Ruta de Sección: Inicio > Colaboraciones > Las tres etapas del ser humano

Colaboraciones - Raúl Gómez Belinchón

Las tres etapas del ser humano

por Raúl Gómez Belinchón
Raul Gomez

Somos lo que pensamos, somos creadores, nuestro pensamiento es la semilla que más adelante dará su fruto en el plano físico, esto es así y funciona siempre, seas consciente o inconsciente de tus pensamientos, estos crean tu realidad.

Vemos lo que creemos en nuestro interior, o lo que es lo mismo; vivimos lo que creamos en nuestro interior, si queremos cambiar nuestra realidad y vivir de otra forma, debemos cambiar nuestra forma de pensar, cambiar nuestras creencias, modificar nuestra conciencia, y se manifestará en el plano físico cambiando nuestra realidad y nuestra vida.

Esta es la naturaleza del ser humano, estamos creando continuamente, porque estamos pensando continuamente y nuestro pensamiento central, será nuestro foco de vida.

Hoy en día disponemos de mucho conocimiento a nuestro alcance, de mucha información, y aquellos que buscan respuestas se encuentran con un laberinto de conceptos, enseñanzas, religiones, normas morales y conocimientos que satisfacen a medias, o no consiguen entender y que aparecen incluso contradictorias y confusas, creando frustración y desánimo.

Conceptos como Ego, Karma, reencarnación, libre albedrío, destino, etc. , generan dudas, ¿existe la reencarnación?, ¿y el Karma?, ¿tenemos libre albedrío?, tanto los defensores del sí, como los del no, tienen argumentos sólidos y nos hacen cambiar de opinión, y no conocemos la verdad, ¿tan difícil es? .

Bueno, intentaré responder a esta cuestión en este ensayo y vosotros me diréis si al final lo he conseguido.

En mi explicación, haré referencia al texto Bhagavad Gita, que para quien no lo conozca, está incluido en los Upanishad, que son una colección de libros sagrados hindúes, este texto en concreto se cree que data del siglo VI a.c, y su título se traduce como "el canto del señor", para los hindúes es un texto divino y esclarecedor como pocos.

Para que sea fácil de entender, vamos a clasificar al ser humano en tres clases o categorías, entiéndeme bien, no hablo de etapas inferiores ni superiores, es una manera de simplificar la explicación y de intentar mejorar nuestra comprensión, aquí no hay ni buenos ni malos, ni pecadores ni santos, son fases de conciencia y aprendizaje.

Etapa 1: El Hombre Común

Es la etapa en la que están incluidos la mayoría de la humanidad, nos identificamos con nuestro Ego, somos él, nos tomaos muy en serio todo lo que nos ocurre, nos afecta en primera persona, nuestras preocupaciones son nuestro mayor problema: el trabajo, la familia, el amor, nuestras amistades, el dinero; intentamos que todo nos vaya bien y que funcione, tomamos las decisiones más adecuadas para reconducir aquello que nos preocupa y sufrimos ante las adversidades y contratiempos, nos enfocamos en el futuro y el pasado, y vivimos así día a día.

En definitiva, creo que todos sabemos de lo que hablo, pero en esta etapa hay varias afirmaciones que quiero aclarar contigo:

  1. Contrariamente a lo que pueda parecer obvio, en esta etapa no disponemos de libre albedrío, todas nuestras decisiones son condicionadas, bien por nuestro entorno, por reglas morales, por consejos de otros, por mil causas.
    Somos una veleta movida por el viento, o un madero llevado por la corriente, y sé que esto no te gusta oírlo, pero me he comprometido a responderte y es lo que hago.
  2. Nuestro destino, está marcado, ya que no decidimos nada, la vida nos lleva en su corriente y seremos aquello para lo que hemos nacido, esta afirmación está ligada a la anterior, si la primera se cumple, esta segunda es más obvia. Como sé que aún no te he convencido de la primera, te diré que tú, si crees que tienes poder de decisión, sin embargo esto no es cierto, por la sencilla razón de que tus pensamientos no son conscientes, son espontáneos y tu subconsciente es el que marca tu destino, piensa en esto.
  3. Creamos karma continuamente, tanto bueno como malo, la ley de acción y reacción actúa a máximo rendimiento, estamos dentro y nos involucramos con los acontecimientos de nuestra vida y pensamos que sí tomamos nuestras decisiones por lo tanto generan efectos.
  4. Existe la reencarnación, este Ego, se reencarnará nuevamente en un nuevo cuerpo físico donde tendrá nuevas experiencias y vivencias que lo irán moldeando, según el guión divino.

