Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Pequeño libro de la vida y de la muerte

Libros - Douglas Harding

pequeño libro de la vida y de la muerte

Pequeño libro de la vida y de la muerte

Detalles del libro:

Título: PEQUEÑO LIBRO DE LA VIDA Y DE LA MUERTE
Título Original: The little book of life and death
Autor: Douglas Harding
Nº de páginas: 208
Editorial: Ediciones Obelisco
Año de edición: Primera edición: Junio 1996
ISBN: 84-7720-458-6

Descripción:

Con el presente libro se aborda el problema más arduo de la vida: qué hay al final de ésta. ¿Hay acaso una cuestión más crucial? La muerte es la otra cara de la vida, y como ésta sólo puede ser vivida a nivel individual, a nivel de Primera Persona. Para recordárnoslo, Douglas E. Harding nos propone una serie de experimentos sencillos que ha estado usando en los últimos treinta años. Harding concluye con el Dhammapada: "La vigilancia es la senda de la inmortalidad, la inatención la senda hacia la muerte, pero el desatento está ya como los muertos".

Prefacio por Ram Dass

El pequeño libro de la Vida y de la Muerte es una delicia. En él escucho un eco de la risa cósmica. Habla con un humor y simplicidad que iguala a la tarea que se ha encomendado de hacer frente a los fantasmas conceptuales de la mortalidad y de exponer la falacia de la muerte. Estoy sorprendido de que un libro tan pequeño pueda diezmar completamente creencias arraigadas en materias que van desde el nacimiento a la vejez y el más allá, y hacerlo tan desenfadadamente e incluso tan gozosamente. Ésta es la marca de la verdadera comprensión que brota de la vacuidad.

Siguiendo en la Tradición del Buddha que nos prevenía de no tomar la palabra de otro sobre la verdad de la existencia, sino que antes bien la experimentáramos por nosotros mismos, Douglas E. Harding propone un número de provocativos experimentos para sí mismo y para nosotros, los cuales, uno por uno, derriban nuestras preconcepciones sobre nosotros mismos. Con la misma sostenida firmeza que un Ramana Maharshi, nos conduce profundamente dentro de la región no personal de «Neti, Neti» (ni esto, ni eso) hasta que alcanzamos el punto donde nosotros somos ... todo. El viaje nos lleva a través de la ciencia Occidental (Experiencia de Muerte Próxima y quarks) y las tradiciones místicas de Oriente y Occidente. Una y otra vez Douglas E. Harding rechaza las suaves ascensiones reflejadas en doctrinas, tales como la reencarnación y el Karma, en favor del paso de la vía Zen que no tiene ningún trazado.

Douglas E. Harding, como mi propio gurú, Neem Karoli Baba, está en la tradición de los «pícaros espirituales». El hecho de que su cuerpo tenga 79 años de edad, sugiere, te impele con un sentido de urgencia que, en la incertidumbre de nuestros tiempos, es sorprendente. Pues él entiende que si no se zafa a sí mismo de ser alguien, antes de que muera, en las palabras de Rumi: «acabará con un alojamiento en la ciudad de la muerte». Pero yo caigo en el engaño. Él está solamente jugando con nosotros. Pues es digno del espaldarazo acordado a los grandes maestros cuando ellos son llamados «los muertos vivos». Y lo que él nos ha ofrecido es un regalo lleno de gracia. Como resultado de este regalo, yo predigo que la literatura sobre la muerte nunca más será la misma.

Comentario: "Pequeño libro de la vida y de la muerte"

Como el título del libro sugiere en este volumen sí que hay un eje, un hilo conductor que es la experiencia de la muerte o, más bien, en él D. Harding nos va a hacer cuestionar nada menos si tal experiencia puede ser posible.

En esta ocasión nos encontramos con un Prefacio de Ram Dass en el que define a D. Harding como perteneciendo a la tradición de los "pícaros espirituales" ―como a su propio gurú Neem Karoli Baba― refiriéndose sin duda a ese aspecto ingenioso, bromista, sagaz, atrevido, etc. que ya hemos comentado. Le sigue un prólogo a cargo de D. Harding que comienza así: "Solía ser la costumbre de los maestros zen en sus lechos de muerte componer un gatha ―un compendio poético de la sabiduría de una larga y dedicada vida espiritual, un comentario final sobre la vida misma y la muerte inminente―. Este ensayo es mi gatha de conclusión..." Este comienzo va a tener su brillante final al término del epílogo ―al final del libro― cuando D. Harding concluye de esta manera: "Éste es mi gatha, mi epitafio, mi lápida:" y nos muestra esa lápida que es la portada del libro en la que preside su famoso dedo apuntando a donde el ver tiene lugar.

En el transcurso de ese prólogo y epílogo ―aún queda un histriónico apéndice final― se desarrolla el libro dividido en cuatro partes de entre cinco y cuatro capítulos cada una. Los títulos de estas partes nos van a dar una idea del despliegue del tema central. Parte I: ¿Qué muere? Parte II: Probar la inmortalidad. Parte III: Acercarse a la muerte. Y parte IV: La vida después de la muerte.

Como viene siendo habitual en nuestro autor cada parte viene precedida por una serie de frases, en este caso sí, de diversas tradiciones. Y cada capítulo de esas partes por una sola frase de sabiduría. Como no podía ser de otra manera en este trabajo están expuestos creemos que todos sus ejercicios o experimentos pues, especialmente en este caso, la evidencia por experiencia es la única "cura" para tan radical mal. Asimismo hay una profusión de esos dibujitos tan característicos pues el apoyo visual también es importante en este ver tan fundamental. Nos ha llamado la atención que en este trabajo hay bastantes notas al pie, para lo que suele ser habitual en D. Harding, haciendo llamada a una gran variedad de literatura tanto, vamos a decir, sagrada como profana. Y, a pesar de la temática, el buen humor, las frases ocurrentes, y el ingenio están presentes desde la primera a la última línea. Como ejemplo de ello ese apéndice final que mencionábamos en el que D. Harding propone un "diseño para un funeral", en palabras suyas: "su espíritu, su intención general es lo que importa: la forma carece de importancia", como cabe imaginar ese funeral diseñado por D. Harding difiere bastante del habitual.

No hace falta decir que el tema tratado en el libro es algo que a todos nos atañe. El interés en su indagación, como con todo, depende de cada cual. Eso sí, como nos dice Ram Dass en el prefacio, podemos con él afirmar: "después de este libro, predigo que la literatura sobre la muerte ya nunca será la misma".

Recensión por José Manuel Lagunas
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter