Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > La vida como juego

Libros - Alan Watts

la vida como juego

La vida como juego

Detalles del libro:

Título: LA VIDA COMO JUEGO
Título Original: Play to live
Autor: Alan Watts
Nº de páginas: 94
Editorial: Kairós
Año de edición: Cuarta: Septeimbre 2011
ISBN: 978-84-7245-321-0

Descripción:

La figura y la enseñanza de Alan Watts se van agigantando a medida que transcurre el tiempo. Sus libros, traducidos a todos los idiomas, son a la vez profundos, amenos, incitantes, iluminadores.

La vida como juego ofrece una nueva perspectiva para los temas perennes de la vida, la muerte, la existencia, la meditación, la eternidad, la divina locura, etc.

Editado por Mark Watts, hijo de Alan, La vida como juego es un compendio de las últimas enseñanzas del maestro. Procedente de unas charlas orales, el libro posee un inimitable frescor, una vivacidad y un poder de provocación que han sido fielmente respetados en el texto.

Extracto

Alguien sugirió en una ocasión que el pensamiento es una forma de ocultar la verdad. A pesar del hecho de que es una facultad extraordinariamente útil, existe un asombroso número de ejemplos que muestran cómo la humanidad puede llegar a ser embaucada por el pensamiento. Tomemos por ejemplo la utilización del oro como dinero. La confusión entre el dinero, en cualquiera de sus formas, con la riqueza, es uno de los mayores problemas que sufre la civilización.

En nuestro mundo actual, en el que no existe ninguna razón técnica para que exista la pobreza, la razón verdadera por la que existe es que la gente continúa preguntándose "¿De dónde vamos a sacar el dinero?". No se dan cuenta de que el dinero no sale de ninguna parte y nunca lo hizo; excepto, claro está, si pensamos en que era oro. Si se aumenta el suministro de oro, y se utiliza para financiar todo el comercio mundial, la prosperidad dependería de encontrar nuevos procesos a través de los que aumentar en grandes cantidades los cultivos de alimentos, o en obtener elementos nutrientes del mar, o incluso en conseguir agua de la energía solar. En lugar de ello, todo depende de descubrir una nueva mina de oro, y así podemos apreciar lo insubstancial del actual estado de cosas. El oro es un metal en verdad muy útil, sobre todo en odontología, joyería, y tal vez para cubrir la cúpula de la capital en Washington. Sin embargo, en el momento en que se utiliza como dinero y se almacena de cámaras acorazadas en forma de lingotes, se convierte en algo totalmente inútil, en una falsa seguridad a la que la gente se aferra como a un ídolo. Se convierte así en una especie de culto a algún dios paternal con barbas que vive por encima de las nubes. Y todas esas creencias distraen nuestra atención de la realidad.

 

¿A qué nos referimos cuando utilizamos las palabras "realidad física", como distinta de abstracción? Filosóficamente es algo que crea polémica. Si yo dijese que la realidad última en la que vivimos es el mundo físico, mucha gente supondría que soy un materialista y nada espiritual, ya que pienso demasiado en la identificación del hombre con el cuerpo. Si ojeasen cualquier libro sobre yoga o filosofía hindú puede que encontrasen una declaración utilizada para empezar la práctica de la meditación y que dice: "Yo no soy el cuerpo, no soy mis emociones, no soy mis pensamientos. Soy el testigo que lo observa todo, y nada de ello es la realidad".

Si entonces yo dijera que el mundo físico es la realidad básica, daría la impresión de estar contradiciendo lo que dicen esos textos hindúes. Sin embargo, todo ello depende de a qué nos referimos cuando hablamos del "mundo físico". ¿Qué es? En primer lugar, debe señalarse que la idea del mundo material a su manera es también un símbolo. Por analogía con el arte cerámico, bastante gente cree que el mundo físico cuenta con varias formas. Pero nadie ha sido capaz de señalar con el dedo nada material; es decir, si por mundo "material" quieren decir algún tipo de material básico del que está hecho el mundo. Han sido capaces de descubrir varias formas, varios modelos, pero no la substancia. Ni siquiera puede pensarse en cómo describirían substancia empleando otro término que no fuese forma. Siempre que un físico habla sobre la naturaleza del mundo, describe una forma como un proceso que puede formularse en una ecuación matemática.

( Extractos del Primer Capitulo )

Selección de textos:

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter