Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Verdad Amor Belleza

Libros - Francis Lucille

verdad amor belleza

Verdad Amor Belleza

Detalles del libro:

Título: VERDAD AMOR BELLEZA
Título original: Truth Love Beauty
Autor: Francis Lucille
Longitud de impresión: 178
Editorial: Versión Kindle
Año de edición: 2013
ASIN: B00AQ6Z1J8

Prefacio:

Cada capítulo de este libro contiene una conversación con Francis Lucille que tuvo lugar en un día concreto. Los primeros ocho capítulos son conversaciones mantenidas durante un retiro residencial en un ambiente rural cerca de Otawa, Canadá, en octubre del 2002. Los dos últimos son conversaciones que tuvieron lugar durante dos reuniones abiertas en Londres, Inglaterra, en mayo de 2002.

El libro ha sido compilado por Warwick Wakefield y traducido al español por Carmen Areitio con la colaboración de Pedro Brañas.

¿Qué es la consciencia?

La consciencia es aquello que está oyendo estas palabras ahora mismo. Es lo que percibe y en lo que aparece el mundo, el cuerpo y la mente. Clasificamos estos fenómenos u objetos en tres categorías.

Cuando oímos un sonido o vemos y tocamos un objeto sólido con nuestros sentidos, situamos estas percepciones sensoriales externas en la categoría que llamamos "el mundo".

Cuando tenemos una sensación interna de nuestro cuerpo, estas percepciones corporales se incluyen en la categoría que llamamos "el cuerpo”.

Cuando surgen pensamientos, éstos corresponden a la categoría que llamamos "la mente". Yo nunca uso la palabra "mente" en el sentido de algo que percibe. La uso para indicar simplemente una categoría de la totalidad de nuestra experiencia perceptiva. Sin embargo, de vez en cuando uso la palabra "mente" para indicar la totalidad de estas tres categorías de experiencia —cuerpo/mente/mundo. En cada caso tendréis que deducir del contexto en qué sentido las he usado.

El cuerpo/mente/mundo cambia constantemente: un pensamiento es reemplazado por una sensación corporal, que a su vez es reemplazado por una percepción sensorial, y así sucesivamente. En los espacios vacíos entre ellas, en los intervalos, algo perdura, algo que siempre está presente. Tenemos un sentido profundo de esta presencia. Cuando nos referimos a su existencia interna le llamamos "consciencia" y cuando nos referimos a su existencia externa le llamamos "realidad", pero en ambos casos nos referimos a aquello que está siempre presente. De hecho la consciencia y la realidad son una y la misma cosa.

Aclarémoslo. Tenemos que entender que nosotros somos parte de la realidad y que no hay separación. Por lo tanto nuestra experiencia más interior, que es la consciencia, debe ser la experiencia de la realidad. Es, como si dijéramos, la experiencia de la realidad de la realidad. Este mundo se sitúa en el exterior del cuerpo y es también parte de la realidad. Considera en primer lugar la esencia de este mundo exterior —su núcleo o sustrato. Después considera nuestra existencia como un cuerpo-mente, como un objeto, que también está dotado de realidad porque nosotros, como consciencia, somos reales. Estas no son dos realidades, son dos aspectos de la misma realidad. Se podría decir que vivimos simultáneamente en dos dimensiones, la consciencia y el mundo; y es posible experimentar simultáneamente los dos aspectos de Dios —el corazón de Dios que es la consciencia y el cuerpo de Dios que es el universo.

Extracto del primer capítulo de Verdad Amor Belleza

Comentario: "Verdad Amor Belleza"

Verdad Amor Belleza es una compilación de conversaciones con Francis Lucille llevadas a cabo por Warwick Wakefield. Consta de diez capítulos; los ocho primeros recogen las conversaciones mantenidas en un retiro cerca de Otawa, Canadá, en octubre de 2002 y los dos últimos corresponden a dos reuniones abiertas en Londes en mayo de 2002.

Nuevamente nos encontramos con una perfecta traducción al castellano por Carmen Areitio con la colaboración de Pedro Brañas.

Esta recopilación de preguntas y respuestas es más reducida que "El perfume del silencio", se podría decir que es una suerte de síntesis de toda la enseñanza. El primer capítulo comienza con la definición clásica de la consciencia ofrecida por Lucille y su separación, en términos pedagógicos, de lo que constituye la mente o conjunto total de todas las percepciones humanas.

Hay capítulos muy sugerentes como "Jugando al tenis con Dios" donde se nos ofrece una metáfora a la hora de aplicar la enseñanza a los asuntos prácticos de la vida cotidiana. "La ecuación fundamental" es un capítulo en donde Francis explica con un lenguaje moderno y asequible ese principio fundamental del Vedanta en que Atman es igual a Brahman. "La ley de la sorpresa" gira en torno al no-saber y a permanecer sin ninguna intención. En el último capítulo "Vedad, Amor, Belleza y Felicidad" se conversa sobre el arte, el arte verdadero, el que apunta a la Presencia.

De todos modos en cada uno de los diez capítulos se tocan temas diversos y, como de costumbre, las respuestas de Francis intentan mantenerse al nivel de la pregunta y, al mismo tiempo, elevarla hacia la verdad esencial.

En nuestra opinión esta recopilación "Verdad Amor Belleza" podría considerarse como el libro más recomendable para empezar a sentar los principios de la enseñanza de Francis y, al mismo tiempo, ver como puede abarcar cualquier aspecto de la vida cotidiana desde los más complejos a los más triviales.

Acabamos reproduciendo frases sueltas del volumen a modo de flores diseminadas en un jardín esperando que su perfume atrape nuestro corazón.

Acepta completamente las circunstancie de tu vida. No las consideres un impedimento para descubrir la verdad. Cuanto más te enamores de la verdad, más cambiará tu vida. El amor por lo absoluto tiene un gran poder transformador.

El momento decisivo en la comprensión de la verdad es cuando el sufrimiento es finalmente vencido, dejando paso a la celebración.

Aquello que ve la realidad es la propia realidad. Lo que nos impide ver la realidad, o la unidad, es la creencia de que somos una entidad separada.

Nuestro verdadero don al mundo es ser una fuente de amor y claridad, y reconocer que para ser esa fuente uno ha de conocerse a sí mismo íntimamente.

La belleza está conectada con el amor. Diría que la belleza es lo exterior del amor, y el amor es lo interior de la belleza. Cuando deja de haber una separación entre el cuerpo y el mundo, lo que solía ser externo es belleza, y lo que solía ser interno es amor"

Recensión por José Manuel Lagunas
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter