Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Cara a No-Cara

Artículos - Richard Lang

Cara a No-Cara

por Richard Lang
Estas sugerencias y las siguientes reflexiones, son una breve exploración de la naturaleza de las relaciones y el amor.
Richard Lang

Esta es mi experiencia. Vea si usted encuentra algo similar.

Ser capacidad para los demás

Cuando miro a una amiga, sólo veo una cabeza ― la suya. Veo ahí su cara, y aquí mi no-cara; ahí veo sus dos ojos, y aquí mi ojo único; ahí veo el color de sus mejillas, y aquí mi espacio incoloro; ahí veo movimiento cuando sonríe, aquí quietud. Debido a que aquí yo estoy vacío de forma, vacío de color y movimiento, vacío de solidez ―vacío de todo― la llevo adentro, la acojo, me convierto en ella. Desaparezco aquí completamente, aparezco ahí como ella.

Mirando su cara, mi mirada se desplaza de sus ojos a la frente, luego a la mejilla y la boca, y luego hasta el pelo. Cuanto más miro, más veo de ella. Parece como si pudiera mirarla siempre y todavía descubriera nuevas cosas sobre ella. ¿Podré alguna vez ver realmente su cara, alguna vez conocerla realmente por completo? No lo creo.

Pero ¿qué pasa con mi no-cara, mi ser? Es todo lo contrario. Viendo el espacio aquí, lo veo todo, todo a la vez. No puedo echar un vistazo a una parte de mi ser y luego pasar a otra ― no está hecho de partes. Yo soy uno e indivisible.

No hay distancia

No hay distancia entre mi ser y la persona delante de mí. Ella se presenta aquí en esta conciencia espaciosa. Al no tener cara aquí, no encuentro ninguna superficie que nos diferencie, o la excluya, o la rechace. Hay distancia entre dos caras, pero ¿cómo puede haber distancia entre su cara y esta nada (no-cosa)? No hay ningún lugar para poder medir, nada aquí que pueda localizar o aplicar mi cinta métrica. Ella no está ni siquiera a una fracción de milímetro de distancia. ¡Qué íntimo es esto!

Sensación y mente

Sí, yo experimento muchas sensaciones, pensamientos y sentimientos, pero ellos no componen aquí una cabeza ― una pequeña "cosa" sólida dentro de la cual estoy viviendo. Soy incontenible, amplio y luminoso, y mis pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales están libres en este amplio espacio. Mi amiga también está presente en este espacio. No viviendo aquí dentro de una caja, soy capacidad para mi mente, mi cuerpo, la persona delante de mí, todo.

Una conciencia

Mi conciencia no tiene límites. No está dentro de mi cabeza. Mi cabeza ―lo que experimento de ella― ¡está dentro de la conciencia!

¿Qué pasa con la conciencia de esa persona? ¿Está su conciencia separada de la mía, es diferente de la mía? ¿Dónde está? ¿Detrás de sus ojos, dentro de su cabeza?

Nunca voy a encontrar su conciencia si miro dentro de sus ojos. Todo lo que veo son formas y colores, que aparecen en mi conciencia. Por más sensitivo que pueda estar hacia ella, abierto a lo profundo de ella, únicamente experimento su apariencia ― y su descripción de su experiencia. ¿Está entonces su ser más profundo cerrado para mí?

No, no lo está, porque su conciencia no se esconde detrás de sus ojos, detrás de su cara, sino que se muestra en este lado de sus ojos y cara. La conciencia no está en la cabeza de nadie. Es incontenible. Todas las cosas están en su interior. No está dividida en cada criatura ni se hereda una porción de ella. Es única e indivisible ― auto-evidente. Cuando la ves, la ves por completo ― eres ella por completo. Encuentro la conciencia de mi amiga donde yo estoy, de este lado de su cara, porque mi conciencia y su conciencia son una y la misma. Mi conciencia no está separada de ella ― está totalmente abierta a ella, no hay una línea divisoria.

(Si le pregunto a ella si su conciencia está contenida dentro de algo, ella me dice que no. Su descripción se corresponde con mi experiencia de la conciencia.)

