser humano tiene una persistente pregunta individual predominante que a menos que se descubra saldrá a la superficie como dolor emocional. De hecho, todo el dolor emocional son preguntas sin resolver.

Einstein dijo (en el libro "El Factor Einstein"), "Si tuviera sólo una hora de vida, pasaría más de 55 minutos formulando la pregunta perfecta de mi corazón. Entonces moriría feliz."

¿Cuál es tu profunda pregunta inconsciente? Sale a la superficie como la duda, el miedo, la incertidumbre o aferrarse a una creencia para que no te enfrentes a tu persistente pregunta. Ten esto como cierto ― hasta que no veas la verdad de ti mismo, tu pregunta te molestará, te provocará y surgirá de ti como malestar emocional, ansiedad, sensación de que falta alto, combinado con la necesidad de lograr algo. Esta profunda pregunta ha sido colocada por la naturaleza para que puedas evolucionar en la claridad de tu verdadera fuente. Has nacido para este viaje y no hay otro. Si crees que tu viaje es de este mundo a través de metas, planes y riquezas, entonces sigue tu camino para conseguirlos y finalmente te mostrarán su vacío y frustración. Si, por el contrario, crees que tu viaje es espiritual, abandona también esa creencia y conoce que no hay ninguna creencia mental, espiritual, mundana o cualquier creencia conceptual, sino la fuente misma haciendo todo a través de ti y apareciendo como esta pregunta buscando una respuesta. El darte cuenta de que no hay respuestas es un gran salto en la consciencia que finalmente te conducirá todo el camino a casa, al Silencio ― el retorno a la Fuente (¡la cual, de todos modos, nunca has abandonado, pero pensaste que sí!).

En el ser-humano se encuentra todo lo que necesita ser conocido. Así como la parte humana es un "proceso de devenir", sin embargo el "Ser" es total en sí mismo. El viaje del ser-humano es circular ― se inicia con la búsqueda de sí mismo a través del mundo que ha creado. Esta consciencia de "devenir" es un largo viaje de experiencias. A través de estas experiencias se acumulan creencias de cómo "deberían ser" las cosas.

Esta creencia de cómo "debería ser" es individual y personal y se llama "La Pregunta-Viva" (The Living-Question). [Una pregunta-viva es una pregunta o preguntas que no han sido exploradas, formuladas o resueltas y así permanecen como malestar, tristeza, apatía, depresión, miedo, incertidumbre y confusión. En definitiva, una pregunta-viva es una creencia que no ha sido explorada].

Esta creencia incrustada nunca se cuestiona. Todo ser humano está motivado (condicionado) material, religiosa, política, emocional, física, mental, espiritual o físicamente. Cada humano toma esta "pregunta-viva" como su realidad. Esta "realidad" nunca se cuestiona y es a menudo defendida y protegida. Causa contiendas, crisis, guerras, revoluciones y levantamientos, sin embargo, el individuo nunca sospecha que es sólo una creencia basada en una respuesta condicionada de "cómo deberían ser las cosas".

En la Segunda Guerra Mundial los nazis creían que el Tercer Reich era una cosa gloriosa. Los comunistas acérrimos imponían su forma de vida en todo el mundo, plenamente convencidos de que su pregunta-viva era el único camino a seguir. Como ves, una pregunta-viva se convierte en toda la realidad para ese ser humano. Alguien podría creer tanto que el cuerpo es una realidad que llega a afirmar, "Si tienes salud física lo tienes todo". Otros podrían creer tan firmemente en lo material que podían decir, "Si eres rico lo tienes todo". Alguien con la pregunta-viva de la salud mental podría exclamar: "Si tienes una mente sana entonces lo tienes todo". Esto sigue y sigue en todas las áreas, física, mental, espiritual, emocional, material, política, tradicional, religiosa y así sucesivamente.

Es como la historia de los hombres ciegos que tocaban una parte del elefante para averiguar cómo era un elefante. Un ciego tocó la cola del elefante y dijo que el elefante es como una soga gruesa. Otro ciego tocó su trompa y dijo que el elefante es como una pared y así sucesivamente. Cada uno de ellos se refería a una pequeña parte de la verdad, pero no a toda la verdad. Es lo mismo con la pregunta-viva. Es una realidad auto-creada que está convencida de que es toda la realidad.

