Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > El Zen de Dogen

Libros - Taisen Deshimaru

el zen de dogen
enseñanzas del maestro eihei dogen

El Zen de Dogen

Descripción:

El Zen de Dogen, séptimo tomo de la recopilación de los kusen (enseñanza oral) que el Maestro Taisen Deshimaru impartiera en Occidente durante los quince años de su misión, presenta la traducción y los comentarios de ocho textos del Maestro Eihei Dogen: Fukanzazengi (Para la difusión de los principios universales del Zen); Los siete principios del Zen del Maestro Dogen, síntesis de sus enseñanzas. Tai Taiko Ho (La regla del discípulo hacia los más antiguos); Ikka Myoju (Una perla brillante); San Sho Do Ei (Cantos del pino real); Zazenshin (Consejos para una práctica justa del Zazen); Raihai Tokuzui (Asir la médula del Maestro); y Hachi Dainin Kaku (Los ocho satoris del gran hombre).

A estas ocho obras se agrega el Komyozo Zan Mai (El samadhi del granero de la gran sabiduría), del Maestro Koun Ejo, secretario y sucesor de Dogen, donde expresa la síntesis y la madurez perfecta del Zen del Maestro Dogen.

Detalles del libro:
Título: EL ZEN DE DOGEN
Subtítulo: Enseñanzas del maestro Eihei Dogen
Título Original: El zen del dogen
Autor: Taisen Deshimaru
Nº de páginas: 284
Editorial: Edicomunicación, S.A.
Año de edición: 2002
ISBN: 978-8476723715

Del Prefacio

Estos nueve textos presentan un panorama completo de la enseñanza que el Maestro Deshimaru transmitiera durante los quince años de su misión en Occidente. Quienes lo siguieron pudieron realizar la maravillosa experiencia de esta enseñanza, recibida no como una vieja historia sino como un presente que aclara, vivifica, volviendo fuertes a todos en su cotidianeidad y en su realidad. En la vida misma.

Hace dos mil quinientos años el Buda Shakyamuni hablaba ya de los tres tesoros que debemos preservar: el Buda, el dharma y la sangha. El primero no es otra cosa que zazen, volver a la condición original. El tercero es la gran familia, la comunidad santa de todos aquellos que practican. El segundo es la ley, el orden cósmico, inseparable de los otros dos pues es la enseñanza de Buda a la sangha. Y el kusen es su expresión. Dos características determinan la originalidad y la fuerza de la enseñanza zen: se trata ante todo de una enseñanza transmitida de generación en generación, de patriarca en patriarca. Cada maestro de la transmisión señaló y desarrolló tal o cual aspecto particular del dharma. Sin embargo, ya sea que leamos los primeros sutra del Buda o de Tozán, la enseñanza de Dogen o de Taisen Deshimarau, siempre se trata de la misma tradición, pura e inalterada, perfecta, como en los orígenes de los tiempos.

Pero el kusen es único por otra razón que le es específica: es una enseñanza dada durante la práctica de zazen, una transmisión de Buda a Buda, i shin den shin, para emplear el lenguaje del Zen, es decir, de mi alma a tu alma, de mi corazón a tu corazón. Radicalmente diferente de una teoría, de un dogma que podría aprenderse de memoria o disecarse con el Intelecto, el kusen no surge de la conciencia personal, ni se dirige a ella. Su raíz proviene de hishiryo y se dirige a hishiryo, la conciencia profunda, cósmica, que supera lo individual. Por ello, a menudo el Maestro Deshimaru decía que no es necesario escuchar conscientemente los kusen y menos aún tratar de comprenderlos… Se dirige directamente al inconsciente, más allá de nuestras categorías personales. Son las «semillas de sabiduría» depositadas en la conciencia alaya (depósito de la conciencia)...

La enseñanza que publicamos aquí, antes dispersa en numerosos textos publicados de manera artesanal y difundidos a un público restringido, es una joya preciosa. En efecto, desde Dogen en el siglo XIII ningún maestro zen había producido una enseñanza que fuera al mismo tiempo tan prolífica, fuerte, pura y profunda.

Quienes conocen los escritos de los grandes maestros del pasado encontrarán aquí la misma enseñanza, la misma tradición, desarrolladas con un espíritu totalmente moderno, libre y creativo. El Maestro Deshimaru se dirige a los hombres y mujeres de hoy. Basta con leer esta obra para darse cuenta hasta qué punto el mensaje del Zen es universal y cómo brinda una respuesta a la crisis que atravesamos.