Una conciencia, dos personas

Sin embargo, yo no veo su visión del mundo, no experimento sus pensamientos y sentimientos, no siento la sensación cuando toca su frente. Mirando hacia abajo veo su cuerpo, separado del mío. Aunque aquí sólo hay un único ojo, una sola conciencia, esta conciencia aquí abarca a los dos.

Y cuando le pregunto, descubro que lo mismo es cierto para ella, excepto que ella es espacio para nosotros dos desde su punto de vista. Dos puntos de vista desde una única conciencia.

El ojo único
El Ojo Único

No pretendo entender cómo es que el Uno es también los Muchos, cómo puede llegar a haber un sinnúmero de puntos de vista a partir de este Ojo único. Pero no entiendo muchas cosas con las que me relaciono en la vida y que son, de hecho, la fuente de profunda alegría. ¿Cómo es que el ser se evoca a Sí mismo del no-ser, de menos que nada? Nadie lo sabe. ¡Pero aquí YO SOY! Además de eso, se divide en Muchos, mientras que permanece Uno. ¡Gracias a Dios! ¿Te imaginas lo aburrido y solitario que sería si hubiera sólo Uno, siempre y para siempre?

Estar despierto a Quién realmente soy, veo que otras personas son a la vez yo y no-yo. El Uno que yo soy tiene espacio para los Muchos. Hay un sinnúmero de personas, cada una de las cuales es completamente única e independiente, sin embargo, cada una en el centro es el Espíritu Uno, entero y completo.

¿Te puedes imaginar una mejor y más hermosa combinación?

Un rey disfrazado

Cuando despierto a lo que son realmente las cosas no dejo de pronto de identificarme con mi apariencia. Simplemente soy consciente de que mi cara no está aquí, sino ahí fuera en los demás y en el espejo. Pero sigue siendo mi cara. Aunque soy capacidad para cada cara que encuentro, reconociendo que todas las caras son mías, la cara que veo en el espejo es especial para mí. Es la única por la que todo el mundo me reconoce, la única por la que me reconozco a mí mismo como persona, la que necesito para vivir en este mundo.

Es como si yo estuviera disfrazado, como un rey vestido como un ciudadano común para que pueda vivir sin ser detectado en mi reino. Yo sé quién soy en realidad, disfruto de mi estado real, tengo todos mis poderes ―muevo montañas y evoco cosas de la nada sin esfuerzo― sin embargo, mantengo todo esto escondido de los demás. Sólo ven mi humanidad, no mi divinidad. Que es justo lo que quiero. (¡Si la gente pudiera verme mover montañas, la atención de los paparazzi sería abrumadora!)

Así que, aunque parezco exteriormente como un ciudadano común, por dentro soy el Uno, que por supuesto significa que yo soy capacidad para todo el mundo que me rodea, a pesar de que ellos no lo ven. Por lo tanto soy consciente de encontrarme a mí mismo en los demás todo el tiempo ― los otros que también son el Uno disfrazado.

A veces me encuentro con personas que también son conscientes de que son el Uno disfrazado. ¡Qué alegría compartir este secreto!

Amor

¿Qué diferencia hay en estar cara a no-cara en la manera como vivo mi vida, en la manera como me relaciono con los demás?

Ya no son los demás solamente "otro", ellos son también yo mismo. En la medida en que me tomo en serio este hecho afectará a la manera en que me relaciono con los "otros". Ya no puedo pretender que en el fondo estoy separado de ti. Indefenso, abierto, vacío, mi ser te recibe y te acoge.

Esta unidad interior, esta acogida interior, es la base del amor. Vacío, yo te abrazo. Te llevo directamente dentro del corazón de mi ser, me convierto en ti ― desde mi punto de vista. Tu ser surge en mi ser, que fluye de la fuente creativa dentro de mí. Tú naces y mueres de nuevo en el fundamento del ser que yo soy. Vives tu vida dentro de mi ser. En lo más profundo soy responsable de ti. Al mismo tiempo, no ejerzo ningún poder sobre ti, porque la nada (no-cosa) no tiene ninguna manera de controlarte. Aunque puedas sentirte limitado por muchas cosas, no estás limitado por ser.