En la filosofía "Advaita", se hace referencia a la vida como si fuera una película, podríamos decir, siguiendo esta línea, que esta etapa corresponde al actor principal, al protagonista del film, de esta forma nos quedarán más claras las ideas presentadas anteriormente.

Según el "gita", a esta etapa se les llama Asúricos, y cito textualmente: son acéfalos, porque no han desarrollado la percepción de lo divino. Aunque las personalidades asúricas se comportan como inteligentes, no lo son en rigor a fines de realización, porque no tienen el conocimiento "buddhi" desarrollado.

Etapa 2: Iniciados

En esta etapa, el individuo adquiere conocimiento y comprensión, antiguamente eran las escuelas iniciáticas las que lo impartían, y tenían mucho cuidado al seleccionar a sus candidatos, ya que sabían lo que suponía darlo a quien no lo mereciera: enseñaban control mental, fuerza de voluntad, visualización..etc. Lo que se conocía como Magia, alquimia, brujería etc.

  1. Existe el libre albedrío, porque elijes lo que quieres y sabes cómo conseguirlo, eres consciente de las leyes que rigen la vida y las utilizas para tus propósitos.
  2. Eres dueño de tu destino, eres el capitán de tu barco, conoces los medios para conseguir tus deseos y los pones en práctica, forjas tu vida conscientemente.
  3. Generas karma, pero controlas sus efectos, puedes transmutarlos y evitarlo, todo acto es consciente.
  4. En esta etapa existe la reencarnación, sigue habiendo Ego, existen deseos, pero estos van siendo más conscientes y no lucrativos.

En la película se identifican con el Director, se marcan objetivos, metas y actúan conforme a las leyes para conseguirlos, usando su voluntad y pensamiento.

En el Guita, se les llama dévicos: son, en sus primeros pasos duales, porque perciben a la vez, como dos realidades: la diversidad prakrítica, perecedera y la unidad de los infinitos purushas imperecederos.

Etapa 3: Iluminados

A esta etapa acceden "los elegidos", han transcendido el juego, lo conocen, saben cómo se juega, pero ya no les interesa, han bebido hasta la última gota de la copa, y no hay más sed. No hay ego, sólo presencia, ni ánimo de fruto, sabes que eres, sin duda, y no hay nada más.

  1. No hay libre albedrío, porque no hay nadie aquí, es todo manifestación del creador, no hay dos, ni uno ni otro, todo es uno.
  2. No hay destino, no hay nadie que le ocurra nada, todo está bien, las cosas suceden, soy el que ve, presencia viva.
  3. No hay karma, no hay nadie que haga o deje de hacer tal o cual cosa, las cosas que suceden son por la inercia del impulso original, y el karma manifestado, es el poco que queda aún acumulado de otras vidas.
  4. No hay reencarnación, no hay deseo, ni ego, sólo unión con el todo.

El personaje de la película, está fuera, es el espectador, no se involucra y sabe que lo que ve, no le afecta, es una secuencia de imágenes, ajeno al desenlace.

El Gita, los llama brahmistitha, al que ha alcanzado el estado de brahman y mora en brahman, en plenitud, siempre, cualquiera que sea la forma de plenitud en la que vive y es, y nunca se identifica con otra cosa que no sea Brahman.

Recuerda que ves lo que crees, espero haberte ayudado.

© Raúl Gómez Belinchón, 9 de junio de 2016
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Colaboraciones  | Ensayos  | Entrevistas  | Charlas  | Diálogos RSSFacebookTwitter