Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Confrontación - la mentira suicida

Artículos - Douglas Harding (1970)

Confrontación - La Mentira Suicida

De un folleto producido por Douglas Harding en 1970
Douglas Harding

La mentira es que eres lo que pareces. Que tu realidad de ti mismo ahí se parece a tu aparición para nosotros aquí. Que justo donde tú estás es algo (alguna-cosa) cerrado para nosotros y para todo lo demás de fuera, en lugar de nada (no-cosa) que lo abarca todo.

De nuestro lado, podemos comprobar que tú eres nada (no-cosa) si nos vamos acercando gradualmente hacia ti con una cámara, equipada con lentes cada vez más potentes (como un microscopio). Nuestras fotografías mostrarán que tú desapareces finalmente en el Espacio.

De tu lado, ponte delante de alguien que esté contigo (tu cara en el espejo servirá) y comprueba que tú eres Espacio para la persona o imagen frente a ti. Examina la evidencia ahora, como si fuera la primera vez. Observa cómo la configuración dada es de cara a no-cara, dos pequeños ojos a un inmenso "Ojo", formas y colores a no-color-forma, opacidad a transparencia, sonido a silencio, movimiento a quietud, lucha a paz, contenido a contenedor ... Siempre asimetría, no-confrontación — para la primera persona del singular del tiempo presente.

Cualquier animal o niño pequeño —no importa lo combativo que sea— vive de esta manera, inconscientemente, desde su Espacio, su no-coseidad.

Sólo el Hombre se las ingenia para cosificarse a sí mismo, para bloquear su Espacio con un Esto opuesto a cualquier Aquello. La confrontación es su juego, un golpe de genialidad imaginativa de un millón de años de antigüedad a la que debe su supervivencia, su éxito asombroso, todo lo que aprecia tanto ...

Y todo lo que ahora le aterra. Porque, al igual que otras falacias, la Confrontación finalmente nos decepciona — en el curso de nuestra vida como individuos y como naciones, y ahora como especie. Ha llegado a ser contraproducente. Su valor de supervivencia se está convirtiendo en valor de extinción. Ignorante de la causa de nuestro sufrimiento, de nuestro error básico y su corrección básica, la desesperación.

La suma humana puede corregirse sólo volviendo de nuevo a donde se equivocó: volviendo a descubrir y vivir conscientemente desde nuestra no-coseidad — desde el Espacio que (como un espejo) permanece inmaculado por todo lo que contiene (o se refleja) en él, sin embargo es uno con todo. Unas pocas personas extraordinarias —veedores, seguidores de diferentes religiones o de ninguna— han estado haciendo precisamente esto durante los últimos 5.000 años. Y ahora por fin, mientras la verdad se des-mitifica y se hace obvia , está disponible para nosotros, la gente común y corriente, en número suficiente y con el tiempo (confiamos) alcance a nuestros líderes antes de que la Confrontación imaginada termine en Omnicidio real.

Para ayudar a romper el hábito profundamente arraigado de pasar por alto nuestro Espacio —que es nuestro terreno común— compartamos su visión, y participemos activamente en el segundo (y más realista) golpe de genialidad de la Humanidad, su nueva y más desafiante aventura evolutiva.

Si una mentira ha podido lograr tales maravillas, ¿qué no podrá hacer la verdad?