Esta unidad interior, asumiendo la responsabilidad absoluta y dando libertad absoluta, esta acogida incondicional, es amor. El amor es ser. Siempre está presente, estable, fiable. Es el fundamento en el que las expresiones de amor, y de hecho todas las expresiones, brotan, y el fundamento en el que mueren de nuevo. Durante los momentos en los que no experimentas amor hacia el exterior, este amor interno aún está presente. En los momentos en los que estás separado de un ser querido, el amor que es a la vez tu ser y el suyo no está ni a un pelo de distancia de ti. Incluso la muerte de un ser querido no te separa de su ser más íntimo, ni tu muerte te separará de ellos.

El amor es lo que eres, eternamente. Es tu ser intemporal. Sé consciente de este amor. Descansa en este amor. Actúa desde este amor ― o déjalo actuar a través de ti. Depende de este amor. No te defraudará.

¿Es eso una garantía? ¿Cómo puedes saber que el amor no te defraudará? Bueno, el amor sin lugar a duda nunca te abandonará. No hay ningún lugar adonde pueda ir. Pero ¿cuidará de ti? ¡Sólo hay una manera de averiguarlo!

Límites y no límites

Pero ¿qué pasa si la persona frente a ti es alguien que no te gusta o quiere atacarte? ¿Todavía la acojo? ¿Todavía la "amo"?

Mi Unidad con otra persona está en lo más profundo de mi Ser. Esta unidad no está nunca amenazada por lo que ocurra en la superficie. Si alguien se comporta mal conmigo, todavía estoy cara a No-cara con esa persona, todavía soy Capacidad para ella. Mi Conciencia es la suya también. Esta es la verdad. Pero como adulto consciente de mí mismo también soy consciente de la limitación entre mi cuerpo y el suyo, consciente de la diferencia entre mi vida y la suya. La Unidad y la diferencia co-existen. Así que no tengo que estar de acuerdo con lo que otros hacen o dicen, sólo porque yo soy ellos en lo más profundo, y puedo actuar y tomar medidas para defenderme o defender a aquellos que me rodean si es necesario. Cuando veo realmente Quién soy, no regreso de pronto a la falta de auto-conciencia de un bebé, a una ignorancia de los límites y de la identidad individual. Tampoco me convierto necesariamente en una especie de santo que, totalmente desapegado de deseos, preferencias, incluso de la vida, me dejara alegremente dar una paliza. Soy una persona y puedo defenderme, puedo expresar mi propia voz ― espero.

Y, sin embargo, cuando alguien se comporta mal conmigo ―y me defiendo― sigue siendo cierto que en el Fondo de mi Ser yo soy Capacidad para esa persona. Atender y confiar en este Fondo, consciente de mi Unidad con esa persona, pero consciente de la necesidad de cuidar de mí mismo, ¿qué haré? No lo sabré hasta que surja la situación. Estar Despierto no introduce más reglas de conducta. Te despierta a un lugar sabio y amoroso dentro de ti al que puedes acudir. Consciente de la Fuente, averiguas lo que hacer. La experiencia de cada persona será diferente.

Citas

Cara a no-cara

Cuando estás cara a cara con alguien, una persona, alguien que amas ―comienza con alguien que amas― ¡qué alegría es ver que no estás cara a cara con ella. ¿Cómo puede ser? Ponte frente a alguien, incluso alguien que no amas mucho, y ve lo imposible que sería tener tu cara y esa cara en la misma imagen visual. Tienes que tener una o la otra. Tu propia cara en el espejo o la otra. El asunto del cara a cara es la mentira más grande que jamás se haya contado y es universal. Te digo, Párate. Ponte en frente de alguien y ve que no puedes estar cara a cara con él o ella. Utilizamos (el experimento de) la bolsa de papel para dejar esto claro. No necesitas la maldita bolsa de papel. Simplemente ponte frente a una cara y ve que la tienes porque estás vacío para ella.