Cada ser humano está convencido de cómo es la realidad, en base a la forma en que siente que debería ser. Estas ideas de "cómo debería ser" la realidad son la forma de ver de los individuos en base a sus experiencias, creencias y educación. Si uno entrevistara a un centenar de personas y les preguntara qué es la vida, obtendría un centenar de diferentes creencias.

Esta pregunta-viva es lo que da sentido al yo personal.

El entorno, nuestra cultura, nuestra nacionalidad y el pensamiento social tienen mucho que ver con la formación del núcleo de nuestra pregunta-viva.

Encontrar el núcleo de la pregunta-viva no es fácil debido a que es probable que no sea una creencia, sino la manera en que tú ves la vida. Es la forma en que realmente la ves. Sin embargo, si hay honestidad y sinceridad en encontrar lo que es real y duradero en la vida, entonces hay tres preguntas que pueden ayudarte a descubrir esta pregunta-viva central. Tres preguntas, si se siguen con honestidad, pueden revelar mucho:

¿Qué es lo que quieres? ¿Qué es lo más importante para ti? ¿Cuál es tu mayor temor?

La mayoría de las personas que vienen a verme no saben muy bien lo que quieren. La mayoría de las mujeres solteras jóvenes gravitan hacia querer un hombre especial. Los hombres jóvenes gravitan hacia querer ser alguien especial o importante. Ellos no pueden ayudar en esta iniciativa, ya que la parte humana es un "proceso de devenir" y siempre se esfuerzan en "tener" y "lograr". La clave es ésta que no importa lo que uno quiere de verdad, ya sea riqueza, éxito, poder, fama, belleza, salud, relaciones, la familia y así sucesivamente, todo tiene un objetivo principal ― la realización personal.

Cuando esta realización personal no "ocurre" entonces hay desilusión, decepción, frustración, confusión e incluso desesperación a causa de un hecho simple ― lo que estamos buscando es el "Ser" que significa paz, amor, alegría y satisfacción interior, pero que no puede ser encontrado en el elemento humano del "devenir", simplemente porque es "Ser". La palabra "ser" simplemente significa "¡ya ES! "

Esta búsqueda, exploración y necesidad es parte de la evolución de la consciencia para conocerse a sí misma. T.S. Eliot escribió: "No dejaremos de explorar, y al final de toda nuestra exploración llegaremos a donde empezamos, y CONOCEREMOS ese LUGAR por primera vez". El buscar, necesitar, querer, anhelar, esperar e intentar es la exploración natural para el humano, sin embargo, el "ser" es el lugar donde queremos estar, que es nuestro verdadero hogar. Así que en realidad, vamos en círculos tratando de encontrar lo que ya somos y siempre hemos sido ― ¡El Ser!

El viaje es este ― ¡el humano busca su propio Ser! El Ser es completo, infinito, está realizado, en paz y ¡siempre es/está AHORA! Esta realización final es la integración del ser humano completo. Por lo tanto, ya que el humano es un "proceso de llegar a ser", en el momento en que reconoce el "Ser" se integra con él. La "parte humana" no necesitando ya "devenir" encuentra su cumplimiento en su propio Ser reconociendo de este modo que el humano era sólo una sombra-imagen del Ser.

La pregunta-viva, que es el núcleo de creencias personal de la expresión individual, es el único impedimento a la realización de "ser". La pregunta-viva existe únicamente porque a la parte humana le gusta aferrarse a algún sentido, alguna creencia, algo que le de un propósito de vida. Nunca ocurre a la pregunta-viva personal que ¡LA VIDA SÓLO ES! La Vida es Ser, es infinita, eternamente AHORA, inmutable y atemporal. Fue Einstein, en su teoría de la relatividad quien nos anunció la verdad de la atemporalidad. Cuando Un Curso de Milagros proclamó que "¡Dios ES!" y tejió su enseñanza básica en torno a ello, fue muy mal interpretado. En un universo infinito no hay metas o propósitos, salvo sí mismo.

Burt Harding, 20 de Enero de 2011