Ruta de Sección: Inicio > Libros > Artículo

Libros - D. T. Suzuki

¿Qué es el Zen?

¿Qué es el Zen?

Descripción:

Probablemente el autor contemporáneo más respetado e influyente en el ámbito del budismo, el japonés Daisetz Teitaro Suzuki (1870-1965), fue el auténtico introductor del Zen en Occidente durante el siglo XX. Este volumen presenta los escritos de su última época, considerada como la más aguda e interesante, pues en ella Suzuki se dirige a un público ya familiarizado con el Zen y sus distintas manifestaciones.

¿Qué es el Zen? está destinado a convertirse en un libro imprescindible, tanto para quienes se acercan al Zen como para quienes ya creen conocerlo, una verdadera “guía de acceso” al pensamiento de D. T. Suzuki y a la sabiduría del Mahayana oriental. Acompaña-do de un glosario de términos sánscritos, chinos y japoneses y una tabla cronológica del desarrollo del budismo, este pequeño volumen es uno de los libros más completos y profundos aparecidos en castellano sobre la esencia misma del budismo Zen.

D. T. Suzuki
D.T. Suzuki

Ha dedicado la mayor parte de su vida a transmitir a occidente la sabiduria zen. Fundador de “The Eastern Buddhist”, ha sido uno de los pilares que prepararon el terreno para que otros maestros del Chan y el Zen pudieran darse a conocer posteriormente. Entre sus libros más importantes figuran Introducción al Budismo Zen, El Ámbito del Zen y Budismo Zen. Los dos últimos han sido publicados por Kairós.

Más información

Detalles del libro:
Título: ¿Qué es el Zen?
Título Original: What Is Zen?
Autor: D. T. Suzuki
Traducción de: Carlos Vergara
Editorial: Losada
Año de edición: Octubre 2012
Nº de páginas: 235
Encuadernación: Rústica
Formato: 12 x 19
ISBN: 978-9500399203

El Zen es, en esencia, el arte de mirar dentro de nuestra propia naturaleza, y señala el camino que nos lleva de la esclavitud a la libertad total. Haciéndonos beber directamente de la fuente, de la raíz de la vida, el Zen busca liberar todas las energías que se hallan naturalmente almacenadas en cada uno de nosotros, y que, en circunstancias ordinarias, suelen hallarse atrofiadas o distorsionadas al no encontrar una salida adecuada para ejercer su actividad.

Este cuerpo nuestro es semejante a una batería eléctrica en la cual yace latente una misteriosa capacidad o energía. Si no se hace uso de esa energía-capacidad de una manera apropiada, esta, o bien se debilita, se marchita y se apaga, o bien se tuerce, se deforma y se manifiesta de modo anormal. Así, el propósito del Zen es el de salvarnos de la perspectiva de acabar incapacitados o mentalmente perturbados.

Cuando digo “libertad total” me refiero a lo siguiente: dar libertad absoluta a todos los impulsos creativos y benévolos que de modo inherente y natural se hallan en nuestro corazón. Por lo general, estamos ciegos ante el hecho básico de que ya nos hallamos en posesión de todas las facultades necesarias para sentirnos felices, satisfechos, y llenos de amor hacia todo los que nos rodea. Las numerosas angustias y preocupaciones que observamos a nuestro alrededor provienen todas de ignorar este hecho básico. El Zen busca que abramos el ojo de nuestra mente a una nueva región, hasta ahora insospechada e inimaginada, una dimensión de la cual hemos estado ausentes debido exclusivamente a nuestra propia ignorancia.

Cuando las nubes de la ignorancia desaparecen, la extensión infinita del cielo puro se hace manifiesta, y ahí vemos por primera vez dentro de nuestra propia naturaleza: al igual que si despertásemos de un sueño, ahora experimentamos por fin la realidad tal cual es. En ese momento, descubrimos el significado o sentido de la existencia; ya no consiste más en afanarse ni esforzarse ciegamente, ni en efectuar demostraciones de fuerza. Ahora, aunque desconozcamos cuál pueda ser el propósito último de nuestra vida, encontramos algo en ella que nos hace sentir tremendamente afortunados de estar viviéndola, y así disfrutamos tranquilamente de toda su evolución y desarrollo, sin sumirnos en dudas pesimistas ni entretenernos en realizar preguntas absurdas.

D. T. SUZUKI
"Zen Buddhism as Purifier and Liberator of Life",
The Eastern Buddhist, I, i.